Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Historia de Santa Fe: Gobierno de Estanislao López.

Estanislao López

BRIGADIER ESTANISLAO LÓPEZ. “Felicidad, República, Ciudadanía Americana”

.

  El 23 de julio de 1818 López se hace con el gobierno, que durará casi 20 años, hasta su muerte. Con el correr de los días narraremos en sendas notas, el papel de don Estanislao en las luchas por la Organización del País, algunas de ellas ya fueron publicadas. Pero queremos meternos de lleno en la obra orgánica del gobierno del “Brigadier”, como lo termina ascendiendo la Legislatura, galones ganados en batalla, por otra parte. 

 El gobierno de López podemos encuadrarlo, si se me permite, en cuatro materias sustanciales:

  1. Institucionalización del Estado.
  2. Política Educativa.
  3. Situación económica.
  4. Los malones y relación con la indiada.

.

   Claramente, López es el formador de la provincia de Santa Fe. No le fue tarea sencilla al prócer realizarlo, y por eso algunos disparadores en esta nota, para tener en cuenta.

Nota Previa:
https://carlospistelli.wordpress.com/2015/11/17/historia-de-santa-fe-los-primeros-meses-de-estanislao-lopez/

.

INSTITUCIONALIZACIÓN DEL ESTADO. 

    Tras sus victorias frente a los porteños, López se entrega a institucionalizar la provincia. El 26 de agosto se aprueba el Estatuto Constitucional de 1819, el primero de una provincia, que marcan de lleno, las ideas políticas del Gobernador: La de establecer una República Representativa y Federal.  Tras rechazar un Estatuto que le presentan, López manda hacer éste:

 Cincuenta y nueve artículos, divididos en 9 secciones. Manifiesta en su presentación el Gobernante: “(…) Elevado al Gobierno, me habéis encargado vuestra suerte y nuestra felicidad: ésta es la ley suprema y la que me ha ordenad la repulsa de un Estatuto que os envolvía en males. El Reglamento que os presento lo substituye; él afirma al hombre en el goce pleno de su libertad y al magistrado en su deber, sin aproximación al despotismo. Su observancia será el fundamento incorruptible de vuestra ventura, y nuestra deferencia el sello de la prosperidad común.”

 “Por lo que a mí toca, seré el primero en darle cumplimiento, sin que sea alterado ninguno de todos sus artículos, sin conveniencia declarada y vuestra noticia. (…) En el curso de la Revolución, habéis visto tiranos que han hecho el sacrificio de su Patria a su ambición. (…) Mantendremos nuestro Estado, y en el fallecimiento de la guerra civil entraremos al todo de esa gran Nación que esperan ambos mundos.”

“Queremos formar una República en el corto seno de nuestro territorio: fijar sistema a la posteridad y formar el código de nuestra dirección (…) Sin transformaciones de peligro, con la unión de que sois el ejemplo, y subordinación respetuosa a vuestros magistrados, marcharéis a la felicidad”.

.

     El primer artículo “sostiene la religión católica, apostólica romana“. El tercero, ya en la Sección II, dice “Todo americano, es ciudadano”, suspendiéndole la ciudadanía al deudor de fondo público o a quien sea enemigo de la causa general de América.

   La sección III, sobre la Representación de la provincia, establece en su artículo 6° “Residiendo originalmente la soberanía en el pueblo, éste expedirá el órgano de representación”.  Se forma una Junta de doce miembros ‘comisarios’ (ocho por la capital, dos por Rosario, uno por Coronda, otro por San José de Rincón). La sección IV, del Gobierno, establece los lineamientos del Gobernante: Debe ser mayor de 30 años, jurar “Por Dios N. S. y estos Santos Evangelios, la causa general que defiende la América del Sud y la independencia de la Provincia (entiéndase autonomía)”. Dura dos años, con un sueldo anual de 2 mil pesos de la época. El artículo 19 es sumamente importante: “Siendo uno de los actos más esenciales de la libertad del hombre el nombramiento de su caudillo, reunidos en el orden  que expresa el artículo anterior (fija el procedimiento) elegirán personalmente al que deba emplearse en el Gobierno, firmando acta subscripta por sí mismos, u otros, no sabiéndolo hacer”: El sufragio universal masculino queda establecido en el Estatuto de López, realzando el valor de la soberanía popular que Artigas ha impuesto en su jefatura.

     Establece una “Administración de Justicia”, y en el artículo 35 “queda abolida para siempre la tortura”. (Que López mejorará en enmiendas posteriores, creándose la Defensoría de Pobres, y la “separación del Gobierno Ejecutivo y Judiciario en el grado de apelación“). La sección VII, establece la formación de una “Junta de Hacienda”, que controlará al ministerio de ramo.

      La sección VIII, trata sobre los derechos de “seguridad individual”. El artículo 46° establece “Todo habitante en la provincia debe ser protegido por las leyes y sólo por ellas castigado”. Se protege la correspondencia y sus papeles (art. 49°), y “ninguno podrá ser reputado delincuente, sino por infringir as leyes” (art. 48°). “Ninguno puede ser apresado sin prueba” (art. 53°).

    A modo de conclusión, pese a algunos trastoques, al fin y al cabo el último López gobernará con ‘facultades extraordinarias’, el Caudillo se atuvo a la Ley. Una Constitución Federalista, Republicana, Representativa, que sentaba las bases de una Democracia duradera, y la lucha por la felicidad de los pueblos. Según autores de la materia, es una Constitución “flexible”, que permite enmiendas, a imitación de la norteamericana. Podrá decir el historiador Pérez Amuchástegui, que López pudo emular a Solón al decir “no quise darle a mi pueblo la mejor constitución posible, sino la más adecuada a su tiempo”. Sabia reflexión final.

.

POLÍTICA EDUCATIVA. 

      El “gaucho ladrón de vacas” habrá hecho caer de bruces a Sarmiento con su política educativa. Tres colegios hereda López al asumir su mandato: 15 contaba la provincia cuando falleció en 1838, sino sumé mal, en medio de la malaria financiera. Dirá el Caudillo: “Es reservado a la ilustración y a la experiencia consolidar las instituciones como única base de la felicidad de los países”. 

 Un colaborador en la materia fue el conocido cura Francisco de Paula Castañeda, quien residió protegido en el litoral entre 1823 hasta su muerte en 1832. López le encomendó la dirección de una escuela en Rincón, donde se enseñaba, amén de las primeras letras, carpintería, herrería, relojería, y pintura. A eso agregó cursos superiores, donde se enseñaba gramática, geografía, dibujo y música. Concurrían no solo estudiantes de la provincia, sino también de Entre Ríos y el norte de la pcia. bonaerense.

 En 1831 López fundó el Gimnasio Santafesino, bajo la dirección de don Antonio Ruiz de Guzmán. Un reglamento de 19 artículos fijaba normas de conductas de los alumnos. Daba posibilidades al autogobierno en materia disciplinaria. Al finalizar el 1832, 44 alumnos lo componían, 13 pagaban una cuota, 10 lo hacían gratuitamente, 21 subvencionaba el Estado. Estaba conformada por primaria y secundaria, en donde se “enseñaba geografía, historia americana, aritmética, urbanidad y buena educación“, al decir de Gianello.

  En 1832 López fundó un colegio de vida efímera, llamado el Instituto Literario de San Jerónimo, en el que se cursaba gramática, latín (“llave de las demás ciencias”, al decir de López) y filosofía. Se cerró con su muerte, lamentándose el historiador no continuara abierto.

  Abrió una escuela primaria para mujeres, al menos en la ciudad de Santa Fe; escuelas primarias y secundarias para varones en donde se les enseñaba oficios. Becó a jóvenes para que fueran a estudiar a Buenos Aires, y también lo hicieran en la provincia. Escuela para indios, en donde se ordenaba departir clases “bilingües”.

 Dice Leoncio Gianello, en su magistral “Estampas del Brigadier”: “Ya en 1821, en los primeros años de su gobierno al dar los <Artículos de observancia para el muy noble e ilustre Cabildo de Santa Fe>, estableció en el artículo quinto la obligación del Regidor “de celar e inspeccionar las escuelas mensualmente en el último día de cada mes; debiendo abonarse (a los maestros) los sueldos de los fondos públicos, como se hace en todo el mundo ilustrado”. Dispone también que se “auxilie a los niños pobres con papel, útiles, libros, tinta, etc.” y “a las escuelas con cuanto se crea necesario a la comodidad y a la decencia”. 

 Menciona Gianello al historiador Antonino Salvadores, especialista en la materia: “El mérito de esa fundación corresponde a Estanislao López, iniciador de la enseñanza media en su provincia; la creación de cátedras de geografía e historia americana, significaba en su época una transformación de la enseñanza”.

.

    La política educativa del Caudillo fue ejemplar. Magnífica en tiempos de finanzas delgadas. Para eso nos meteremos en su política económica.

(Parte del material bibliográfico extraído de la página:
http://www.argentinahistorica.com.ar/intro_libros.php?tema=26&doc=87&cap=453 )

.

APUNTES PARA UNA ECONOMÍA POPULAR. 

    La devastación sufrida entre 1815 y 1820 por las invasiones, la guerra y los malones, dejaron postrada a Santa Fe. Como dice pepe Rosa en su famoso Historia Argentina, tomo II, la apertura comercial rivadaviana de 1811/12, generó inconvenientes para una incipiente industria del carbón santafesino. El López que pacta con Rosas en Benegas, recibe 25 mil cabezas de ganado, y con eso puede ‘reempezar’ a escribir la historia económica provincial.

 No fue tarea sencilla, ni mucho menos. En principio estableció un aumento de impuestos y un ajuste fiscal (jeh, la historia de siglos), que fue liberando de a poco. En 1826 establece un Reglamento de labradores para fomentar la agricultura, así como liberó de cánones a la producción de cenizas en el sur de provincial, castigada duramente en esos años de litigios y malones. Readecuó la economía ganadera, prohibiendo la faena de cueros de potro, caballo y yeguas. En la década del ’30 floreció el ganado mular, y en 1836 libera de impuestos aduaneros los productos que vienen de otras provincias y salían por Santa Fe y Rosario. Se intensificó la producción yerbatera, y aquí López se puso firme fijando duras medidas hacia la yerba que ingresaba desde el Paraguay. Existía un conflicto del Caudillo con don Gaspar Rodríguez Francia, derivados del hecho que el Brigadier era el protector de las Misiones. 

  Por los puertos salían los siguientes productos, según investigación de la historiadora Sonia Tedeschi: “cueros vacunos, de bagual, y de nutria, cerdas, astas, maíz, maní, harina, sal, leña de los bosques del norte, carbón de leña, piezas de madera, sebo, frutas y verduras, cal, ponchos, tabaco y cigarros, yerba, vino y aguardiente, frutos secos, pescados secos, algodón, lana, lienzos, entre otros“. 

.

 Pero fundamentalmente, la provincia dependía de los subsidios que Rosas puntualmente le pasaba a López. Esa dependencia explica, en parte, muchas de las decisiones políticas del Caudillo a futuro. Podemos resumir en estas breves líneas, un dato simbólico que explica la economía provincial según la fortuna de su Caudillo: Si Urquiza o Rosas amasaban fortunas cercanas a los dos millones de pesos de la época, y Chacho Peñaloza 10 mil de la misma moneda, López testea a su muerte una herencia de $ 48 mil. Queda claro, entonces, las dificultades de la economía santafesina en los tiempos del Brigadier. Y la razón principal, creería yo, son los malones que azotaron la provincia todo su tiempo de gobernante.

.

LOS MALONES. 

     Desde iniciado su tiempo como Jefe de Armas provincial, López está con las botas puestas. 

 ¿Quién invade a quién podríamos preguntarnos?. La frontera provincial no era lineal, y la población no salía de un radio de lo que hoy serían los departamentos costeros que van desde Capital a Constitución. Cada año que pasa el problema continúa, tornándose frecuente. López debe salir en campaña constantemente, y la enfermedad que lo lleva a la muerte, se produce en el descuido de la última de ellas. El tema no se resolvió pacíficamente. Algunas tribus se acomodaron a unas “reservas” que el Caudillo organizó, inclusive ofreciéndoles hogar, comida y escuela. Pero en un primer arreglo apenas asumido, los caciques estudiaron los movimientos del Gobernador, quien los recibió en medio de fiestas y agasajos, y a los dos días casi lo despellejan. 

 Eran tiempos difíciles, y López obró como un hombre de su tiempo: Con la lanza en una mano, con caridad cristiana en la otra. Es posible que nos disguste su actitud. Vale como critica y reflexión final de este capítulo. 

 

1 comentario

  1. Norberto Briggiler

    Sobre conclusiones no hay nada escrito, pero hay conclusiones o la falta de ellas que merecen palos.
    Se pueden abrir muchas conclusiones del excelente resumen de Carlos Pistelli; es su privilegio incluso, escribir sin decir demasiado y con margen para varias direcciones.
    Yo voy a arrimar algo más definido, a riesgo de ser más falible.
    POLÍTICA INSTITUCIONAL
    Para su tiempo, fue una políticamente asombrosamente progresista y popular. Incluyendo los trastoques y la facultades extraordinarias, fue más respetuoso de la ley y menos manipulador que un ejemplo mundial (para su tiempo) que se hizo cargo de la presidencia de su país en muy difícil situación, en términos relativos, CASI tan difíciles como las que soportó López
    Lo que estoy diciendo es que el gran santafesino tuvo menos trastoques, menos cosas raras en finanzas, menos facultades extraordinarias que Abraham Lincoln un cuarto siglo después de la muerte de Estanislao. En la estupenda síntesis del concepto de democracia, López fue más allá que Lincoln en lo del “gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”. Seamos objetivos y consideremos los tiempos: Lincoln recibió una confederación dividida y dejó una federación sólida, a expensas de violar su Constitución y forzar su interpretación. López, fiel a sus posibilidades, no violó la constitución que naciera de su iniciativa, se consolidó tanto en su enunciado como en su ejecución.
    POLÍTICA EDUCATIVA
    Coincido con Pistelli. La política de López fue ejemplar, magnífica en tiempos de finanzas delgadas. Yo agrego que prefiero no pensar qué hubiera logrado el Brigadier en épocas más equilibradas y justas en lo económico.
    POLÍTICA ECONÓMICA
    Es todo un acierto de Pistelli usar herencias para evaluar, por las enormes diferencias con el siglo XXI. Solamente podrá mejorarse cuando se incluya en la evaluación una enorme diferencia que soportó el Chacho: a diferencia de los otros comparados (Urquiza, Rosas y López) sufrió el saqueo, el escarnio y el robo a su familia. Quizás con unos cuantos pesos más que robaron de su herencia, el número sería muy similar a López. A investigar.
    Algo sí se puede afirmar: si hubo un caudillo que con su vida se acercara a la visión del Chacho, fue un hijo extramatrimonial nacido pobre. No digo que fuera único, pero si hubo algo mejor que López, que muestren y demuestren “Naides, más que naides y menos que naides”
    Interrumpo ahora y continuaré en otra condición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: