Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Primera Batalla de Cepeda.

https://carlospistelli.wordpress.com/2012/10/15/quien-traiciono-a-artigas/

https://carlospistelli.wordpress.com/2012/11/22/estanislao-lopez-patriarca-de-la-federacion/

https://carlospistelli.wordpress.com/2013/01/31/el-federalismo-y-jose-artigas/

Cómo lógica respuesta a la Constitución Monárquica europensante y antigaucha del ’19, y la búsqueda de ser súbditos del conde de Lucca, Artigas ordena a Francisco Ramírez deponga las autoridades porteñas y firme una alianza contra el Portugal invasor de territorio nacional. Estanislao López, gobernador de Santa Fe, queda sujeto al liderazgo militar del pancho Ramírez.

estanislao-lópez-

José Rondeau, amigo tanto de Ramírez como de Artigas, a la sazón director supremo, encabeza un ejecutivo sin dinero, en franco default, y ya sin autoridad territorial. Le ordena a Belgrano y a San Martín que abandonen sus campañas libertadoras para acometer a los insurrectos, y así poder librar de obstáculos la llegada de Lucca. En tanto quel famoso Feliciano Chiclana, uno de los organizadores del Mayo del ’10, busca una alianza con la indiada.

Nada de eso se produce: San Martín no viene. Belgrano abdica del mando y sus subordinados se amotinan en Arequito. Los indios uno nunca supo si llegaron.

La batalla de un minuto, fue una guapeada de las huestes ramiristas, y las tropas directoriales se desbandaron. La amistad de Ramírez con Rondeau hizo que no lo apresara en el mismo campo de batalla, y Juan Ramón Balcarce, pudo retirar la infantería sin ser hostigado.

Un bando de Ramírez y López dio por tierra con “las autoridades nacionales”. Desfilaron en Buenos Aires, ataron las riendas de su caballo en la pirámide de Mayo, y se ganaron el odio eterno de los porteños. Hoy, pasados 193 años de aquellos episodios, ninguno de los dos tiene calle, esquina, estación de subte o metro en la capital. Y eso que Bs As le ha dado homenajes a todos los episodios y actores con alguna relevancia del Plata.

Ésa, es la verdá de la milanesa.

Pero en el famoso tratado del Pilar de finales de febrero a Ramírez se le olvidó que la guerra era para concertar una alianza con los Pueblos Libres artiguistas. Manuel Sarratea, Carlos Alvear y José Miguel Carrera, chileno, los tres viejos rivales de San Martín y Artigas, le llenaron la cabeza al noble pancho, y éste terminó guerreando contra el viejo Protector: Es que se había enterado que el 20 de enero, Artigas había sido destrozado en Tacuarembó, y cruzó el charco con apenas 14 fieles.

Esa batalla significó muchas cosas, demasiadas polémicas. Todavía hoy se critica del paso de López y de Ramírez. No los exonero. Tal vez la posteridad histórica los ha salvado, por el hecho que no tengan calle en Bs. As. Pero solo tal vez…

4 comentarios

  1. JUAN CARLOS SEQUEIRO

    En ese enjuague de Pilar, cual truco ‘e cuatro, hubo dos que pergeñaron el fato: Sarratea (que era habilísimo diplomático) y Carrera; uno (López, el más astuto) que los dejó hacer, sabiendo que al final, la carta ganadora sería él mismo; y otro (Ramírez) al que “las luces malas del centro le hicieron meter la pata”. Obnubilado con los cantos de sirena de Sarratea y Carrera, se creyó el más pulenta, el winner absoluto… y así terminó: con su cabeza enjaulada colgada de un gancho en el cabildo de Santa Fe.
    De todos modos, de ambos, López y Ramírez (que en Pilar se autotituló “gobernador de Entre Ríos” cuando no era tal cosa), el más traidor fue este último; porque López no persiguió enconadamente al Artigas que estaba ya vencido por los portugueses en una guerra absolutamente desigual; en cambio Ramírez sí, y enconadamente, además. A punto tal (y ni hablemos de sus tratos con el pardejón Rivera), que le exigió a Francia la entrega de Artigas para matarlo y al negarse aquél; amenazó con invadir el Paraguay para apresar al Protector; indicio claro de una conciencia atormentada, que buscaba por todos los medios ultimar a quien había sido su superior, para hacer desaparecer a quien era la vívida representación de su traición. Podría Ramírez, de ser un personaje bíblico, decir como Caín: “¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano?”, cuando le preguntasen por Artigas. A Ramírez le “había salido el gilito” de adentro; estaba ensoberbecido y se veía a sí mismo como dueño del país; sin darse cuenta que era sólo una marioneta manejada por otros más hábiles e inteligentes que él. Ramírez: mucho coraje…, pocas neuronas y cero astucia.
    juan carlos

    • Gaston

      La traicion de Ramirez como tal no existe, López no tuvo a Artigas invadiendo su provincia y a Ramirez se le estaba convirtiendo una piedra en el zapato tener a Artigas en su territorio. Además Artigas recalará traidor a Ramirez y no a López porque este no era la cabeza de la campaña y si Ramirez. Hay que ver también con ojos de todos y no sólo de una facción

  2. Javier Garin

    Muy bueno, Carlos. Artigas sufrió la traición de Ramírez y López. La alianza de estos con Alvear y José Miguel Carrera -enemigos jurados de San Martin- no podía terminar en otra cosa sino en algo nefasto. Sin duda el Directorio se merecía ser derrocado, pero los resultados de esta batalla quedaron a mitad de camino por la traición al artiguismo. Algunos sostienen que Lopez fue ajeno, pero no lo creo así. Después, ambos caudillos se traicionaron entre ellos y la cabeza de Ramírez terminó (dicen las malas lenguas) en un exhibidor en el escritorio de López. López fue un gran caudillo para Santa Fé, pero no creo que haya sido útil para el país. Se le achaca haber intervenido en la muerte de Facundo Quiroga, porque sus partidarios los hermanos Reinafé no habrían ordenado el asesinato del caudillo riojano sin el aval de López. Hacia el final de su vida, experto en darse vuelta en el momento preciso, López se aprestaba para traicionar a Rosas, aprovechando la debilidad que le generaba el conflicto anglofrancés, pero murió antes. Es muy interesante tu nota, aunque sé que no vas a coincidir con mis apreciaciones, como buen santafesino. Un abrazo!!!!

    • Gaston

      López se lavó las manos dejando a Ramirez ultimar a Artigas. Luego pacto con Rosas por “vaquitas”, traiciono y asesino a Ramírez y a Quiroga para congraciarse con el restaurador. En definitiva solo trabajo en pos de su provincia y bolsillo. Obviamente para Santa de es un patriota pero a nivel nacional dejo mucho que desear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: