Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

II.DE LA TORRE, hacia los cien años del PDP.

  “Durante quince años, sistemáticamente, en las reuniones de suburbio, en los pasquines de provincia, en una forma mezquina y oscura que yo no podía recoger, se viene deslizando, para alejarme la simpatía posible, no de los viejos radicales que conocen toda esta historia, sino de las nuevas generaciones fanatizadas y de los imbéciles que abundan en todas partes y llegan en la política a las más altas posiciones…”, Se viene deslizando, agregaría yo, el mote de traidor que los yrigoyenistas le brindarán a De la Torre por años. “Los cargos concretos de aquel documento (N.deA. los de 1897) que ponía en tela de juicio la lealtad de la conducta de Yrigoyen para con el doctor Alem jamás fueron rebatidos. Un duelo sin mayores consecuencias entre dos personas que no manejaban las armas (sic) leves heridas recíprocas aunque más considerables las mías, echaron un velo de silencio sobre los pesados cargos…”  (De La Torre, diario la La Nación, edición perdida del año 1919).

.

Años de aprendizaje.

.

   Vuelto a Rosario, con la mejilla tajeada, De La Torre funda el diario La República, junto a Francisco Correa, Joaquín de Vedia y en donde escribe un joven oriental llamado Florencio Sánchez. Y vuelve a retarse a duelo, esta vez con un dirigente radical, que fuera su amigo, llamado Agustín Landó. Aunque esta vez finaliza vencedor, elementos radicales se acercaron al lugar del encuentro para matar a Lisandro. Landó le pidió disculpas al respecto. Ya ni habría posibilidad de retorno entre radicales y De La Torre.

   Se retira a los campos heredados de su padre, donde trabaja hasta la extenuación. Cada tanto vuelve a Rosario, o a departir tertulias políticas en Buenos Aires. Mujeres no le faltan, pero como en todos los aspectos de su vida, pulcro y cuidadoso de su vida privada, pocos saben que fue un galanzuelo de aquellos. En los inicios del nuevo siglo, recorre Europa y los Estados Unidos. Se presenta en alguna que otra elección pero no le va bien.

.

  Sus convicciones permanecen inalterables, pero emprende una titánica labor de lecturas y experiencias que le permitan conocer la realidad que lo circunda. Argentina, Santa Fe y Rosario en ella, han cambiado con el incesante ingreso de inmigrantes. O la política criolla los integra o los reprime y expulsa de la vida social. No hay términos medios para don Lisandro. Llega entonces a una síntesis de su pensamiento “soy un radical socialista”, mostrándose como síntesis de los dos partidos que le disputan clientela. En 1908 conoce al gran político francés George Clémenceau, “el tigre”. Clémenceau tiene palabras elogiosas hacia él, Hombre político de claro talento, de palabra concisa y de acento enérgico. Octavio Ramón Amadeo, uno de los grandes jurisconsultos del país, de destacada vida política, lo ve así: “Se ha dicho que ha nacido para la victoria; es un error: había nacido para la lucha. En la refriega, atacaba siempre de frente. No era de los que envían torpedos científicos o bombas de tiempo, sin peligro ni responsabilidad”. Y le da un apodo que tal vez lo identifique, “El Ogro de la política argentina”. Tal vez por la fama de cabrón bien ganada.

 delatorre El 29 de noviembre de 1908, se forma la Liga del Sur. Dirá ese día: Con el vigor y la firmeza propia de los movimientos de opinión arraigados en el espíritu público, a la sombra de una bandera que inscribe en sus pliegues los anhelos más justos que sea dable abrigar a una sociedad despojada de todos sus derechos; acto de protesta y de defensa propia contra la absorción irritante, y expresion de fe en las propias aptitudes para realizar los fines del gobierno libre, así surge en la escena esta poderosa agrupación popular, a que presta Rosario el calor de sus simpatías unánimes y el nervio de sus entusiasmos viriles. Ella es representativa de los más altos intereses de la segunda provincia argentina y su acto de constitución, al que asistimos en este día con la conciencia vibrante por la evocación de graves deberes, puede marcar una fecha memorable (…) La Liga del Sur no es la liga del sur contra el norte; la Liga del Sur es la concentración de voluntades de los habitantes del sur en defensa de su autonomía y en contra del localismo absorbente de la ciudad capital”.

.

  El ateo liberal ha vuelto con todo a las lides políticas de su ciudad. El diario La Capital le abre sus páginas: Se le acusa de localista y mezquino, pero devuelve los guantazos, a los capazos. El año siguiente, La Liga del Sur triunfa en las elecciones rosarinas. Ha vuelto por la puerta grande, y a sus cuarenta años, se prepara para algún premio mayor.

.

Sáenz Peña.

  Roque Sáenz Peña  El presidente flamante quiere cambiar los tantos de la política vernácula. Ya Roca no los marca más, Yrigoyen sigue siendo una promisoria promesa. Desde siempre don Roque creyó en una ley electoral que garantice la limpieza del sufragio. Y está dispuesto a jugarse entero en la patriada. Reúne con el caudillo radical, que si no le prestó el apoyo, alguna venia le dio a la idea. Sáenz Peña estaba bien dispuesto a llevar a cabo una tarea histórica. Contaba con el respaldo de sus amigos de siempre, de los radicales que esperaban su oportunidad (Y que quería dárselas para que se dejen de romper con eso de las “revoluciones”) y tenía la fe que significaría una solución enorme a los problemas argentinos. Era un gran político, valiente y honorable, Aquí me quiero detener un instante.

  ¿Lo habrá buscado Figueroa Alcorta, el promotor de la candidatura Roque, a De La Torre? Se armó un Frente electoral para la ocasión con muchas caras nuevas, que entraban con las ideas generales de Peña. Es posible. Pero Figueroa, Sáenz Peña detrás, sabía que las elecciones se ganan con estructuras, y no con candidatos. Y no era modo de romper con los jefes provinciales para sumar a mocitos que tendrían sus chances después. Es posible que para no ofender a la aristocracia santafesina, no se convocara al indomable rosarino.

.

  Pero la “elite” santafesina ha entrado en crisis ese 1910. Los viejos liberales antiiriondistas que se habían refugiado en Roca tras la muerte de don Simón, mandaban la provincia como una estancia particular. Leiva, Freyre, Echagüe, apellidos ilustres que merecen una nota aparte. Pero es gobernador el viejo Ignacio Crespo, hijo de otro prócer de la elite liberal, amigo personal de Leandro Alem, y con vinculaciones con los resabios del federalismo lopecista de la capital: A tal punto que el nieto de don Estanislao López, es su ministro de gobierno, y hombre fuerte. Los ex gobernadores ven con malos ojos el recupero de los nucleos iriondistas, y someten a Crespo a una fuerte oposición. La provincia está ingobernable. De La Torre apura los trámites porque se sospecha que será Santa Fe la prueba de fuego de la nueva Ley electoral. El Presidente manda la intervención provincial. “Es tiempo”, debió pensar don Lisandro, cuando recibe una noticia bomba: Los radicales, aún con la opinión contraria de Yrigoyen, han levantado la abstención revolucionaria.

  Otra vez Yrigoyen se cruza en su vida. Algunos autores, aunque no he corroborado la cita, afirman que Yrigoyen mismo se apersonó en el domicilio de don Lisandro. Sino él, sus amigos de Santa Fe: Ricardo Núñez o Ricardo Caballero. Le ofrecieron la candidatura a Gobernador, desplante que De La Torre rechazó de plano. Yrigoyen no confiaba en los “radicales de Santa Fe”, y buscó una figura extrapartidaria. No sé si eso haya sucedido, pero los años venideros demuestran que los problemas internos del partido, y el corrimiento de los líderes ‘populares’ del partido por miembros de la elite social, empezaba a producirse, a despecho de lo que pudiera realizar Hipólito: ¿Dónde estaban, sino, José Chiozza o Núñez ocupando los primeros planos?. Los Iturraspe y los Lehman, le empezaban a manejar el partido santafesino, y de la manos de ese fenómeno llamado Juan Cepeda.

.

   En breve tiempo se convocó a elecciones a Gobernador. Cuatro partidos los disputarían. La “Coalición” de los ex gobernadores, el Constitucional de Crespo y el doctor López, la Liga del Sur (Dela Torre-Casablanca) y los radicales (Menchaca-Caballero). Ganaron los radicales, con lamentos de Yrigoyen, “Me venció el ensayo”. La historia empezaba a cambiar.

.

El Diputado Nacional.

.  

  5 senadores provinciales y 10 diputados ganaron los “liguistas”, convirtiéndose en la primer minoría opositora de Santa Fe. Una semana después se renueva la Cámara de Diputados de la Nación. La provincia pone en juego seis bancas: 4 se la llevan los radicales, 2 los liguistas, uno de ellos, era Lisandro De La Torre. Ha llegado, al Congreso Nacional.

  Fecunda tarea en lo que fue la Cámara de Diputados más extraordinaria de la Historia Legislativa de nuestro país. Conviven en ella las mejores espadas políticas de la época, ¡Y qué época!, Juan B. Justo, Palacios, De La Torre, Alvear, Horacio Oyhanarte, Félix Uriburu, Honorio Pueyrredón, entre otros. Los duelos discursivos son del carajo. Se retan a duelo, se lanzan piezas oratorias que harían caer de bruces a Demóstones, Cicerón o Dalton. Desde las gradas celestiales, Alem, Del Valle, Dorrego, Eduardo Costa, Chassaing,  saludan efusivamente. Los diarios conservadores mastican bronca de la buena: La “chusma” llena las bancadas. El Pueblo Argentino hace su presentación en la Historia. De un ámbito que jamás debió serle ajeno.

 .

   De La Torre se destaca defendiendo los intereses de su comunidad. En el invierno de 1912 estalla la protesta agraria, con epicentro en su Provincia. Lisandro es el histórico abogado de sus demandas, pero los radicales se embanderas de sus postulados. Los Netri eran conocidos y amigos de él, y lo buscan como su fiel representante. Insiste con reglamentar la autonomía municipal. Participa de todos los grandes debates de su tiempo. Está lanzado a la opinión, y el tiempo le es propicio: Ha sonado la hora de don Lisandro De La Torre.

  El 7 de junio de 1914,  los radicales ganan Entre Ríos. En agosto fallece Roque Sáenz Peña, y no termina el año sino muriendo Roca en octubre. Las elites conservadoras temen que la ausencia de sus grandes jefes provoque la irrupción plebeya con Yrigoyen. Hay que ponerles un dique de contención. Una oferta electoral superadora. Mariano De María, viejo tertuliano de Alem, tiene el nombre para enfrentar al Peludo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

continuará…

3 comentarios

  1. Carlos Pistelli

    Juan Carlos Serqueiros:
    Figura histórica contradictoria la de Lisandro. Ateo, misógino irreductible y antipersonalista enragé (siempre y cuando se tratase de cualquier otro personalismo que no sea el suyo, obvio; porque si se trataba del suyo, no había personalista más personalista que él) y tribuno monumental. No debe extrañarle a usted que Figueroa Alcorta no lo incluyese; tenga en cuenta que Lisandro por entonces estaba en el nuevo mitrismo aggiornado de Emilio Mitre, ya que formaba parte del Partido Republicano, enemigo declarado de Figueroa Alcorta.

    • me gusta .,siempre fui y seguiré siendo ., como dijo george clemenceau .lo seguiré tengo 60 años .,y nadie podrá lavarme el cerebro .cuestión de ética y honestidad ., gracias lisandro

Trackbacks

  1. III- DE LA TORRE, hacia los cien años del PDP. | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: