Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Las volteretas del doctor Alfonsín.

imageDifícil tarea la de hablar de un Hombre al cual admiré en mis años iniciales de formación política y militante. Pero no sería justo hacia él, y el respeto que me genera, si no contara mi visión de los hechos. Aquí van, pues, en tres sendas notas que publicaré los días viernes.

.

Alfonsín.

             Nacido el 12 de marzo de 1926 en Chascomús, el candidato del Radicalismo era la figura política del momento (y lo sería por veinticinco años), Capaz de comprender el reclamo de la ciudadanía arrastraba una militancia de toda la vida.

En 1944, como él mismo cuenta, se volcó a la Unión Cívica Radical. La UCR renacía desde el Movimiento interno llamado “Intransigencia y Renovación”, donde tallaban dirigentes como Amadeo Sabattini y Arturo Illía, Moisés Lebensohn, Crisolodo Larralde y Ricardo Balbín, y Arturo Frondizi entre los más destacados. Aunque se sentía atraído por el movimiento de juventud encabezado por Lebensohn, escogió militar entre las huestes del ‘chino’ Balbín, a quien acompañará largos años.

En 1954 era concejal de su pueblo. Permanece junto al Balbinismo en la UCR del pueblo. Para 1958 ya era diputado provincial, y en 1963, diputado nacional, donde defendió la política internacional del gobierno de Illía.    Apañado por el viejo presidente, formará en 1971 el Movimiento de Renovación y Cambio para discutirle el liderato a Balbín. Las muertes de éste en 1981 y de don Arturo en 1983, lo dejaban como el Jefe partidario.

.

Había hecho el liceo militar con Galtieri, Anaya y Harguindeguy, pero siempre mantuvo un perfil ‘amilitar’. Opuesto a la guerra de Malvinas y a la movida del Balbinismo de llenar cargos en la Dictadura, fue uno de los fundadores de la APDH (Asamblea Permanente de los Derechos Humanos) pero tuvo algunas discusiones que después se sintieron en su gobierno.

En una charla que va a dar en España, tiene algunos chisporroteos con los emigrados. Lo cuenta Osvaldo Bayer. Era la vieja discusión entre los que se habían quedado y los que se habían ido. Cosas de nuestro pueblo.

.

    Tenía una visión tutelar de la política, casi reiterando los viejos enunciados de la Constitución alberdiana, por la cual el pueblo no legisla ni gobierna sino mediante representantes: La mirada “delvallista” del Radicalismo. Aunque democrático y honrado personalmente, virtudes dignas de reconocer, esta mirada le terminó jugando en contra cuando los años problemáticos de su gestión.

   Encabezada una renovación de cuadros en la UCR, dirigiendo a una generación de jóvenes que empezaron a juntarse a fines de los ’60. Reacios a la lucha armada, fortalecieron su militancia en las Universidades, la famosa Franja Morada, y uno de sus dirigentes máximos, Federico Storani, era presidente de la FUA en 1973. El santafesino Aníbal Reinaldo, es uno de los partícipes del ‘rosariazo’, y el núcleo del alfonsinismo lo completaban el ‘changui’ Cáceres, el ‘coty’ Nosiglia, Jesús Rodríguez, Leopoldo Moreau, Nicolás Becerra, entre otros. Nutridos a finales de los ’60 del pensamiento de Mao, habían sacado un documento de histórica discusión militante en el Radicalismo hasta su debacle en 2001: “La Contradicción Fundamental”.

.

Para mediados de 1983, triunfante en los comicios internos, era número puesto. Orador eximio, seducía a la concurrencia, y tras los años pesados, buena parte de la población lo veía como una bocanada de aire fresco. Pero pocos daban ganador al candidato radical. Todos, menos él.

.

La campaña,

             Con la Dictadura de salida, los que cuentan esos años, hablan de una “fiesta”. La política volvía a tener el peso que nunca debe perder, y es la de otorgarle al ciudadano medio de nuestro país, un “mínimum de felicidad”, como solía decir Yrigoyen y aun más lejos, el propio Manuel Belgrano.

En las canchas se cantaba “Se van se van, y nunca volverán”; “Paredón, paredón, a todos los milicos que fundieron la Nación”; “El que no salta, es militar”; El pueblo cantaba y bailaba contra los Dictadores tras años de silencio cómplice. Las madres y abuelas eran recibidas como héroes de la Patria, “El pueblo las abraza”, les cantaban, y todos olvidaban como las habíamos dejado solas peleándoles a esos brutos criminales que gobernaron al país casi ocho años.

El Peronismo, en tanto, no se había renovado y arrastraba los vicios que habían llevado al desastre de 1976. Oscar Alende presidía al Partido Intransigente dándole una impronta ‘de izquierda’ a sus discursos; La ‘derecha’ estaba reducida a la nada, y el resto de los partidos apostaban a una impronta cercana a los organismos de Derechos Humanos.

.

Alfonsín pegó primero: Denunció un pacto militar/sindical para otorgarle una amplia amnistía a los asesinos del Proceso. Le devolvieron el guantazo: “El candidato de la Coca Cola”, pintándolo como cercano al Imperialismo. El “Alfonso” les dio un nuevo mazazo: Una campaña electoral brillante, encontrando un símbolo que lo definiera, el famoso gesto de entrelazar las manos por encima de su hombro, y un marketing electoralista difícil de superar. Sumado a que cerraba sus discursos recitando el Preámbulo, en sentido de una oración laica, los noqueó. Pero no ganó por todo eso.

Ganó porque significaba un aire renovador tras años viciados sin dignidad e integridad. Sectores medios, la mujer que empezaba a tener un valor fundamental en la política, y buena parte de la juventud lo tenían como a un líder democrático, razonable y con un discurso emotivo entre místico y sentimental, que hablaban de realizar la ‘la Patria de todos los argentinos’. Cerró sus campañas con multitudes que aspiraban esperanzadas a la Democracia naciente; mientras el Justicialismo quemaba un ataúd vestido de los colores rojiblancos. Se la dejaron servida, y no lo iba a desaprovechar.

.

Ganó una elección reñida, con casi el 52% de los votos, el primer candidato que le ganaba en elecciones libres al PJ. Constituyó un Congreso afín, en general, pero el haber perdido distritos claves[1], le hicieron ser minoría en el Senado. En esos momentos, no pareció importar.

            El 10 de diciembre de 1983, Argentina vivió una fiesta nacional, sin colores partidarios, ni credos religiosos, ni nada que nos separara: Era el grito jubiloso de un Pueblo que se rehacía así mismo, tras su silencio cómplice por espacio de casi ocho años. Asumió en el Cabildo Histórico de Buenos Aires, y formó gabinete con:

   Dante Caputo, en relaciones exteriores, un académico doctorado en La Sorbona, contaba 40 años;
  Bernardo Grinspun, en economía. Un artículo en internet lo ve Keynesiano, confrontativo con la banca internacional (se negó a pagar hasta que la deuda externa fuera auditada), partidario del control del tipo de cambio[2];
   Antonio Tróccoli, balbinista, en la cartera política;
   Raúl Borrás, amigo personal del Presidente, uno de los fundadores del Movimiento de Renovación y Cambio, en la truculenta carrera de Defensa;
  Roque Carranza, en obras pública. Un viejo militante, enconado antiperonista, venía de los tiempos de Illía;
   Aldo Neri, en salud y acción social, implementó el plan Alimentario Nacional (PAN);
 Carlos Alconada Aramburú, balbinista, en educación: llevó a cabo la autonomía de las universidades;
   Aldo Mucci, en trabajo, intentó llevar a cabo “la democraticación sindical;

Continuará…

[1] El caso más patético fue en la provincia de Santa Fe. Su delfín, el médico Aníbal Reinaldo, ganaba las elecciones en el conteo pero una caída en el suministro eléctrico volcó el resultado original. Después aparecieron urnas flotando en el río Paraná.

[2] http://www.lagaceta.com.ar/nota/571274/politica/lagaceta.com.ar

1 comentario

    Trackbacks

    1. Las volteretas del doctor Alfonsín. | Noticias de mi Tierra

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    w

    Conectando a %s

    Mis Mentiras Favoritas

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Una chica trotamundos

    CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

    Pájaro Rojo

    El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

    Ateneo del encuentro

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Proyecto Vertientes

    El Blog del Río Paraná

    HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    ESA VIEJA CULTURA FRITA

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Jose Luis Muñoz Azpiri

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    A %d blogueros les gusta esto: