Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Cómo se conformó la Junta de gobierno?

 Efectuada la votación del Cabildo del 22…

( https://carlospistelli.wordpress.com/2013/05/03/resultados-del-cabildo-abierto-del-22-de-mayo/ )

… que daba por derrotado a Cisneros, Leyva buscaba la manera de salir del fango. Encontró la solución en el voto de Bernardo de la Colina, Aunque meditó también el de Hermenegildo Aguirre:

“Que con concepto a haber caducado la soberanía en la Suprema Junta Central, es su dictamen se subrogue provisionalmente el gobierno general del Exmo. Sr. Virrey al Exmo. Cabildo, previas las circunstancias de acompañar a este Exmo. Ayuntamiento, en calidad de concejeros por lo que pertenece a lo político del gobierno, el Dr. D. Julián de Leiva, el Sr. D. Juan José Casteli, el Dr. D. Juan José Passo, el Dr. D. Mariano Moreno; y en lo militar D. Cornelio de Saavedra;”

       Como debió parecerle, el de Aguirre era el fin del ciclo virreinal. Prefirió el de La Colina:

Que por un principio de equidad, y atendiendo a la unidad y precisas relaciones de esta capital con los demás pueblos interiores, y a los disturbios que se originan de la mudanza de gobierno, debe permanecer el actual; con la condición que, para satisfacción completa de este vecindario, se asocien al Exmo. Sr. Virrey cuatro individuos, uno del estado eclesiástico, otro del militar, otro profesor del derecho y el último del comercio, elegidos por el Exmo. Cabildo, hasta que se reúnan los votos de las demás provincias: y en caso de pluralidad de votos para, la deposición del Virrey, recaiga la elección de sujeto que lo releve, en el Exmo. Cabildo.

      El voto de Colina, le dio la clave al asunto. Cisneros seguiría en el cargo, y lo haría acompañar con el cura Sola, el comerciante Incháurregui, el militar Cornelio Saavedra, y el abogado Juan José Castelli. Todos brindaban esa noche del 24, cuando los dos últimos fueron informados por sus huestes del descontento ‘popular’ a la nueva Junta. Es decir, que la primera disposición de la Junta, como tal, fue el de renunciar. Hubo un fuerte entredicho entre Castelli (“la renuncia la pide todo el Pueblo”) y Cisneros (“Ponga una ‘parte’ del Pueblo) pero finalmente todos renunciaron.

.

¿Y ahora?

.

    ¿Quién confeccionó la lista que determinó la composición de la Primera Junta?

 Tanto Belgrano, de notable actuación posterior, “mi nombre se mencionaba en una Junta pero yo desconocía tal proceder”, como Mariano Moreno, quien incluso pretendió renunciar a la misma, no estuvieron al tanto. ¿Qué escriba bicho para las situaciones anduvo preguntando nombres para terminarla? ¿Por qué fueron 9?, ¿Qué razones hubo para finalmente nombrar a los 9 escogidos?, Vicente Fidel López delira diciendo que “fue por imposición popular”. Miguel Ángel Scenna, habla de dividir por igual los puestos en las tres facciones del momento (Las Milicias, los carlotistas, los sarracenos de Álzaga), José Ma. Rosa es el que mejor ha razonado el como pudo haberse conformado. Tomando como base la Junta del 24, descabezado Cisneros, era lógico que el Presidente de la Junta fuera el Mayor Capitán de los españoles americanos (Saavedra), y mejor él que Huidobro (español europeo). Siguiendo la lógica de Leyva, Saavedra fue reemplazado por Azcuénaga, militar. En lugar de Incháurregui y Sola, de dudosas actitudes, Matheu y Alberti, que andaban de acá para allá con aquellos como amigos; Y por cualquier cosa, se buscó un reemplazante extra para cada vocal: Por Matheu, se agregó a Larrea; Y finalmente, a Belgrano, segundo de Saavedra en Patricios, Moreno y Passo. Es una probabilidad bastante cierta que haya sido así.

.

    Se sabe que French y Beruti, y Chiclana, que era su contacto en los Cuarteles (adonde, por otro lado, lo habían mandado castigado: Nada peor, el viejo truhán de Feliciano arengó las tropas estando “preso”) andaban de acá para allá con papeletas buscando consensuar nombres. Por el lugar que ocupó en esos días, como orador del Cabildo del 22, al que deben haber consultado de los Jefes Ilustres, ese debe haber sido Castelli. También, posiblemente, Martín Rodríguez, de notable predicamento esos días. Castelli había congeniado, y no del todo, a las facciones en pugna en esos días de Mayo y debió conformarlos a todos en una Junta ampliada de la del 24. Tomando el resultado de la elección del 22, podemos encontrar, a grandes rasgos:

  • El 30,53% quería que permaneciera, de una forma, u otra, Cisneros (A).
  • El 37,61% siguió el voto de la Línea Saavedra-Castelli (B).
  • El 11.06% votó la fórmula de Ruiz Huidobro (C).
  • El 8,85 la de Nepomuceno Solá (D).
  • El 7,5%, la de Pedro García y Chorroarín (E).

  En función de como votaron, la Junta se integró, con cinco (5) integrantes que votaron la fórmula “B” (Saavedra, Castelli, Moreno, Belgrano, Matheu);  Dos la fórmula “D” (Azcuénaga, Alberti); Uno la “E” (Passo); y Larrea, que no concurrió. Convergieron en desorden a votar por la cesación del Virrey, y no se pusieron de acuerdo en la forma: O no tuvieron tiempo para dialogar con todos, o alguna interna abierta de antaño quiso que no votaran todos igual.

Junta_de_Mayo

.

Saavedra-Castelli, la fórmula ganadora,

.

   En la tarde-noche del 24, Saavedra y Castelli perdieron el contacto ‘popular’, y con sus consejeros, por sus responsabilidades en la nueva Junta que tenía a Cisneros de Presidente. Es hasta posible que lo hayan perdido desde el primer momento. Ninguno de los dos estaba en Buenos Aires, cuando Cisneros debió reconocer el caos español en Europa, y las cosas marcharon sin que las pudieran controlar. Los saavedristas tuvieron un campeón, en las Jornadas Mayas, que fue Martín Rodríguez, trístemente olvidado por la Historia (tal vez por su deslucido papel protagónico cuando le tocó tenerlo), que fue el que motivaba y movilizaba a la muchachada (por intermedio de Chiclana) y el que abrochaba posibles aliados al “saavedrismo” (como Moreno, quien concurrió al Cabildo del 22, invitado por el propio Rodríguez, su amigo personal), amén que “apretó” de malos modos (si hubiera otra forma de apretar, no) a Cisneros en uno de los tantos encuentros. El “castellismo” estaba algo anárquico sin su líder, y el criterio independiente de Passo (virtud de toda su vida política) más la posición mesurada de Alberti-Solá (podríamos llamarlos, “El curataje moderado”) ganaron espacios en las ‘familias bien’. El apresurado discurso de Castelli el 22, malimpresionó a muchos, y sólo la decisiva oratoria de Passo, y el firme voto de Saavedra, ganaron la batalla ‘consular’.

   Cuando se tacha a Cisneros de la Junta del 24, y a Sola e Incháurregui, de rebote, quedó la disyuntiva: ¿Cómo borramos a Castelli y a Saavedra, si son nuestros jefes? A pesar de la pifiada de jurar con el virrey depuesto, no se los podía borrar. Castelli ya arrastraba dos tachas a su participación en el Mayo del ’10. A Saavedra se lo exoneró, porque “era el capitán de las fuerzas”, y tenía que estar. Pues, entonces, si tenía que estar, tiene que presidir: Listo! Saavedra Presidente, Castelli conducción. Dos quedaron, faltaban llenar las tres vacantes.

.

Siempre encontrarás un Rodríguez,

.

    La muñeca de Rodríguez, me parece, estaba tallando en esas horas. Si no, no se explica porque su nombre no aparece en vez del segundón de Azcuénaga. Rodríguez debió tener un impulso de modestia, y prefirió no agregarse en reemplazo posible de Saavedra como militar de la Junta. Eso explicaría, a mi entender, todas las actitudes que tuvo Rodríguez el resto de su vida: Una obsesión por mandar, a toda costa, y a todo trance, que lo llevó a cometer las más tremendas equivocaciones que un militar y político pudiera realizar. La muñeca de Rodríguez impuso a Alberti en reemplazo de Sola, por “El curataje moderado”, y a Matheu, por Incháurregui, con sus dudas, porque venían del alzaguismo con el cuál su partido no comulgaba. Llamado por algún lío de los todos que hubo ese día, dejó a los muchachos un instante. Un instante que se prolongó, y que le significó que “le cambiaran la bocha”.

.

French, y Beruti, reparten escarapelas y puestos de Gobierno.

.

    Debió ser, entonces, que French o Beruti, contactaron a sus jefes directos: El primero, a Castelli, con el que formaría amistad; el segundo con Belgrano, al cual admiraba profundamente. No olvidemos que con ellos andaba Manuel A. Artigas, que también respondía a las indicaciones de Belgrano como su Jefe. Pero Belgrano, en su biografía, dice no saber nada de lo que estaba pasando, y le creemos, por sobre todas las cosas, porque no era ni de los que decía una mentira piadosa. Alguno de estos ‘sotretas lindos’ debió buscar a Castelli. Y Castelli, que amén de apresurado, patriota e insolente, era un ‘Jefe’, debió sacar provecho del momento. Ningún jefe, salvo un Chacho Peñaloza en sus patriadas, o Yrigoyen con la oligarquía, andan dando de “changüí” (como dice Fermín Chávez) cuando les llega su hora.Y el Juanjo sabía que su hora, había llegado.

.

   El nombre de su primo era obligado, pese a que Belgrano no tuvo un papel de primer orden en el Mayo del ’10. Pero su primo era funcionario del Virreinato, aunque había renunciado algunos meses antes, y se lo tenía como un pensador ilustrado, referente ineludible a la hora de constituir un páis mejor. El olfato político de Castelli, que se le había despertado desde la confianza que le depositara Cisneros, y que utilizó para conspirarle en secreto, le advirtió de liarse con los “alzaguistas” en su provecho. Castelli no simpatizaba con Álzaga, pero sabía que un partido poderoso, aunque ‘proscripto’, y con ‘plata’, le daría buenos dividendos. Larrea, el “financista de la Revolución”, ocupó su sitial histórico. Bien que Saavedra tragó amargo para vomitar insultos tiempo después contra don Juancito.

  Los nombres de los secretarios de la Junta merecían este párrafo aparte. No hay dudas, pese a su voto, que Passo se ganó un lugar con su salvada en el debate. Otros hombres tuvieron un papel mejor en esos tiempos revolucionarios (Viamont, Nicolás Rodríguez Peña, Vieytes) pero algún vuelto se les cobró por votar la posición de Huidobro, poniendo en apuros la propia. Passo era un tecnicista, un alma independiente, y no sé casaba con nadie, ni tampoco alguien con él. Son esas personalidades hoscas que generan rechazo y admiración al mismo tiempo. Un patriota, más bien tirando a gato, porque siempre termina bien parado, y al lado del que está mandando. Nadie pone en dudas sus talentos y su patriotismo, pero también digamos algunas cositas más que nos genera el noble Jota Jota.

.

El caso de Moreno, es el más difícil de dilucidar.

 Su hermano Manuel andaba metido entre los ‘pendejos’ y debió tirar su nombre como un centro a ver si alguien cabeceaba. No lo cabeceó ni Palermo. Alguien debe haber arrimado el apellido del abogado más importante de la ciudad, tanto más que Passo. ¿Los ingleses, que lo creían alguien suyo? ?Los hacendados, de la Representacion? ¿Martín Rodríguez, que lo tenía como al técnico que necesitaba Saavedra para mandar? ¿Los jovenes, porque lo veían como propio? Es mi principal incógnita. Porque creo que con Matheu y Larrea, los alzaguistas tenían el cupo lleno, y tampoco era cuestión de enojar a Saavedra, que no les tenía estima alguna. En mis libros de historia, acumulo que todas las preguntas que enuncié fueron razones para que esté. Pero es un análisis bastante personal, al respeto.

.

El Juramento y lo que vendrá.

.

Junta

.

   Los integrantes de la Primera Junta, juraron en nombre del rey Fernando, y fue emocionante el cómo, pues fueron arrodillándose en fila india, conmovidos por lo que estaban viviendo. A partir de ese momento, más que los principios políticos que cada uno traía, para cumplir su papel, fue la voluntad arrolladora e incansable lo que ganaría méritos en la conducción del Movimiento. Y ese papel le quedó asignado a un tesonero laburante como era Moreno, que se encontró de rebote en un lugar, que no colmaba sus ambiciones, pero ya que estamos, hacemos. Saavedra se contentó con las exterioridades del poder, Castelli con el trabajo sucio, Passo con la parte diplomática, y Belgrano, echo a un lado, tal vez porque su personalidad confrontaba con la del Secretario, y ni hablar con la de Saavedra, debió buscar un nuevo horizonte en donde llenar de goce su Santo Patriotismo. La Primera Junta de Gobierno, perteneció en cuerpo y alma a Mariano Moreno. Saavedra apenas le pudo oponer, una sorda resistencia, hasta diciembre de 1810. El resto era un relleno, y los que tuvieron papel significativo en aquella semana, casos Rodríguez, French, Beruti, Chiclana, Pueyrredón, Vieytes, que no tuvieron lugar en la Junta, debieron contentarse con lugares menos significativos. Aún Vieytes, de rol fundamental en las reuniones previas, al no atreverse a fusilar a Liniérs, pasó rápidamente al olvido, y eso que fue el reemplazante de Moreno en la Junta.

.

    Saavedra tenía todas las barajas para mandar: Jefatura, apoyo popular, méritos patrióticos, y el Ejército. Es inentendible, todavía para muchos, cómo carajos dilapidó todo lo que armó. Castelli llevó a cabo la campaña al Perú: Todo lo hizo mal, a pesar de su capacidad y patriotismo. Passo pervivió en política, veinte años. Moreno murió antes de tiempo. Y Belgrano, el glorioso y gran Belgrano, debió esperar dos años para empezar a ocupar el papel que la Historia le tenía asignado: El de “Padre de la Patria”. No se entiende la argentinidad, disculpes ustedes, sin Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús. Por algo se llamaba, Corazón de Jesús.

Belgrano

3 comentarios

  1. Carlos Pistelli

    Javier Garin Muy interesante, Carlos Pipo Pistelli. Nunca hay que perder de vista los manejos de Castelli, jefe del grupo radicalizado que incluía a Belgrano, Vieytes, Nicolás Rodríguez Peña, etc. Saavedra aseguraba el apoyo de las tropas, y Moreno la fracción de Alzaga. Todo parce indicar que fue Castelli el autor de todos los entuertos de esa semana de mayo que terminaron de envolverlo a Cisneros, y quien pudo conciliar a todas las facciones criollas con gran habilidad.

    Carlos Pipo Pistelli Gracias, dotor, es lo que intenté poner en la nota del blog, Pero me queda esa nostalgia del volver en el tiempo para ver cómo se armó esa Junta. Un abrazo.

    Javier Garin en realidad cisneros armó la verdadera “primera juunta”, la que él presidía, intentando equilibrar y contener, y ahi los dos criollos relevantes, uno por motivos políticos y otro por motivos miltiares, eran Castelli y Saavedra.

    Javier Garin comparto con usted el misterio de Moreno, ya que es muy difícil saber quién realmente

    Pablo Rohr Muy bueno!Para mi, sin lugar a dudas Belgrano es la figura más brillante de la revolución porque es quien rompió el hielo y le dio el verdadero sentido independentista a la cosa.Lastima para nosotros que al Gral Belgrano nunca le daban bola(aunque también cometió errores como todos)pienso que distinto hubiera sido el destino si lo hubiesen escuchado un poquito.Y muchas de las cosas que la historia adjudica a Moreno mucho tuvo que ver Belgrano,como la creación de la biblioteca nacional y el plan de operaciones de la junta.

    Marcelo La Rosa El Historiante Hay quien dice que la junta se formó en un rapto de lucidez de Beruti. En el Cabildo, en medio de la agitación reinante, Beruti escribe en un papelito los nombres de los propuestos y se lo pasa a un compañero que lo hace llagar a José Darregueira, que en ese momento tenia la palabra. Darregueira lo lee en voz alta y la Junta es aprobada por aclamación.

    Marcelo La Rosa El Historiante Javiér, Lo que Moreno había hecho antes, fue un intento de revolución el 25 de Mayo de 1809 ! acompañado por Alzaga ¡ intentando destituir a Liniers y que fracasó a instancias de Saavedra “Las brevas aun no estan maduras”

    Marcelo La Rosa El Historiante Algo que me interesa destacar es mi opinión sobre la revolución de Mayo. Para mi fue una revolución burguesa en la que la Libertad que se buscaba era la libertad de comerciar con los ingleses, basta con ver la ” Defensa de los hacendados ” de Moreno o los escritos de Belgrano en los que se queja de que los comerciantes españoles “solo pretenden comprar por 2 para vender por 4” De cualquier manera esto para mi no les quita valor. Toda revolución es económica. Pero es algo que tenemos que tener claro. Y en poco tiempo, con la llegada de Rivadavia al poder, se “cambió de tirano sin cambio de tiranía”, como había predicho Moreno. Al menos para las clases populares.

  2. Carlos Pistelli

    Juan Carlos Serqueiros:
    Particularmente y en apretadísima síntesis, creo que se buscó conformar una Junta que garantizara para el bando patriota la supremacía militar ante cualquier emergencia y contentase a las milicias urbanas, y de allí Saavedra; integrara a un militar profesional, y por eso Azcuénaga; que sostuviera la apertura del comercio (cosa que ya había hecho, a su pesar y porque no le quedaba otra, Cisneros), y de allí Matheu y Larrea; que tuviera en su seno a los abogados más prestigiosos, y de allí Passo, Castelli y Moreno; y también al clero, pero no al alto clero (que era Lué) y por eso Alberti; y al único estadista que teníamos por estos lares: Belgrano (a quien todos los demás buscaron alejar después, para poder dedicarse a sus ambiciones personales y sectoriales -“la semilla de desunión que yo no podía atajar”-).

Trackbacks

  1. Semana dedicada al glorioso Juan José Castelli. | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: