Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

El “gallego” Cullen. Santa Fe, Echagüe y don Estanislao.

  El “canario” Domingo Cullen, nació el 26 de febrero de 1791 en Tenerife, una de las islas de España. En 1820 está en Montevideo, donde fijará residencia. Vinculado rápidamente, su gran virtud era saber “vincularse”, con los patriotas que terminarían formando la sociedad (a mi buen gusto decir) de los “33 orientales”, estos lo mandaron al otro lado de la orilla a buscar el concurso de liberarse del yugo portugués.

  En esos momentos, del grito de Ipiranga, el Brasil estaba en plena guerra entre “independentistas” y portugueses plenos. Esa división repercutió en la pcia. Cisplatina, y los orientales la vieron justa. La delegación oriental no fue bien recibida en Buenos Aires, pero en cambio el gobernador de Santa Fe, firmó mediante un tratado el apoyo santafesino a la gesta oriental. Eso demuestra el patriotismo de don Estanislao López, tomando en cuenta que se la había jugado a Artigas en Pilar.

  De ese encuentro con López, que Busaniche cuenta en detalle, nació una duradera amistad del “gallego” con el Patriarca del Federalismo. Cullen se casó con una parienta de la esposa de López, y ya entonces los lazos familiares, fortalecieron la relación política. Don Estanislao nunca fue un hombre instruido, eso no quita su inteligencia, y siempre tuvo a mano un “doctorcito” que pusiera sus ideas en papel. El primer Seguí; el cura Aménabar; el primer abanderado, Cosme Maciel; Galisteo; Pascual Echagüe; y finalmente, Cullen, cumplieron su papel con creces.

Cullen en Santa Fe.

   Mientras el renombre de López se repliega a un segundo orden en el país, Cullen inicia su carrera política en la provincia. A pesar de ello, son los diputados santafesinos los que denuncian en la opinión, y ante su gobernador, como distintos compañeros de bancada se vendían, literalmente, al bando rivadaviano. Estamos hablando del Congreso que forja la Ley Fundamental de 1824. Congreso que pondrá al coronel Bustos, gdor. de Córdoba, en su contra, y a las provincias, que lo miraron con simpatía, ya en franca hostilidad en 1826. Y todo este berenjenal interno con la guerra al Brasil por la situación oriental.

.

Pacual Echague   En Santa Fe, Lopez lleva a cabo una gestión progresista de la mano de su ministro-delegado, el maestro y teólogo, Pascual Echagüe, miembro de una de las más importantes familias de la aristocracia local. Brigadier LópezPero, como toda gestión gubernativa, Echagüe tenía su interna, y su rival no era otro que el mismísimo Cullen, ministro de hacienda. López escuchaba al pariente en las mesas familiares, despotricando hacia su ministro-delegado, pero mantuvo su confianza hacia él.

  Echagüe es el responsable, en gran parte, de la muy buena obra educativa de López. López asumió en 1818 la gobernación provincial, y funcionaban apenas 3 escuelas. En sus largos veinte años de caudillo, esa cifra se multiplicó, y López, machacó con un plan educativo gratuito y público, hasta con la obligatoriedad de concurrir a clases, que hablan de la grandeza del hombre.

.

  En sus veinte años, entonces, donde talló la mano de Echagüe, pero también de las de otros ministros, y de la del propio Cullen, López consiguió:

  La educación fuera gratuita para la gente de escasos recursos, que el Cabildo estableciera un sistema de becas y que los padres fueran obligados a mandar a sus hijos a la escuela, He ahí un antecedente de la ley 1420. Lopez dicto legislación específicamente educativa, concebir la instrucción como un problema de orden publico, inspección de la obligatoriedad escolar. Los contenidos también fueron materia del interés estatal. El gobierno de Lopez dicto un reglamento de disciplina para el Gimnasio Santafesino, se ocupaba especialmente de reglamentar los vínculos entre adultos y jóvenes. Diseñando un proto-sistema, con escuelas graduadas. Estaba compuesto por:

  1. Escuelas para varones.
  2. Una escuela para niñas
  3. Una escuela de oficios para varones.
  4. Instituos secundarios para varones.
  5. El Gimnasio santafesino.
  6. El Instituto literario de San Jerónimo,

Y esto solo en la ciudad de Santa Fe. Estanislao Lopez asociaba los conceptos de Estado, ciudadano, religión, sistematización y cultura moderna, no solo en torno a la perspectiva del progreso de su provincia, sino con una perspectiva nacional.
(Datos en:  http://www.monografias.com/trabajos93/historia-social-y-politica-educacion-argentina/historia-social-y-politica-educacion-argentina.shtml )

.

   Como se ve, la visión de la historiografía oficial con López, ha sido por lo menos, bastarda. Echagüe tenía una costumbre, que Sarmiento le achaca a López, famoso abstemio, de beber ginebra en mate. Pero esta anécdota, es lo de menos. Cuando Manuel Dorrego, ya gobernador de Buenos Aires, envía un ejército por el camino de las Misiones, en plena guerra con el Brasil, López asume su mando. Y Echagüe, entonces, quedó como su gobernador-delegado.

   Aunque la campaña de López terminó mal, debido a las incontingencias del amigazo Fructuoso el pardejón Rivera, don Estanislao aprovechó la ocasión para aumentar su prestigio personal en la región. Recordemos que desde el tratado del Cuadrilátero en 1822, era el ‘protector de las Misiones’ y que ese tema le radicó no pocos dolores de cabeza tanto con Corrientes, como con la pcia. del Paraguay.

.

López en el primer orden nacional.

   Desde el 31 de julio de 1828, que están reunidos en Convención los representantes provinciales, tras los acuerdos forjados por Dorrego, el país parece encaminarse hacia su constitución formal. Y la reunión se dio cita en Santa Fe. López debió asumir el papel de árbitro de la situación. Complicada situación, como casi siempre en la Historia Argenta. En este caso, la rivalidad de Bustos con Dorrego por el liderazgo nacional de la incipiente Confederación, y los reclamos correntinos por el asunto misionero.

  Los problemas no se saldaban, sino que inclusive Bustos y Ferré dieron ordenes de retirarse a sus convencionales, y la Convención debió aprobar la “Independencia del Uruguay”, cuando cayó la siguiente noticia bomba: Dorrego acababa de ser fusilado, y, aunque su carta de despedida no llegó a destino, Estanislao López quedaba a la sazón como Jefe del Federalismo. Era la guerra, contra los decembristas, y el reinicio de los litigios civiles.

   Echagüe marchó con López en campaña, que nuevamente demostró sus cualidades militares estratégicas. La victoria federal en Puente Márquez (abril de 1829), abrió la gran posibilidad para que a finales de año asumiera el mando provincial de Buenos Aires, un viejo conocido de don Estanislao: Don Juan Manuel de Rosas.

  La Convención desapareció oscuramente, pero la jefatura moral de López en el federalismo, era indiscutida. Pero el surgimiento de don Juan Manuel, abrió una pequeña brecha, y la vieja problemática de porteños con santafesinos, pareció reaparecer. En ese crucial año ’30, las provincias del Litoral, totalmente federales, estaban rodeadas por los malones, la Liga de Paz en el interior mediterráneo, y el propio Rivera, presidente oriental, quien cada tanto le daba una ayuda a Lavalle para que volviera a las andadas. De esas andadas, terminó preso en Santa Fe, nada más ni nada menos, que una joven promesa entrerriana: Justo José de Urquiza.

.

  Dos polos federales quedaban, entonces, resistiendo: Uno en Buenos Aires, en donde Rosas había hospedado y calmado la furia de Facundo Quiroga. Y otro en Santa Fe, donde López tallaba con Bustos, Felipe Ibarra, y Echagüe, con Cullen y Urquiza entre bastidores, más el concurso del entrerriano Solá. Ferré, que acabaría de volver al gobierno correntino, se mantenía equidistante. Las negociaciones fueron arduas, y Rosas debió ceder, al menos un instante, a la política de Estanislao López.

  En una anécdota que Pepe Rosa cuenta en sus libros, en una nota al pie, revelo un error de apreciación, y un tono exaltador hacia don Juan Manuel, denigrando a López. Cuenta que José Roxas y Patrón, delegado de don Juan Manuel ante López, le comentó al pasar al Gobernador, de la caída de la familia borbónica en Francia. Que López comentó, “puta, tan bien que íbamos”, y que Roxas le retrucó “Pero general, si eso a nosotros ni nos importa”, provocando “escozor” en la cara del interlocutor. Pepe Rosa agrega que Roxas y Patrón le comentó a don Juan Manuel “Ud. tenía razón con lo de López”, y el historiador (porque con los Rosa, Rosas, y Roxas ya que me mareé), da por seguro que el gdor. santafesino, con la mano de Cullen detrás, estaba conspirando contra el de Bs. As., y buscando el concurso de Paz, Rivera, y de los franceses en el Plata.

  Es un completo error. El “tan bien que íbamos” de don Estanislao es un comentario mundano, y el retruque de Roxas, que provocó “pavor” en el rostro de López, dando asidero a una opinión anterior de Rosas, tiene que ver con otra cosa: El petulante porteño de Roxas y Patrón, unitario por convicción, estaba revelando, en la carta, una mirada de don Juan Manuel sobre López: Rosas estaba convencido que López era un gaucho bastante bruto, y por eso el petulante, se regocija ante su jefe, de haberlo visto por él mismo. Corre por mi cuenta. También es cierto que don Juan Manuel jamás rebajó a López en su trato. Debió ser otra cosa: No era el Rosas de años posteriores, y utilizó su gran conocimiento de los hombres para aconsejar a su delegado, de como llevarse con López. Y el petulante, quiso anotarse un poroto, burlándose de la falta de cultura del provinciano. La cara de estupor o escozor del Patriarca, tiene que ver con eso. Tiró un comentario para demostrar conocimiento, y el petulante le echa en cara su ignorancia. Como ser inculto, muchas veces da vergüenza, López no anotició a Rosas, para que retire de sus funciones a Roxas. Y es así que en las siguiente reuniones, ya ha delegado las tareas en Cullen, gallego pícaro si los hubo.

.

 Continuará…

3 comentarios

    Trackbacks

    1. El "gallego" Cullen. Santa Fe, Echagüe y don Estanislao. | Noticias de mi Tierra
    2. El “gallego” Cullen II. Hombre de López, rival de Rozas. El drama del Federalismo de 1831. | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?
    3. El “gallego” Cullen. Santa Fe, Echagüe y don Estanislao. | Carlos Pistelli | Carlos Pistelli

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Mis Mentiras Favoritas

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Una chica trotamundos

    CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

    Pájaro Rojo

    El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

    Ateneo del encuentro

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Proyecto Vertientes

    El Blog del Río Paraná

    HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    ESA VIEJA CULTURA FRITA

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Jose Luis Muñoz Azpiri

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    A %d blogueros les gusta esto: