Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Arturo Umberto Illía, III-Asunción y prédica.

illia

Arturo Illía resultó vencedor de la contienda electoral, con los siguientes resultados:

Elecciones presidenciales de 1963
Fórmula presidencial Partido Votos  %
Arturo Illia – Carlos Perette Unión Cívica Radical del Pueblo 2.441.064 25,14
Votos en blanco o anulados 2.058.131 21,20
Oscar Alende – Celestino Gelsi Unión Cívica Radical Intransigente 1.593.992 16,41
Pedro Eugenio Aramburu – Arturo J. Etchevehere Unión del Pueblo Argentino (UDELPA) 728.662 7,50
Partido Demócrata Progresista 633.934 6,52
Emilio Olmos – Emilio Jofre Federación de Partidos del Centro 499.822 5,14
Horacio Sueldo – Francisco Cano Partido Demócrata Cristiano 324.723 3,34
Alfredo Palacios – Ramón I. Soria Partido Socialista Argentino 288.339 2,96
Arturo Orgaz – Rodolfo Fitte Partido Socialista Democrático 258.787 2,66
Fuente: País Global

   En el Colegio Electoral alcanzó los 168 electores, pero le hacían falta 239. Reñidas negociaciones le permitieron alcanzarlos, y su fórmula con Perette fue proclamada el 31 de julio.

La Cámara de Diputados quedó compuestas con 71 legisladores propios (entre ellos Raúl Alfonsín), 45 del conjunto de la UCRI-MID (el nuevo partido de Frondizi-Frigerio), 18 de la UDELPA, 13 del PDP, 18 conservadores, y una veintena de partidos provincias, neoperonistas, socialistas y otras fuerzas minoritarias. La fórmula radical triunfó en trece distritos,

  Formó gabinete con radicales de su línea interna Juan Palmero en interior y Miguel Ferrando, en obras públicas; tres unionistas: Miguel Zavala Ortiz, canciller; Arturo Oñativia, salud, y Leopoldo Suárez, en defensa; y tres balbinistas: Eugenio Blanco, economía, quien falleció en el cargo, siendo reemplazado por Juan C. Pugliesse; Carlos Alconada Aramburu, en Educación y Justicia; y Fernando Solá, en trabajo. No cambió a ningún integrante del Gabinete, salvando por el fallecimiento de Blanco.

.

Complicado panorama.

  El gobierno de Illía nació de un vicio de origen, que fue la proscripción del Peronismo. El viejo tortugón, avanzó a paso firme, pero lento, si se quiere, en la búsqueda de encuadrar al Justicialismo en la vida pública nacional. Esas cuestiones fueron dinamitando su gestión de apenas 32 meses y medio. Pero las dificultades fueron sorteadas a medida que se fue gobernando, amén de que muchos actores políticos preponderantes se conjugaron para hacerle la vida imposible, a saber:

  • EL PERONISMO SINDICAL, Con el Justicialismo proscrito, la preponderancia del movimiento peronista estaba dada por el sindicalismo. A principios de 1963, la CGT pudo unificarse en una sindical unida, de la cual resultó Secretario General, un hombre de Augusto T. Vandor, José Alonso. Vandor empezaba a crecer en la consideración pública (y en los cuarteles) como un líder prescindente del propio Perón. Alonso-Vandor jugaron entonces, para su propio porvenir. El secretario de la CGT se reunió con Illía a poco de asumir su gobierno, y le dio su apoyo inicial, a cambio de que tomaras medidas de fondo, como romper con el FMI. Ya antes de fin de año, con Illía apenas dos meses en el poder, lanzaron su famoso “Plan de Lucha” para 1964, exitoso y triunfal, que dejó al Gobierno en una posición de debilidad institucional. En ese propio 1964, un referente de Onganía se entrevistó con los referentes vandoristas, y el propio Vandor, y se supone que hubo congruencias para acelerar un golpe de estado que pusiera al Jefe del Ejército en el cargo del viejo don Arturo.
  • LAS FF.AA. Con Onganía, como jefe máximo del Ejército, diciendo que respetaría la Constitución, pero conspirando desde el mismo poder político, las cosas estaban más que complicadas. En este sentido, hay que recordar que 1964, es el año en que la Secretaria de Estado yanqui se lanzó vorazmente sobre América como su patio trasero, empezando a graduar en su famosa “Escuelas de las Américas”, a eminentes dictadores suramericanos, entre ellos Onganía. En su famosa lucha contra la infiltración comunista, cuya sede era “Cuba”, todo descarrío de Gobierno democrático era visto como “pro-comunista”. En 1964 y 1965, EEUU financió y digitó la caída del gobierno de la República Dominicana, y Onganía pidió autorización a Illía para enviar tropas a acompañar “la patriada”. Al encontrarse con la rotunda negativa de su Superior civil, Onganía echó la renuncia, y pasó a la conspiración total. En el gobierno, malinterpretaron la salida del ‘Hombre del Destino’.
  • LA GUERRILLA DEL ‘CHE’, Para colmo de males, en Tucumán se encontraba el “comandante Segundo”, nada más ni nada menos que Jorge Masseti, con una avanzada guerrillera que se proponía devolver el poder al Pueblo, y guerrearle al gobierno constitucional recién asumido. Era una contradicción evidente con el libro ‘Guerra de guerrillas’, editado por el propio Che, en donde abjuraba que mientras existiría un mínimo esbozo de constitucionalidad, no se debían iniciar empresas de este tipo. La guerrilla fue desbaratada por Gendarmería, muriendo Hermes Peña, uno de los cuadros guevaristas, y la desaparición física de Massetti. Eso le dio impulsos a sectores reaccionarios para redoblar esfuerzos llamando al presidente de débil y dormilón.
    Unos años después, el propio Che desaparecía de Cuba, y toda la paranoia anticomunista, se hizo más presente que nunca en la región.
  • LA POSICIÓN DEL ESTABISHMENT, o esas doscientas familias que rodean la Casa Rosada, como dijo Illía aquella vez. El diario referencial del poder económico argentino, es decir, La Nación, se refirió a Illía como regalo de bienvenida en su bajada de línea con la siguiente leyenda: Es peor que Perón, Es decir, la puta madre, peor que “el tirano prófugo”!! La crítica dura hacia las políticas estatistas del Gobierno Federal en función del bien común fue implacable. Así se fue formando una Coalición Opositora con todos los extremos de la política, la economía, las fuerzas vivas y sociales del país, para hacer caer a ese ‘viejo bueno’, y austero, como era Illía.
  • LA CRISIS PARTIDARIA, y si encima las cosas no venían bien, el Radicalismo vivía una de sus periódicas crisis partidarias. Las dictaduras que venían asolando al país desde 1943, y la propia marcha del Peronismo, constituían una complejidad para militar en los partidos cívicos argentinos, llámense el Radicalismo, llámense como quieran. Las dictaduras proscribían la vida partidaria, que sólo se abría en tiempos electorales, y cuando mudaban a los gobiernos constitucionales, otra vez volver a empezar. El Radicalismo evidenciaba una crisis partidaria casi cuasi terminal de las que nos tiene acostumbrado cuando le tocó llegar al Gobierno. La carestía de debates internos, todos silenciados en el duro liderato de Balbín, complicaban las cosas. Cuando volvió la normalidad constitucional, con Illía en el gobierno, se desataron los vendavales. Balbín, desde el llano, imponía condiciones al Presidente; y éste, hacía lo imposible para gobernar en medio de tanto berenjenal, sostenido en sus partidarios cordobeses.

.

  El Gobierno de don Arturo fue literalmente un quilombro tremendo. Aun así, llevó a cabo una gestión para recordar. Tal vez los únicos que pudieron darle una buena mano necesaria a Illía, fueron Kennedy y el propio Perón.

  • Kennedy estaba en plena campaña de reelección, con los halcones del Ejército exigiéndole medidas fuertes contra el “anticomunismo”, la situación en Vietnam, a nivel global con la guerra fría, y el grano de pus infeccioso en el culo que era Cuba, con Fidel  y sus barbones. Para colmo de males, el paisucho del sud, rompe los contratos petroleros. Pero Kennedy apoyó la decisión soberana de la Argentina, y posiblemente se iba camino a un entendimiento posible. Lamentablemente, fue asesinado en noviembre de 1963, apenas un mes de asumido Illía. A partir de entonces, todo cambió en los EE.UU., y para mal.
  • Perón había comprendido muchísimo en su exilio. Seguía siendo el Gran Líder Nacional con proyección americana, aun desde Madrid. En 1964, se la jugó a volver. Se quedaría unos meses en Montevideo, y desde allí planificaría un abrazo de reconciliación con Illía, e intentar, juntos, porque no, el desarrollo democrático argentino. La incomprensión del elenco gobernante hacia ese Perón de 1964, y las presiones internas, minaron la posibilidad, que tardó 8 años más. Perón había comprendido quel enemigo eran los EE.UU. y sus satélites bovinos internos. Pero en la UCR, tardaron unos años más para darse cuenta.

.

Mensaje Presidencial, y primeras armas.

    Venimos a realizar la Gran Revolución Democrática, la única quel Pueblo quiere y espera, anunció el Presidente al asumir. Fue una batería de propuestas democráticas, propias de su genio y figura: Iniciamos hoy, con el juramento que acabamos de prestar, una nueva etapa en la ya larga lucha por afianzar definitivamente en la Argentina los principios de la democracia y de la libertad (…); la democracia que la Constitución ha escogido como forma de vida nacional y que resulta maravillosamente enunciada en su Preámbulo y en la Declaración de Derechos, Libertades y Garantías, está muy lejos de haberla realizado a satisfacción (…). La democracia argentina necesita perfeccionamiento; pero que quede bien establecido: perfeccionamiento no es sustitución totalitaria (…). El concepto social de la democracia no es nuevo, ni es sólo nuestro, se nutre en la filosofía social contemporánea. Esta es la hora de la reparación nacional a la que todos tenemos algo que aportar. Esta es la hora de la gran revolución democrática. Esta es la hora de las grandes responsabilidades. Esta es la hora de los grandes renunciamientos en aras del bienestar de la comunidad; quien así no lo entienda está lesionando al país y se está frustrando a sí mismo (…). Todas las fuerzas políticas participan desde hoy, en mayor o menor medida (…) en le gobierno de la cosa pública (…). En este proceso de recuperación y transformación social argentina, el Poder Ejecutivo cumplirá su parte”.

.

Se iniciaban, pues, otros dramáticos años, de la Historia Contemporánea Argenta.

continuará…

1 comentario

  1. Carlos Pistelli

    Reblogueó esto en ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?y comentado:

    50 años del Gobierno de don Arturo Illía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: