Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Estanislao López, Patriarca de la Federación.

https://carlospistelli.wordpress.com/2013/07/29/semblanza-de-lopez/

Nacido el 22 de noviembre de 1786, el prócer máximo de la provincia santafesina no tiene el recuerdo que merece. Los historiadores rosarinos, pichones de la Escuela Oficial, no ahorran denuestos contra su persona, bajo el viejo encono con la capital provincial.

.

Hijo de Juan Manuel Roldán, siempre prefiere llevar el apellido materno aunque el padre se hace cargo de él y su hermana mellisa, además de Juan Pablo, el menor de los tres.

Combate como blandengue contra los indios, y es soldado de Belgrano en la campaña al Paraguay. Al combatir en el inicio de los litigios civiles contra Artigas, queda prisionero del Patrón Oriental, y se vuelca al federalismo. Eximio estratega militar, a partir de 1818 se hace con el poder de la provincia.

  1. Sienta las bases constitucionales del país, al establecer el Estatuto Santafesino de 1819, donde se instituye el sufragio universal, el mayor aporte de la historia argentina al mundo, y fue de López el primero en llevarlo a cabo. “Gaucho ladrón de vacas”, le dirá Sarmiento, “Borracho que tomaba ginebra en mate”, cuando era abstemio, algunos de los epíteros para denostarlo.

  2. El ‘gaucho analfabestia’ establece una ley de educación pública y gratuita.

  3. Sus opositores internos fiscalizan sus cuentas personales, para que no se enriquezca en la función pública

  4. Y es el abanderado de las luchas por institucionalizar al país federalmente, conviertiéndose en el Campeón de la idea / sentimiento.

  5. Establecer el voto público y universal masculino para elegir sus representantes. 

Bajo esa idea combatirá a los unitarios y al centralismo porteño. Ata, junto a Ramírez, las riendas de su caballo en la Pirámide de Mayo. Y finalmente confronta con Rosas para llevar a cabo los enunciados del Pacto Federal. No pudo ir más lejos. Su temprana muerte, en Junio de 1838, quitó a uno de los puntales del federalismo argentino, la posibilidad de convencer al Restaurador de la importancia del “cuadernito”, como llamaba despectivamente Rosas al dictado de una Constitución,

Un poquito de historia, pues, para recordarlo, como se merece.

.

http://www.elruidodelasnueces.com.ar/?page_id=620

.

De libro “Los Caudillo”:

   Estanislao López asume el poder como caudillo regional en julio de 1818. Y funda la provincia de Santa Fe, mediante el tratado de abril de 1819 en la localidad de San Lorenzo.

Soldado de Belgrano en la campaña a Paraguay en 1810, pelea en algunos litigios civiles contra Artigas. Prisionero del Patrón Oriental, se vuelca al artiguismo. Soldado blandengue en la frontera con el indio, surge como capitán de la guerra en marzo de 1816 para sostener al caudillo artiguista Mariano Vera. Su padre, el Capitán Juan Manuel Roldán, cae preso de las facciones que pululan en el Capitolio, y López se presenta con sus huestes en la capital para liberarlo y volcar la situación en favor de Vera. Éste le agradece el gesto, nombrándolo Comandante de la Campaña;

Para 1818 se ha convertido en la ilusión de los pudientes santafesinos cansados de la prepotencia de Vera: el primo de Rivadavia (Vera lo era) equilibrista entre poderes que le desconfían y hombre de ciudad, se ganará la oposición de Buenos Aires, de Artigas, del Cabildo capitalino y del interior santafesino. La región se vuelve tierra de intrigas y conspiraciones. Una de ellas se traga a Vera. Don Estanislao, esmerado estratega militar se torna al pueblo que lo aclama; Aunque reconocido por su padre, llevará toda su vida, el apellido materno. Como el otro gran dirigente surgido en la ciudad de Santa Fe: Hernando Arias de Saavedra, cuyo padre era un tal Suárez de Toledo.

San Martín le escribe en 1819: “Unámonos contra los maturrangos bajo las bases que usted crea y el gobierno de Buenos Aires más convenientes; Le repito, unámonos contra los maturrangos; divididos seremos esclavos; unidos estoy seguro que los venceremos. Quien le escribe no quiere otra cosa que la felicidad de la Patria: usted es un patriota y yo espero que hará en beneficio de nuestra independencia todo género de sacrificios… No tendré el menor inconveniente en personalizar con usted en el punto que me indique si lo cree necesario. Tal es la confianza que tengo de su honradez y buena importación”.

López combate las intromisiones portuarias y consigue la estabilidad gubernamental en el pacto de San Lorenzo de 1819. Al volverse al pago, solicita a los cabildantes que legalicen su situación y bajo su inspiración, los literatos constituyen el Estatuto Santafesino de 1819, primer órgano constitucional del país. Donde se llama Patria al país, Pueblo a sus habitantes y Caudillo a su gobernante; Entre las guerras civiles, las invasiones del malón y las penurias del erario, López se inmiscuye en la vida diaria provincial, y forja la primera ley de instrucción pública y gratuita adelantándose al impúdico de Rivadavia. Sarmiento bien que se cayó de bruces al saberlo, a quien trataba de “Gaucho ladrón de vacas”. Santa Fe fue el feudo del llamado desde entonces “Patriarca de la Federación”.

.

    Y bueno, ¿quién es este López del cual todos hablan y del que tan poco he leído? Los epítetos partidarios de Sarmiento (gaucho ladrón de vacas, lo llama) o las desmemorias de Aráoz de La Madrid o Paz, la Historia de Mitre o Vicente-López son negatorias de las virtudes del caudillo, así como han “bronceado” a otros próceres. Ambas ramas de la Historia Nacional, -llámese oficial, llámese revisionista- lo reconocen como el mejor discípulo de Artigas y una figura nacional que contiene los excesos de Rosas. En su provincia, no hay culto a su personalidad como los hay en otras provincias como con Quiroga, Güemes o Urquiza. Es más, Rosario, tierra de Álvarez, De Marco, Zinni, Petrocelli, no es devota del caudillo provincial por la vieja cuestión aislacionista de la patria chica. La historiografía oficial lo ve como un secuaz de Rosas; los revisionistas, como a un “blando” por enfrentarse al porteñismo rozista. ¿Entonces, qué es López?

    Su hijo Telmo pelea en la guerra del Paraguay, del lado paraguayo. ¿Don Estanislao hubiera aceptado el paso? O mejor, ¿cuánto influyó en Telmo aquel recuerdo de su padre federal, todo poderoso en su provincia y puntal de la Confederación Argentina, para enfrentar al País de Mitre y Urquiza, enrostrándoles su anti-argentinismo? Y he ahí la cuestión: ¿López es el típico exponente del caudillo feudal popular de las provincias, es la mejor lanza del Federalismo Nacional, o ambas a la vez? ¿Tiene algo que ver en la cultura política posterior, que sus democráticos veneradores lo llamen don Estanislao o López a secas, y los militares: Brigadier recordando sus virtudes militares? López como todo prócer, no tiene una sola versión de su vida: La mayoría de sus historiadores describe los paisajes donde vive y sus glorias militares contra los porteños y sus buenas relaciones con San Martín y con Belgrano (¿?) Sus propios devotos le quitan virtud. Los más avispados van más allá: enumeran su política educacional (Superior a las reformas de Rivadavia o a las de Sarmiento, que tanto duele a los panegiristas sarmientistas), su estatuto provincial (realista, progresista, nacional para que sufran Alberdi o Vélez Sarfield) y la austeridad de un gobernante que no aprovecha su puesto para hacerse con propiedades o mujeres ajenas. ¿López es una denuncia viviente de los poderes de turno y por eso se lo calla? Su familia no estará con el mitrismo ni con el alsinismo: sus nietos militan en las huestes yrigoyenistas. Es que Yrigoyen tiene mucho de López, incluso su acallada fama.

   Este digno caudillo tan falto de reconocimiento por algo debe ser. Los silencios en Historia no son casualidades, son causalidades. Algo habrá hecho este López para que los elementos del poder lo hayan olvidado tanto. Busque usted, todavía hoy, la calle Estanislao López en Capital Federal: No la encontrará, como tampoco la de Francisco Ramírez. Ciento ochenta y pico de años después, y todavía los porteños no soportan la afrenta de las riendas de sus caballos atadas en la Pirámide de Mayo, asustadísimos de la “barbarie gaucha” que jamás se produciría, pese al anuncio de los alarmistas. La dignidad, como siempre, la tienen nuestros pobretones en sus reclamos, que los poderosos en sus negatorias y “sus sustos” del “revanchismo”. Pero de esto, basta…

Estanislao López estatua

.

Santafecinos o santafesinos,

     El Brigadier Estanislao López ha fundado la provincia tomando el nombre de su capital. ¿Pero cuál es el gentilicio de sus provincianos?

     En la primera edición de estos libros que tienen como finalidad sostener el progreso nacional en base a las vivencias de su pueblo, me encontré con una crítica que desconocía, evidentemente culpa de mi formación profesional portuaria. Cuando se pronuncia santafecino, así con C, es una derivación de los porteños. Con S, santafesino, es una reivindicación nuestra.

      Saludo la observación de mis lectores, y me pliego a ellos en la nomenclatura. Seamos santafesinos, y unámonos contra los maturrangos, que nos intentan dividir.

.

Los últimos años.

 La muerte de Quiroga, a la vez de significar la caída del último representante genuino del interior con posibilidades de recobrar lo perdido, consolidó el vuelco de los pueblos al Federalismo. La mayoría de los gobernantes se volcaron al Rosismo como sostén de la Nacionalidad e hicieron de la condescendencia la línea a seguir. Apenas, tibio y timorato, Estanislao López se mostraba esquivo a la obsecuencia nacional con Rosas.

 Quince años después de su papel preponderante en Cepeda y el crítico año veinte, López es de los pocos caudillos surgidos con anterioridad a Rosas que puede criticarlo. Mantiene su empecinamiento con el ordenamiento constitucional, y protege en sus pagos a los dorreguistas, para disgusto de Rosas. Incluso había intentado justificar a los Reinafé.

 Pero si López no era obsecuente se encontraba sumiso. La economía santafesina dependía en absoluto de los subsidios porteños que incluso Rivadavia entregaba puntualmente. Por eso Santa Fe es de las últimas en abandonar al gobierno de don Bernardino a su suerte, y eso porque todavía cree poder hacerse con el prestigio del Congreso, volcando sus resoluciones hacia el Federalismo formal. No ha sabido el Brigadier contraponer su figura a la gigantesca estructura bonaerense. Y en las veces de la política diaria, no dejó nunca de ser el mejor puntero de los porteños. Como sus lanzas bien decidían la suerte del país, supo cobrársela a los gobiernos de turno. Pero el país federal le exigía más. Mucho más.

.        

Detrás de López en los reclamos políticos del Litoral se encontraban Ferré y un joven entrerriano llamado Justo José de Urquiza. El primero podía mantenerse desligado del poder omnímodo de Buenos Aires contrabandeando con Paraguay y desarrollando mejor que López la economía provincial. En Entre Ríos, Pascual Echagüe, hechura de don Estanislao, aceptaba el contrabando de los ganaderos entrerrianos con Uruguay e iniciaba buena parte de las mejoras educacionales de la región, continuando la obra de don Estanislao. De ella, Urquiza hará obra grande años después.

 Preso por masón y unitario en Santa Fe en 1831, el “castellano de San José” se sumó a las mieles del federalismo litoraleño. Por indicación de López era comandante del Uruguay en 1836. Pero para ese año, las relaciones entre los viejos amigos (López y Echagüe) está rota y López despotrica contra su viejo por apañar al ‘unitario’ de urquiza. Los entrerrianos sindicaron a Urquiza como al heredero de Ramírez. Y lo sería, pero recién en 1841 con la venia de don Juan Manuel.

.

La muerte.

          El año 38 no fue justamente argentino. A la malamente entablada guerra con Bolivia le siguió el bloqueo francés. Renacieron las esperanzas antirrositas y los dos sostenes espirituales de don Juan Manuel mueren en poco tiempo: doña Encarnación Escurra, su esposa, y Estanislao López.

La muerte de doña Encarnación, quien era la consejera que sofrenaba los impulsos de su marido fue un golpe durísimo al corazón del Dictador. La muerte por enfermedad del “Patriarca de la Federación” lo mismo. Los dos límites a los excesos de Rosas morían en poco tiempo. Aunque la evidente alteración nerviosa lo terminó fortaleciendo.

.

         Con la muerte de su gobernador, quedaba desautorizada la acción contemporizadora de Cullen, ya pasado a la coalición. Pero desequilibró el orden provincial. López era un puntal de la Confederación y un freno a la hegemonía porteña. Sin él, el rosismo o caos se acentuó en los confines del Plata.

Todavía se comenta si Cullen actuó con la venia o no de don Estanislao. Ya avisaba yo, de la ingerencia, o no, de López en la muerte de Facundo. ¿Entraba el Brigadier, entonces, en el plan antirrosista? Conozco a López, he seguido su carrera, y me propongo desestimar la idea anterior.

Siempre tuvo a su lado un ministro en el cual depositaba su confianza para que lo auxiliara a gobernar. Antes Amenábar, Galisteo, Echagüe, ahora el gallego Cullen. López no era un letrado, y a veces se le hacía necesario que escribieran sus ideas en papel y lápiz. Como la mayoría de los caudillos, por otra parte. Pero volviendo, ¿estuvo López, o Cullen con su venia, en las confabulaciones antirrosistas? No descarto una jugada por su cuenta del ministro esperando que le saliera bien, ganándose el respeto del caudillo. El mismo Gobernador santafesino anduvo seduciendo al Correntino Berón de Astrada en un plan para detener a Rosas. Ferré lo comenta en sus memorias. Iriarte, federal doctrinario, comenta lo mismo. Pero nada de Francia y unitarios, seguramente. Acaso un poco de presión a Rosas, para que el Dictador, que le respetaba y mucho, cediera su andar centralista a una política más nacional. Y de ser necesario, caer sobre Buenos Aires con la ayuda de los correntinos y unos cuantos más, como en las viejas épocas del ’20 y ‘29.

En 1837, muy enfermo ya, viaja a Buenos Aires a recomponerse y un lacayo rosista le enrostra la falta del cintillo punzó. “Vaya a buscarlo a Márquez, allá lo perdí”. Queriendo decir que muchos de esos lacayos, y el mismo Rosas, le debían el Gobierno. Reside cuatro meses en el Fuerte porteño. No pudo ya convencer a Rosas de organizar la República y se retiró a sus pagos sin cura para su mal. Según el escritor unitario Ramos Mexía, del cual no tuve más datos que su versión, En una última actitud sádica propia de su personalidad, Rosas hirió el orgullo del noble Patriarca, haciendo vestir a uno de sus bufones como López, mostrándolo timorato y atontado. El herido caudillo se levantó de la mesa, y abandonó el lugar. A finales de año, ya andaba entreverado en las conjuras antirrosistas[1],

 Estanislao López casa.

.

Los defensores de Rosas lo ven como un “blando”. Los adversarios de don Juan Manuel, como un “gaucho ladrón de vacas” y un simple matarife más. López valía por sí mismo y, desaparecido Artigas, era el más grande federal de aquellos tiempos. Lo prueban sus hechos y su obra de gobierno. Cuesta creer el ver al Caudillo “ladrón de vacas”, epíteto de Sarmiento, como al primer impulsor de la educación pública y popular en la Argentina. Tanto duele, duele tanto, la verdad don Domingo[2].

 

[1] Juan Bautista Alberdi, escritor del diario “Moda”, en cambio cuenta otros tantos. Del recibimiento apoteótico de López en Buenos Aires. Era el último de los grandes caudillos de la argentinidad. Pero los porteños siguen sin darle calle.

[2] El primer biógrafo de López, Ramón Lassaga, tiene un entredicho con Sarmiento en la década del ’80 del siglo XIX. Éste le recrimina que haya hecho una biografía sobre el “gaucho ladrón de vacas, bebedor de ginebra en mate”. Se equivoca, general, López era abstemio. El general Echagüe era el que tomaba ginebra en mate. “¡Si yo digo que López era borracho, así quedará!”. Así entendían la historia las eminencias liberales que reivindicaban a Rivadavia, execrando a los caudillos de la argentinidad.

8 comentarios

  1. Carlos Pistelli

    Reblogueó esto en ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?.

  2. Patriarca de la federacion?
    soy entrerriano y a este tipo lo consideramos un infame traidor.
    viva urquiza

    • Carlos Pistelli

      No somos de los que hacemos una historia de buenos y malos, y rivales irreconciliables, Más aún, de andar señalando con el dedo. Abrigamos un gran respeto por la figura de don Estanislao López, así como respetamos a Urquiza y a Pancho Ramírez.

    • paul

      VIVA URQUIZA!!!!!

      • Embalsamador de la cabeza de Panchito ramirez

        Urquíza una basura traidora de Rosas y perrita de mitre

  3. paul

    Esto paso y pasa porque los provincianos se la pasan lamiendo a los porteños!!!. Ponete de acuerdo, primero le llamas restaurador y despues dictador!-

  4. Carlos: Releyendo algo tuyo, alguna cosa salta para bien. En este caso un problema para mí importante y que hay que encontrarle la vuelta. Me refiero a que algunas cosas no se pueden aceptar alegremente. En tu desarrollo hay elementos que sacan a la luz el tipo de problema a que me refiero. Como rosarino fue muy importante tu referencia a rivalidades dentro de nuestra provincia, y estoy seguro que a más de un rosarino no le gustó y a más de un santafesino del centro norte le habrá parecido insuficiente. Por otra vía te har´llegar una idea, a nivel confidencial.

Trackbacks

  1. Primera Batalla de Cepeda. « ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: