Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Ser hincha de Central…

El fútbol.

Esa pasión desbordante de locura que lleva al ser humano a realizar las mayores extravagancias que pueda cometer para sostener su existencia.

Una existencia que no tiene mayores motivos, que la de sufrir por el resultado que su equipo tenga en el juego que le toque concurrir.

En el afán de pertenecer a algo más que sí mismo, y sus seres queridos más cercanos, el Hombre ha inventado la religión, la nacionalidad, y al fútbol.

Y el fútbol, es esa mezcla insana de religiosidad nacionalista.

Si la religión es el opio de los pueblos, el fútbol es su marihuana.

La afición futbolista sufre la derrota de su clú, más que la muerte de un familiar.

Una cruzada de dudosas contemplaciones moralistas, lleva a un aficionado a cometer los mayores desafíos que le presente la vida para que a su clú le vaya mejor que lo que le viene yendo.

Y dentro del significado del fúbol, en la vida de los pueblos y de las naciones, hay episodios trascendentales, que ubican al deporte más popular del mundo en algo más, que un simple juego de pelota en donde 22 jugadores se juegan algo más que una victoria al final del camino.

Por el fúbol se llega a prometer tantas pendejadas al Señor de los Cielos, que uno cabe preguntarse si el Señor de los Cielos, no es hincha de algún cuadro también, cuando nos cumple lo solicitado.

Algunos dicen que es de Boca, otros del Corinthias, Los más avezados, concuerdan en decir que debe ser de la Roma, o del Beitar Jerusalen.

Y hay los que decimos que tiene que ser de Central.

Porque nacimos la misma noche, sentimos las mismas cosas, y purificamos el mundo de leprosos putrefactos.

Pobre Ñubels, hinchada de un clú que debe ser de los más grandes que existan. Es quen frente está algo más que un clú de fúbol.

Es que Central es mucho más que un sencillo clú deportivo que pena en una divisional que empaña su grandeza.

Central es una cultura popular del bandolaje de la periferia en afán de constituir un mundo mejor para todos, de rebelarse contra lo establecido, por el solo hecho de que es injusto.

Por algo eran anarquistas sus primeros hinchas, por algo hacían revoluciones, sus primeros socios.

Central es una cultura del mal vivir, del pasar las noches pensando en cambiar el mundo, en bares de mala muerte, donde el alcohol y el facón, definen la masculinidad.

Por algo sus mujeres, tal vez no sean las más bellas, pero si las más apasionadas, cuando de amar se trata, cuando de criar a sus hijos, se defina.

Hoy quel presente oprobioso nos mezcla con clubes deportivos que apenas tienen cancha, la grandeza de ser centralista, anima los corazones de los más desalmados.

Por algo San Martín y Belgrano llamaban “la canalla” al bajo pueblo combatiente contra las invasiones inglesas, contra el yugo español, contra las pretenciones opresoras del porteñaje.

Central es una alegría del vivir, como la define nuestro mayor emblema: el ‘negro’ Fontanarrosa.

Los jugadores que pasan por la institución no se comprenden a sí mismos cuando vitorean nuestras canciones como sentimiento propio. Ellos, mercenarios del buen vivir, terminan más canayas que cualquiera de nosotros: El chacho, el puma, el mellizo, el polillita, Wanchope, y otros que la memoria me pierde.

¡Cómo habrá sido de dolorosa la historia argentina para con los ingleses, que quiénes se atrevieron a vencerlos, debieron pasar muerte violenta, o exilio forzado en sus tierras! Álzaga y Liniers, muertos por los patriotas de Mayo; Rosas, exilado en Southampton; Maradona jugando en la entidad oligarco-cipaya de la ciudad.

Central es la historia del viejo Casale.

Central es la historia de un negro de Pichincha, que rebelado contra todo lo establecido, alegró al pueblo argentino con sus ocurrencias más inverosímiles. Hasta con su muerte, terminamos confundidos de saber qué nos quiso decir con ello.

El canaya más emblemático que define a la historia de Central, es aquel que eligió ser auriazul para definirse como ser humano, y dotar al mundo del mejor brazo para liberarlo de la opresión del capitalismo: Hoy su cara está en todas la remeras.che

Central, es Osvaldo Bayer, el idealista inclaudicable.

Es ese viejo bueno que dota de sinfónicas fuboleras, el juego más lindo del mundo. Es esa plebade de picapiedras, ganando campeonatos y eliminando rivales dándoles de patadas en las caniyas.

Porque Central, es pueblo, y alegría, no hay resultados adversos que puedan contra nosotros.

Pero Central también es la derrota, y la amargura de lo irreversible.

De quedar estremecidos de un gol visitante que deja nuestros corazones paralizados, y de un grito, que termina siendo el alarido de guerra, de un pueblo inclaudicable en sus creencias que nos merecemos algo más, algo más, que nuestro triste presente deportivo.

Si Central fuera sus logros deportivos, ya hubiera desaparecido.

Por eso, Central es una forma de vivir, que no tiene parangón en el mundo.

Yo soy un canaya evangelizado, traidor de su especie, malversador de verdades feudales.

Yo soy el hijo del proletario que perseguía al pueblo como Saulo, para terminar siendo el mejor de sus Pablos.

Pobres, los que no son hinchas de Central.

Para ellos, no están hechas, las grandes cosas.

 

1 comentario

  1. Carlos Pistelli

    Reblogueó esto en ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?y comentado:

    UN ESTADO DE GRACIA, SER HINCHA DE CENTRAL…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Rocker Judicial

Sol Rodriguez Garnica (@SolRGarnica)

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: