Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

El Yrigoyenismo, por Arturo Jauretche

  Llega, entonces, en 1916, Hipólito Yrigoyen a la presidencia de la República. El momento límite de la expansión agropecuaria es el momento en que la sociedad salida de ella llega al poder político y comienzan los balbuceos del cambio que se inicia con la primera guerra. Le tocó al Radicalismo cumplir un papel nacionalizador, pues le dio cauce nacional a la inquietud política y a las aspiraciones de las clases medias surgidas de la inmigración, en el momento en el que el país pudo constituirse en campamento de colonias extranjeras, si carentes de cauce argentino, los hijos de los inmigrantes se hubieran agrupado sin otra preocupación política y cultural que las de las colectividades originarias.
Como expresión de la clase media en sus planos directivos intermedios, recibió en el interior el sufragio y el apoyo de la antigua “clase inferior”; otra vez los “inferiores” pesaron y la política del sufragio obligó al gobernante, aun surgido de las clases privilegiadas, a contemplarnos como entidad humana.

hipolito


La llegada al poder del Radicalismo no significó que el nuevo gobierno fuera a replantear las bases de la estructura económica de la Argentina. Como dice Abelardo Ramos, Encarnaba el Nacionalismo agrario fundado en los presupuestos mismos del país agropecuario y exportador heredado del siglo anterior… Yrigoyen buscaba tan solo redistribuir la renta agraria, fruto de la condición semicolonial del país, en un sentido democrático. Mejorar las condiciones de vida de aquellos que aquellos que hasta ese momento habían estado excluidos de los derechos cívicos y de las ventajas económicas que podía facilitar una política nacional. 
 

Pero Yrigoyen iría más allá de lo que Ramos explica; y en sus aras sería derrocado dando lugar a la demonizada década infame;
La existencia de un nuevo país para el que las nuevas formas del liberalismo estaban perimidas porque no cabía dentro de ellas. No era un pensamiento orgánicamente definido, pero sí el balbuceo de una tentativa para por modos propios y hacia fines propios. La presencia del pueblo en el Estado, ahora con descendientes de inmigrantes y criollos, creaba un sentido nacional que había caido con la ausencia de las viejas multitudes federales. La realidad llevó a Yrigoyen, a hacerse el intérprete del país que políticamente tenía detrás[1].


[1] En “El medio pelo en la sociedad argentina” de don Arturo Jauretche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Rocker Judicial

Sol Rodriguez Garnica (@SolRGarnica)

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: