Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A dos años de la partida de Néstor.

escrita el 30 de octubre de 2010.

Murió Néstor Carlos Kirchner. Demasiado joven para nuestro gusto. Arriesgando con su salud hasta el límite corporal expresado el miércoles 27 pasado. Su ausencia abre el famoso compás de espera en la Argentina.De Santa Cruz y militante justicialista, Seguramente conmovido porque lo que significaba la Resistencia Peronista y la posibilidad de concretar el mejor país posible de la mano de ese anciano que siempre pateó para el mismo lado y algunos creyeron que cambió de frentes de grande. No le conocían, por eso la decepción: por eso el ’76.

Fue un prototipo de los caudillos peronistas, pragmático y populista, tal vez el más cercano a Perón de todos ellos: Manejar y distribuir la caja, eternizándose en el poder. Puede darse un lujo que pocos de sus antecesores: Él estuvo con Perón, Cámpora, Menem y Duhalde como quien se ajusta a los días que corren. Si como joven dirigente de una provincia olvidada (si lo sabrá Yrigoyen, responsable político e histórico de las matanzas de la Patagonia que nunca le empañó su carrera el nombre del tte. coronel Varela) podía salir en fotos con el gobernador interventor militar santacruceño en tiempos de Malvinas, de grande podía hacerse bien el sordo (cuando físicamente era bisco) y olvidar que en sus veinte años iniciales de democracia no hizo para recordar los DD.HH. como haría, con justeza decirlo, y embanderarse de las mismas en el Gobierno Nacional. Usó a Duhalde como quien usa a un forro en una noche de verano. Pero el forro no era un tulipán, y era Duhalde, el mafioso que le recuerda a Michael Corleone, como dijo Cristina en 2005. Y llegó al poder, débil, tildado de marioneta y para transformar la Argentina. Para bien, y para mal.

 El mejor alumno de Cavallo en los ’90, de la época de las privatizaciones, el hambre y la corrupción de lo inmoral al hombre de los anti-90, el Redentor de los que fracasamos en los ’70, el hombre que iluminó el país tras años de oscuridad mortecina, como dice el tango. Su gobierno fue el mejor que tuvo la Democracia, sin la mística de Alfonsín pero con todos los aciertos económicos de quien conoce de estos factores como ninguno. Por algo fue el mejor alumno de Cavallo. Sus adversarios invitaban a quererlo y él no se las iba a dejar pasar. Le seguimos con silenciosa crítica hasta que, al verlo caer en una tontuela pelea con el campo, salimos con rencor a comerle la yugular. Esas peleas inentendibles le costaron la vida. Porque hasta ahí, como bien dijera Rafael Bielsa, mientras el bolsillo estuvo bien, a la gente le importó tres pitos si el tipo era choro, o no, si su ministra de economía andaba en raras tratativas, si le rodeaban viejos “menemistas” si abandonó la transversalidad y ató su presente y su futuro al pejotismo, si Chávez le bancaba al campaña presidencial, en algo hasta lógico y entendible: ¿Qué esperaban? ¿Moral en tiempos de guerra?Vivió como un guerrero al que le dieron batalla como tal. Le llamaron Hitler y Mussolini porque en tiempos de cólera se bate cualquiera al adversario de turno. En un país acostumbrado a cruzadas verbales de antología y en donde se mató y desapareció al igual por ser “diferente” abrir la boca grande y tapársela con las dos manos en señal de “No puede ser”, sería propio de una sociedad de pelotudos. Y Kirchner, pelotudo, nunca fue. Por eso este saludo, por eso estas palabras. A Moreno y a  Castelli no se les torció el alma cuando fusilaron a Liniers, el héroe máximo de los porteños; a Rivadavia no se le cayó el calzón cuando mandó ahorcar a Álzaga, por viejas rencillas personales; a Estanislao López no le temblaba el pulso cuando sacaba del cajón de su escritorio la cabeza embalsamada de Pancho Ramírez para amedrentar gentes; a Ernesto Sábato se le ocurrió olvidarse como Lavalle mandó destrozar el cráneo de ese mártir llamado Dorrego; ni hablar de tiempos de Rozas, Mitre y Roca; y podríamos seguir con el segundo centenario de hechos. Pero no: Bastaba que personajes de segunda como Aníbal le dijera “pirucha” a la Carrió o “El Gráfico” a Macri para decir: “esto es violencia, viejo, son unos resentidos”. Menos mal que estamos nosotros, neutrales en tiempos de cólera: que es toda una definición. 

El uso que hizo del Estado para formar una fortuna y crearse un poder económico en paralelo a su carrera política, demuestran que no era un farsante más, de esos que acumulan riqueza para vivir los sueños de Isidoro Cañones. Alguna vez hablando con amigos diferíamos: uno de ellos decía, “tenés que llegar al poder como un hijo de puta para hacer las cosas bien desde arriba”. Aquí está, entonces, un gran hijo de puta. Si la distribución de la riqueza no mejoró como quisiéramos los hijos del Che. Vieron ustedes que del culo y el bolsillo para afuera todos somos como el Che, por lo menos no profundizó la miseria nacional. Su prestigio de estadista, menor, si se lo compara con Illía o Frondizi, se torna profundo cuando se ve su marca por la América del Sur, donde Kirchner puso el pie argentino con grandeza. Verlos a todos los gobernantes compungidos el otro día, hablan de sus aciertos. Del inmenso gentío, que nunca se equivoca, saludándolo en su despedida, hablan de admiración. Argentina tuvo poco menos que cincuenta gobernantes desde 1810. Kirchner es, por derecho propio, de los mejores entre todos ellos. Quienes le defienden desde las columnas del Página o de los canales estatales, lo ponderan como a San Martín. Y bueh, así hemos sido siempre, pero este sujeto como mucho es un pichonzuelo de Perón, un grandilocuente de esos que pululan por ahí. Se dice por ahí que tuvo la “peor oposición que un Presidente pudiera tener, destituyentes”. Que memoria de perros tenemos algunos. ¿Qué deberían decir Yrigoyen, Eva, Frondizi, Illía? Porque a estos sí que les conspiraban y, sí que los derrocaron. A Yrigoyen lo intentaron matar en diciembre del’29, y diarios de la época llamaban a asesinar al Dictador; Del otro lado le decían fascista y de este otro, “comunista”. Eva debió consumir en carne propia un cáncer y un no menos graffiti. ¿Se dan cuenta qué intentan emular a este personaje menor con grandes de verdad?El tema es que en Argentina ya no tenemos en quien creer. Yrigoyen y Perón quedaron muy lejos. Demasiado. El Che, inalcanzable. Maradona, demasiado impredecible. Si los reaccionarios se abrazan a una fe religiosa que pondera a santos desconocidos, los intelectuales necesitan creer. Creer, o reventar. Entonces agrandan a sujetos. Lo necesitan. Necesitan creer. Necesitan crear. Necesitan inventar. Necesitan vivir en una burbuja. Y lo hacen en entera fe. Y se los aplaude. Pero yo soy de esos descreídos que creen en cosas de verdad. Para mentirme, me masturbo bajo la ducha pensando en mujeres de plástico que me lo hacen como yo se los haría a ellas. Y sino pago. Como buen comprador de baratijas, como buen kirchnerista en la actualidad.  Se lo va a extrañar. Porque el tipo, odiable, era también querible. Por eso estas palabras. Porque amo la vida, porque odio la muerte, y porque a un político, quien quiera que fuera, y siendo éste uno de los mejores que quedan, le rindo honores y aunque les duela. Adiós Néstor, fuerza Cristina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: