Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Confederación y Nación.

  Mientras todavía resuenan los cañones metafóricos de la contienda del domingo próximo pasado, he de meterme a un intrigulis con el que hablaba con un amigo. Que podría decir que me abrió la cabeza para lanzarles esta reflexión, sin ánimo de decir que es mi idea finalizada en la materia. A per que opinan:

.

Los tres caminos argentinos.

  Si uno analiza los resultados electorales, observará que Daniel Scioli ganó en las provincias periféricas donde existe un histórico consenso de denominar a sus gobiernos como de “Conservadurismo Popular”, frente a los otros, en donde se los puede llamar “Conservadurismo Liberal”. Esa contienda histórica en donde la síntesis pretendida falló: “Liberalismo Popular”, vuelve a escena.

 El “liberalismo popular” fue el intento de Justo José de Urquiza al vencer en Morón, que los brasileños llaman Caseros. Si uno relee la Constitución de 1853, el alma al cuerpo nacional conseguido por el Castellano, observará que se llama a nuestro país como la Confederación Argentina. Así lo perjura el preámbulo, donde los constituyentes se llaman Nos, los representantes del Pueblo de la Confederación Argentina. Por pruritos federales, los gauchos que morían en Cepeda y en Pavón morían por la “Ley Federal Jurada”, porque Constitución arrastraba un tufillo unitario. 

 Esa Constitución, debatida en los altos de la alfajorería Merengo, en donde se tiraban con libros catolicones y liberales, políticos enfrentados a Rosas por razones diferentes, leyendo el manual de Alberdi y algunas sonseras más. 

.

 Efectivamente la nomenclatura donde ya predominaba Argentina como nombre identitario, confrontaba con el que vendría luego. Confederación y Nación. No por nada el mayor diario argentino se llama como se llama, fundado por el padre de los “nacionales”. 

 De resultas, la Nación para existir necesita estar por encima del debate provinciano-porteñista, acentuando su perfil centralista, más que unitario. Pero claro, si uno estudia quien fue su Campeón, uno dice, bueno, Buenos Aires, el Puerto, quería esta Nación. Es la tradición unitaria preaparecida en Rivadavia y Martín Rodríguez. Es la Constitución de 1826 que delegaba las milicias provincianas al mando del “Presidente” ungido, y los gobiernos provinciales a una terna presentada que don Bernardino, el primero, debía escoger “a piacere”. Un despropósito. No porque esté en desacuerdo, que lo estoy, si no porque López, Quiroga, Bustos e Ibarra les pegaron flor parada en el tuje a los constituyentes que se les aparecían con sus libritos, para decirles que ahora gobernarían sus pagos si Rivadavia los eligiese. 

  En cambio, Confederación, (aunque no fuera tal, porque ella pudo existir con Artigas, como Jefe de una Federación comunal o de cabildos, con Democracia Popular; o en Rosas, como pacto interprovincial donde la jefatura de su Provincia se impone al resto, y no de buenos modos, pero con pueblo movilizado), es la resistencia provinciana al Centralismo Porteñista, pero que en la vida interna se vive de igual modo. Excepto la provincia entrerriana, prestigio de una organización federal, las provincias se forman alredor del núcleo capitalino que impone los tantos culturales de la región. Se vive en pleno de goce de facultades, los rasgos conservadores y populares se sostienen para embarrarle la cancha a los liberales civilizatorios que traían el cepo colombiano y la antirreligiosidad como “modus operandis”. 

.

 ¿Eso pervive en la Argentina?. ¿El conflicto de Nación y Federalismo está saldado?, Parece que sí, y alguna vez nos debiéramos hacer cargo de finalmente asumir, que la Nación le ha ganado al Federalismo. 

.

1880.

 Pero la historia da revancha: Los resabios del país derrotado en Pavón se ligan al Roca de 1880. Y Roca le gana, no solamente al Puerto, si no a toda la provincia bonaerense. No es un federal como pudo ser Urquiza, en cuyo colegio y ejército se ha formado; No es demócrata como pudo serlo Artigas al enviar a Ramírez a vencer en la primera Cepeda. Es Roca, el zorro, el genio del desierto, un vivo hecho a pedido de la argentinidad. 

 Mas si en un primer momento Roca intentó llevar la capital a Rosario, o a las provincias, al presentársele la oportunidad pensó como político y no como futurólogo. El general provinciano creyó que si no descabezaba la Provincia más fuerte del páis, le sería imposible gobernar. Y menos desde Rosario, pueblucho lindo pero intrascendente ante ese Puerto que recibe al mundo dándole la espalda a la República, como bien dijo Alberdi, presente en esos días. Era hora de mandar, y compartir los dividendos, porque Roca no representaba otra cosa. Pegándole un empellón a Mitre, y a su referente, aún en las diferencias, don Carlos Tejedor. Para luego de once años, esperarlo de su viaje europeo y darle un abrazo histórico a espaldas de ese Pueblo que Roca nunca imaginó importante para la vida pública. 

.

  El Conservadurismo provincial se lía al liberal mitrista, y los radicales rumían en la ronca voz de su Líder llamado a profeta, pero no a político descarnado, que no piensa dos veces cuando la oportunidad amerita. Leandro Alem es soldado de la Confederación, como Roca; guerrero del Paraguay, como Roca; pero lejos están uno del otro. Es el último de los caudillos federales, aunque reducido a la Parroquia de Balvanera, y el tipo que lanza furiosas arengas patrióticas, honorables, democráticas, mandonas, al Pueblo que se reconstituye argentino tras las dragonas mitristas. 

 Pero los radicales no resuelven la intringulis planteada. Y el sobrino del suicidado, menos. Entonces comienza un nuevo ciclo que pervive hasta nuestros días. Gobiernos Centrales que proclaman y gobiernan de un modo, se modernizan, y provincias que no renuncian a su lenta pachorra, mientras agazapadas no le dan bola al pelele que gobierna. Conviven en el Yrigoyenismo, un Gobierno Central, republicano, aún en los excesos del Peludo, nacional, ah esta noble palabra, y popular en sus procederes; con gobiernos provinciales de su propio signo, que lo dejan ganar las elecciones nacionales, mientras no les boicotee sus cansinos gobiernos patriarcales de antaño. Yrigoyen intervenía provincias a doquier, hasta con violencia. Lencina, Cantoni, el gallego Soto, Mosca, Castellanos sufren la influencia del peludismo, pero cuando éste da por finalizada la intervención, los muchachos vuelven a las andadas. La Nación pervive en el ideario de un Gobierno Central, pero en las provincias, aún de credo radical, le hacen un corte de mangas de contenido federalista. 

.

 ¿Cómo se coarta el principio federal provinciano, entonces?. Cortándole los recursos. Si a la caída de Yrigoyen las provincias se sostienen con el 90% de recursos propios, hoy en día eso no alcanza al 25%. ¿Quieren obras?, De rodillas, genuflexos. Las provincias de la corriente conservadora liberal, pueden darse algún gustito, pero las de la periferia están condenadas al padecimiento. Eso también se votó, el domingo pasado. El al menos un corte de mangas a los candidatos de sesgo porteñista (el único que pretendía romper el cerco no sabe cuántas provincias somos), para que se arreglen, porque nosotras ya sabemos que nos da lo mismo gane quien gane. El Gobierno de la Nación, al menos en la prosapia de Cristina, es pretendidamente “nac and pop”, mientras las provincias, aún las de su propio signo, siguen siendo conservadoras, ‘populares’, si cabe el término, y de un tono feudal que cambie lo que nunca ha cambiado. 

 Alguna vez deberá debatirse en serio, si el país imaginado en la Constitución de Urquiza, traidor vendido, se le acusa superficialmente, pueda llegar a se viable, en la tierra de los argentinos. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: