Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Las Independencias, Cristina dice que Artigas es argentino: Concordamos.

artigas

El país desde donde se construye la nacionalidad,

             El virreinato del Río de la Plata fue instaurado por los Borbones en 1776, en momentos en que las trece colonias británicas de América del Norte iniciaban su independencia. Instauración trazada en la necesidad de debilitar a las oligarquías lugareñas (Quienes parecieran ir en busca del encuentro británico en la búsqueda de una “independencia”) pero fundamentalmente para preparar las cosas para una guerra continental contra la Portugal ocupando Brasil, y apoyada por la misma “Inca la Perra”, como llamaba Martín Fierro a la corona de Londres. Tan así, que piratas ingleses que responden al famoso excursionista James Cook, ocupan ilegítimamente las llamadas islas Malvinas. ¡Sí!, ya desde esos tiempos andaban con ganas de robárnoslas. Pero a qué viene tanta colación….

 Desde el lago Tititaca hasta el Matto Grosso y hasta las Malvinas y Tierra del Fuego, pasando por las Misiones “Orientales”, en pleno Brasil actual, y Antofagasta, en pleno Chile actual, todo el cono sur español será administrado desde Buenos Aires, villorrio inhóspito, si los hubo, acumulando regiones entre sí, que poco tenían en común, más allá de la relación que las unía como “reinos americanos” dependientes de un rey lejano y esquivo.

 No había, no podía haberla, una situación pre-colonial que podríamos llamar de “sentimiento nacional” o “argentino”. La nacionalidad argentina, como tal, aunque en el camino se perdieran regiones, territorios, y Paraguay, Uruguay y Bolivia se independizarán, empezó a gestarse, y a sentirse entre nuestros primeros paisanos/as, a partir de mayo de 1810. Moreno, Castelli, Belgrano, líderes de un proceso que se les escapaba de las manos, estaban empezando algo nuevo y revolucionario. Pero justamente, serán Artigas, en la Banda Oriental, y Bernardo de Monteagudo, mucho tiempo después, quiénes empezarán a llamar Revolución, a lo que se había empezado en las “jornadas mayas”.

Artigas era el líder “mandón”[1] de los pobretones del interior litoraleño enfrentando las injerencias portuarias y los proyectos portugueses de anexión territorial. Su argentinismo, increíblemente, lo expulsó del país y lo convirtió en uruguayo. Sus lugartenientes del Litoral se plegaron a Buenos Aires, para evitar la Santafesinación o el Mesopotamianismo”. Otra cosa les hubiera costado la desargentinización.


[1]  “Matón” podremos agregar.

Congreso de Arroyo de la China.

               A fines de Junio se reúnen delegaciones de los Pueblos Libres en Arroyo de la China, donde hoy se encuentra Concepción del Uruguay. El 25 de Junio de 1815 los Pueblos Libres juran la Independencia “absoluta y relativa”.

Dato no menor. Los representantes de Córdoba, Santa Fe, la Mesopotamia y la Banda Oriental han jurado la Independencia a título personal y también en nombre del resto de las Provincias Unidas. Tome nota.

 Sigue la gran obra artiguista a despecho de lo actuado en Buenos Aires. La Democracia agraria, rural y de contenido popular y humanista. Llevada adelante, seguramente, por un Caudillo personalista y mandón. ¿Pero qué esperaban que fuera el Blandengue Heroico: un Jefferson, un Rosseau, un John Locke? La historia oficial y liberal observando al extranjero como objeto de comparación permanente, error repetido en el hoy, se olvida que nuestra Nación no es igual ni a los Estados Unidos ni a Francia ni a Inglaterra. Podemos tomar algunas cosas de ellos, y nada más.

Olvidar lo que somos por seguir lo ajeno ha sido uno de los grandes errores de la “sociedad argentina”: “La República Argentina… busca parecerse a Europa” escribe Mitre con pluma Rufino de Elizalde para oponerse al Congreso latinoamericano de Lima en 1865.  Artigas, muy en cambio, no olvidó sus raíces nacionales al darle contenido a su programa de acción

Artigas contra el país (1816),

             Entrecerrado en dos frentes, la invasión lusitana y el recrudecimiento de las hostilidades por parte del gobierno argentino, Artigas va a la guerra con todo el pueblo uruguayo movilizado. Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes están junto a él. Es el enfrentamiento final de su carrera política (que durará tres años y algo más) Derrotado por los portugueses y desertado por sus mejores lugartenientes, deberá exilarse en Paraguay, vencido en una última lucha por el entrerriano Ramírez.

 En las proximidades de Asunción sabrá ya, que la gran nación de pueblos por la cual se luchó se desintegra en cuatro países distintos y territorios ocupados por los países limítrofes. No volverá a Uruguay, su tierra natal, pese a las constantes invitaciones, en desacuerdo con el desarrollo de los acontecimientos. Artigas dejaba de ser argentino… Si nunca lo hubiera sido,

 ‘Cuentan que en medio del desastre de la Campaña Oriental, en 1819,  donde la dejación y la falta de patriotismo del gobierno porteño de Juan M de Pueyrredón, había entregado Uruguay a los portugueses para no aceptar los lineamientos artiguistas, un oriental pero al servicio del Portugal se presentó en el Campamento del Patrón de la Independencia para proponerle una paz honrosa, bajo lo que Artigas dispusiese:

El Campamento distaba de ser tal: Eran hombres desprovistos de ropa, alimento, armas, nada, Absolutamente nada se parecía eso a un Campamento Militar, y la moral de la tropa ya dejaba mucho que desear: Estaban hartos de una guerra imposible bajo el liderato de un Caudillo inclaudicable, cruel, pendenciero, despótico y titánico en sus esfuerzos libertarios;

Artigas se encontraba en el peor momento de su carrera política, y todo hacía suponer su fin. Era de hombres cuerdos sentarse a hablar y aceptar lo que la realidad indicaba: Que la Libertad de los pueblos orientales, era ya una quimera imposible de concretar:

El delegado se presentó ante Artigas, pero éste le impidió sentarse, con una frase tajante, mientras culminaba el mate y firmaba un despacho de gobierno: Dígale a su amo, que cuando se me acaben los hombres, lo enfrentaré con mis perros cimarrones;

El 23 de Setiembre de 1820, un derrotado y vencido Artigas, abandonado por sus lugartenientes, ya sin banderas heroicas que levantar, se internaba en el Paraguay, donde pasaría el resto de su vida hasta morir en 1850. No le quedaba nadie más con quien pelear. Apenas, su edecán, y tres perros cimarrones; Había cumplido, so-pena de no de claudicar, con el lema de su vida.

 Salud, Artigas, padre de la Patria: Patrón, de la Independencia! Disculpe Usted, que apenas lo traiga del olvido al presente, para recordar que grandes como Usted, apenas si hubo algunos. Y endúlzate los labios, cuando lo digas, como dice la vidalita de Alfredo Zitarroza.

 —

1 comentario

    Trackbacks

    1. Feliz doscientos cincuenta años, PATRÓN DE LA INDEPENDENCIA!! | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    w

    Conectando a %s

    Mis Mentiras Favoritas

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Una chica trotamundos

    CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

    Pájaro Rojo

    El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

    Ateneo del encuentro

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Proyecto Vertientes

    El Blog del Río Paraná

    HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    ESA VIEJA CULTURA FRITA

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Jose Luis Muñoz Azpiri

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    A %d blogueros les gusta esto: