Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Ciento cincuenta años de un Plan siniestro que se ejecutó de maravillas a partir de 1976.

Marzo de 1863, Sarmiento_Militar

.
“Quiero hacer una guerra de policía. La Rioja es una cueva de ladrones que amenaza a todos los vecinos y donde no hay gobierno que haga la policía. Quitándoles las banderías políticas, Declarando ladrones a los montoneros sin hacerles el honor de considerarlos como partidarios políticos ni elevar sus depredaciones al rango de reacciones, lo que hay que hacer es muy sencillo”. La carta no se la escribe Massera a Ástiz, se la escribe Bartolomé Mitre, presidente constitucional de la República, al gobernador sanjuanino, Domingo F. Sarmiento, que responde con las mismas palabras a sus secuaces: Está establecido en este documento (el extracto anterior) en derecho, la guerra a muerte. Éste es el derecho de gentes: la guerra civil establece los derechos de los sublevados a ser tratados con las consideraciones debidas al prisionero de guerra. Cuando no se conceden los derechos, entramos en el género de la guerra contra vándalos o piratas. Es permitido entonces quitarles la vida donde se los encuentre”[1]. Que quería decir algo así, como “Alto las manos, bandoleros, Somos el Gobierno de la República, y debéis respeto al Orden Constitucional”: Los gauchos peleaban por causas nobles, y no se sentían simples bandoleros rurales, entonces se les mataba descaradamente y sin pudor ni vergüenza.

.

  La guerra implacable por parte de los “nacionales” deja un tendal de muerte y destrucción, que no se veía desde los tiempos del famoso colombiano ‘matute’, aliado unitario, en 1830 (de ahí lo de salvajes unitarios) o las tropelías de Lavalle en 1840. Pero enfrente no está el mismísimo Facundo Quiroga, tan terrible como execrado por los literatos portuarios. Está el general Ángel Peñaloza, caracterizado por ser un caudillo paternalista al que todos querían y tenían como a hombre bueno. No fue una guerra en condiciones igualitarias. Unos querían exterminar a los chachistas; el Chacho no cree en esta lucha entre hermano, y escribe por la paz.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAGabinete Mitre, de 1862.

.
Ángel Vicente Peñaloza,
 .

Desde 1848 el ex lugarteniente de Facundo Quiroga en los Llanos de La Rioja era el hombre fuerte de la provincia. Convertido en sostén de las situaciones provinciales de Cuyo después de la muerte de Benavides, en 1858 se lo elevó a general de la Confederación. Al producirse los sucesos de Pavón, contaba sesenta y cuatro años. Era llamado el “Patriarca de Guaja”, sus pagos rurales.

La precaria situación económica de La Rioja ofrecía una oportunidad a los caudillos. Como el Estado provincial no podía mantener un ejército, ni siquiera a la policía, la seguridad pasaba por los gauchos armados que respondían incondicionalmente a Peñaloza. El Chacho era el estanciero más próspero de la región. Tengamos en cuenta que si Rosas o Urquiza, otros estancieros exitosos, reunían fortunas de 4 millones de pesos plata, el Chacho apenas alcanzaba a las diez mil de la misma moneda. Era la gran diferencia entre las situaciones económicas del litoral con el interior. Todos los jefes de Peñaloza eran modestos criadores de ganado tales como Lucas Llanos, Bernardo Carrizo, el indio Severo Chumbita, Sebastián Elizondo, los puntanos Pueblas y Ontiveros, Felipe Varela, José Carmona o el minero de Chilecito Carlos Ángel. Todos le respondían con lealtad y patriotismo. El paisanaje estaba dispuesto a acompañar las patriadas del chachismo por gusto a los entreveros y entender que si el Chacho se movilizaba debía ser causa justa. Y querían estar con su caudillo en la lucha.
 .
“Los gobernadores de estos pueblos, convertidos en verdugos de las provincias… destierran y mandan matar sin forma de juicio a ciudadanos respetables sin más crimen que haber pertenecido al partido federal… Los hombres todos, no teniendo ya más que perder que sus existencia, quieren sacrificarla más bien en el campo de batalla.”, le escribe “Chacho” Peñaloza al Presidente.
 .
  En Marzo de 1863, los pueblos andinos y serranos se levantan hartos de las políticas de asesinato y empobrecimiento hasta el hambre que nos propician desde Buenos Aires. Y el 16 de abril, Chacho da su famoso “Grito de Guaja”. A poco los pueblos están tras sus lanzas. Es que donde anduviera el “Chacho”, vivía la Libertad.
 .
  Algunos mitristas quedan estupefactos y van a quejarse a la casa de Mitre:  
.
 Es un mal necesario, expresa el Presidente de la República cuando gente de su propio círculo queda estupefacta de las acciones de Sandez. Para ahorrarse el tiempo de enterrar a los muertos, los manda prender fuego: arden los chachitas y arden de pasión argentina los pueblos ante tamaño genocidio perpetrado por el civilizado don Bartolomé. Sandes ha marchado a San Luis a darle una buena tunda al Chacho. Si Sandes va, déjelo ir. Si mata gente, cállese la boca. Son animales bípedos de tal perversa condición que no sé qué se obtenga con tratarlos mejor. “Son animales bípedos”, los entiende Sarmiento en carta personal y privada a Mitre. Y los barbáricos eran los chachistas…
.

Desde donde viene,

Las minorías no pueden sustentarse en la Democracia. Para mandar deben sujetarse a métodos y procedimientos que no son justamente honorables. A medida que estos se van ejerciendo se van denigrando y corrompiendo, consumiendo todas las naves. Entonces se llega a la degradación del sentido de lo humano.

   El grupo rivadaviano, ya unitario, no podía sujetarse a las reglas básicas de la Democracia que en la Argentina es sinónimo de federalismo. Estando en el gobierno de la provincia realizaron la obra reformadora enfrentando tradiciones hispánicas sin contentar a las mayorías ni entenderlas. No se quería entenderlas. Ese es el motivo. No se pone en tela de juicio las reformas, si estuvieron bien o mal. No era lo que buscaban, en todo caso era un mero anecdotario de la historia. Posiblemente Bernardino Rivadavia creyera con fe ciega en crear una Patria ilustrada y liberal. ¿Pero a qué precio? Elementos como Agüero en lo civil, el manco Paz en lo militar y los desconocidos de siempre en lo mercantil y financiero lo dieron a entender enseguida. La organización a los palos en lo interno y alianzas a todo trance con las potencias extranjeras, con diarios que sustenten la política y disfracen la verdad. La denuncia de Dorrego en el Congreso fue el análisis más acertado de toda nuestra historia. Advirtió el iniciador lo que vendría después de Pavón.

   Continuando. Llamaron a reunir un congreso donde hicieron todo lo posible para desvirtuar sus fines, calumniar a sus adversarios y acallar a las mayorías. La acción de La Madrid en Tucumán demuestra que el tiempo se les terminaba y era hora de los palazos. No resultó porque enfrente estaban un Facundo Quiroga o un Manuel Dorrego. Permitieron la vuelta de éste con humoradas. “Que vuelvan, será mejor, porque surgirán las cabezas para más fácil cortarlas” era el pensamiento de la logia unitaria. Y el destinado a cortarlas sería un valiente militar del cual se valieron para practicar sus políticas. Tampoco nos traguemos el hecho de la ingenuidad de Lavalle. Pero hombre de cortas miras pensó cumplir su deber cuando otros manejaban los verdaderos hilos. Terminó siendo un mero medio de malvados fines.

   No pudiendo ganar la lucha en los términos constitucionales ni en las glorias que significaba una guerra continental victoriosa ni en el debate público ni en los litigios civiles, apenas les quedaba un margen magro. Practicar el terror de antaño. Moreno lo había practicado entre las dirigencias de los regalistas pero los verdugos de sus máximas (Belgrano y Castelli) menguaron sus efectos. Los unitarios impulsaron el terror a las clases bajas. Ya les habían negado la ciudadanía en las leyes de 1815 y 1826. Ahora era tiempo de acciones más efectivas. El exterminio sano y puro.

   Sólo en Buenos Aires, y en un año, fallecen más de 3000 gauchos seguidores del depuesto gobernador. Por primera y única vez, y sólo en el Registro del  Archivo Público, se inscriben más muertes que nacimientos. En las batallas de ese 1829 entre los ejércitos apenas mueren unos centenares. El resto ha sido obra de gobierno. Los fusilamientos a prisioneros por parte de Paz en Córdoba son su continuación.

Lo explicaría Estanislao López, un año después, estupefacto de las atrocidades de Lavalle, al invadir Buenos Aires. ¡¡Él, justo él!! ¡¡El terrible gaucho que le había cortado la cabeza a Ramírez y la guardaba entre sus pertenencias, para amedrentar a sus enemigos!! dirá: “Los unitarios se han arrogado exclusivamente la calidad de hombres decentes e ilustrados y han proclamado en su rabioso despecho que sus rivales, es decir la inmensa mayoría de los ciudadanos argentinos, son hordas de salvajes y una chusma y una canalla vil y despreciable que es preciso exterminar para constituir la república”. José María Rosa trae las palabras de Roberto de Laferrere, “los filósofos de las luces decretaron que el argentino no podía ser la base de la argentinidad”.

   Es por eso que la figura de Juan Manuel de Rosas posterior no se ennoblece por su pensamiento y acción política. Se agiganta porque significó un muro contenedor al des-humanismo del Régimen. El Dictador fue una bandera de lucha para la Nación. San Martín lo entendería bien.

(Los Caudillos, Editorial Dunken, 2012)

Otros posts sobre el tema:

https://carlospistelli.wordpress.com/2012/12/01/la-guerra-del-paraguay-1865-1870-mitre-y-urquiza/

https://carlospistelli.wordpress.com/2013/02/10/sarmiento-tu-grato-nombre/

 

1 comentario

    Trackbacks

    1. 150 años sin el Chacho Peñaloza, asesinado a traición. | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Mis Mentiras Favoritas

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Una chica trotamundos

    CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

    Pájaro Rojo

    El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

    Ateneo del encuentro

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Proyecto Vertientes

    El Blog del Río Paraná

    HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    ESA VIEJA CULTURA FRITA

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Jose Luis Muñoz Azpiri

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    A %d blogueros les gusta esto: