Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Historias de los Mundiales : Austria-Suiza, 1954.

Meidling: Das Fußballer-Leben des Turl Wagner

La cuarta copa mundial de fútbol volvió a Europa tras la 2da Guerra Mundial y se jugó en Suiza. La misma duró entre los días 16 de junio y 4 de julio de 1954. La sorprendente ganadora fue la selección alemana occidental, quien derrotó en la final a la poderosa Hungría por 3 a 2, en un partidazo*. Pero queríamos contarles un partido eliminatorio anterior a la final.

Ese partido fue el de los cuartos de final que ligó a los locales suizos con sus archirrivales austríacos. Austria había conseguido la clasificación a cuartos el 19 de junio, tras derrotar a los poderosos checos 5-0. Mientras que los suizos, empatados en puntos con Italiam en el grupo D, debieron jugar un repechaje el 23, goleando a los tanos por 4 tantos contra 1.

El 26 de junio, en Laussana, las selecciones de los países del centro europeo se vieron las caras por primera vez en un Mundial. Austria, potencia mundial en los ’30, extrañaba sus viejos valores, pero seguía siendo, como buen cultor del fútbol “teutón”, un hueso duro de roer. Suiza, local, soñaba con la consagración. El partido fue el más dramático y con mayor cantidad de goles en la historia mundialista: Tanto, que en 19 minutos, los locales barrían a sus adversarios con un bailongo helvético de tres por cero. Uno supone que con un score así, está todo dicho.

Los austríacos, conducidos por Teri Wagner (en la foto) y Erch Probst, no se amilanaron. Teri descontó a los 25 del PT. Los suizos sacaron del medio, perdieron la pelota, y en una rápida contra, los austríacos estaban 2-3. No suficiente con ello, los suizos, chocolates amargos, si los hubo, volvieron a cometer la misma distracción: y Teri Wagner igualó las acciones a los 27 minutos. Seis goles en menos de media hora. ¿Conformes? ¡Ni mucho menos!

Los suizos, y su doble W (2 defensores, 3 volantes, y 5 delanteros que conforman una “W”), hacían agua por todos lados:  Alos 32′ Austria se puso 4-3. Y no conforme, tres minutos más luego, llegó el quinto. En diez minutos, los locales se habían comido 5 pepas. Y les habían dado vuelta un 0-3.

Pero para no ser menos, los visitantes tampoco eran sólidos atrás: Y a los 39′ Robert Ballaman descontó para dejar el primer tiempo en un 4-5 impresionante.

El tema con la precisión suiza, y su siempre saludable neutralidad, es siempre querer quedar bien con dios y el diablo. Si tuvieran un “Duce” de premier, seguro que se les aparecía a los muchachos en el vestuario, y los arengaba para que se pusieran las pilas. O al menos, una visita “latinoamericanista”, como les hizo don Jorge Rafael a los peruanos en la previa con Argentina en el ’78. Si salieron con ganas de revertir la historia, al menos lo intentaron. El tema con los que intentan las cosas, y se quedan contentos con ello, es que siempre se quedan afuera de todo.

Los austríacos controlaron las acciones, y se llevaron la llave por un contundente 7-5. Cayeron con sus clásicos primos del norte 1-6, y terminaron terceros, venciendo a Uruguay, consiguiendo su mayor logro mundialista. ¿Los suizos? Se atragantaron de chocolates amargos.

*Rarezas alemanas de ese Mundial. En la fase de grupos, los alemanes perdieron con Hungría, a la postre la mayor potencia fubolera de la época, 8 a 3, y tuvieron que ir a un desempate con los turcos, que venían de hacerle 7 a los coreanos (que a su vez, se comieron 9 con los Puskas, boys) Los alemanes golearon 7 a 2 (4-1 fue el primer partido en la fase de grupos) En cuartos despacharon a los yugoslavos 2-0. En total hicieron, en seis partidos, 25 goles (Hungría en cinco, hizo 27) y recibieron 14. Una cifra envidiable dados los 0 a 0 en los que nos hemos acostumbrado hoy en día. Pero la otra curiosidad alemana (federal) se dio en la fase clasificatoria pre-mundialista.
El sorteo los emparentó con Noruega, y…. ¡¡EL PROTECTORADO DE SARRE!!! Sarre era una provincia alemana que se mantuvo independiente tras la guerra diez años, y tenía su propia selección. Helmut Schon, era su seleccionador. Schon, venía de jugar en la selección alemana oriental, y corriendo el tiempo, fue el máximo seleccionador teutón (occidental) con los cuáles ganó un Mundial y una Eurocopa, perdiendos dos finales (Mundial, 66; Eurocopa, 76) ¡Una maravilla de nacionalidades, pobre Helmut!!

Los alemanes pasaron ganándoles a su provincia, y obtuvieron su primer mundial como federales. Luego vendría otro, como Federales, en 1974 (locales, donde perdieron 1 a 0 con los visitantes “orientales”) y ya unificados, ganaron una copa extra en 1990. Lo que se dice, un berenjenal, estos tedeskis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: