Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

V. Don Bernardo de Irigoyen, Un partido en crisis.

    2 de julio de 1896, don Bernardo se levantaba para recoger el diario, cuando un amigo llama a la puerta:

– ¡Se mató Alem!.
– ¡Cómo!, se sobresalta don Bernardo. Un suspiro largo, y enternecedor, como recuerdo a ese viejo amigo que tomaba la drástica decisión de quitarse la vida, en una berlina de alquiler. Sabe que queda, como Presidente del Partido en esa dramática situación.

los tres radicales

.

   En enero había fallecido Del Valle, propiciado para una candidatura presidencial. En marzo los radicales pierden en elecciones limpias sus situaciones de Ciudad y Provincia de Buenos Aires. La situación estaba tirante entre dos formas de entender a la UCR: Movimiento Reaccionario, Regenerador, reitera Alem. ‘Reparador, la Nación misma’, insiste Hipólito. Parecen no ponerse de acuerdo en el rol del Radicalismo para la República. Una cosa es reaccionar para regenerar: Otra reparar a la Nación.

  Y eran parientes. Tío y sobrino no se pondrán de acuerdo. Desordenado y romántico Alem; Organizado y realista, Hipólito. El idealista confronta con el principista. Duelo de carácter, de ambiciones, de viejas rencillas familiares. Don Bernardo había tratado lateralmente al sobrino. Ahora, por esas cosas del destino, quedaban frente a frente.

.

Entre dos Irigoyen. 

    ¿Qué ligaba a los dos jefes en pugna que quedaban en pie?. El similar apellido. Y poco más.

  Pesa sobre Hipólito una dura acusación de Lisandro De la Torre. Una acusación sabida que termina en un no menos conocido duelo de filo, contrafilo y punta, donde los dos terminan heridos. Uno ocultará las heridas en barba, el otro lo disimulará con el uso de un fino bigote. Lisandro ha acusado a Hipólito de perjudicar al Partido, dejando decir que es el responsable del suicidio de Alem. Una dura acusación que reitera en 1919, con Hipólito presidente, que éste ni se inmuta en responder: Lo harán las parroquias radicales, despotricando contra el Tribuno Rosarino, llamándolo traidor.

 En cada una de esas acusaciones que hace Lisandro, el principal perjudicado terminaría siendo, no solo el Partido o Leandro, si no precisamente don Bernardo.

.

    Don Bernardo es un auténtico “Great Old Man”, como lo llama Pepe Rosa. Un estadista avezado en mil batallas. Hipólito como mucho es un compadrón de comité, un caudillo que organiza revoluciones partidarias. Aquel tenía pasta para Presidente, éste, las próximas multitudes que lo llevarán en andas a la Casa de Gobierno. Irigoyen, apellido de origen vasco-español, resuelve todo en los Club (léase ‘clab’, en sonido inglés). En 1896, dos años después de propiciarle un entierro político a su padre, Manuelito Quintana le pide a don Bernardo que lo presente a la familia de su novia, para poder casarse. Quintana padre da su beneplácito. Todo se resuelve en perfecta armonía nobiliaria.

  Yrigoyen es vasco-francés, Apellido escrito como ‘Hirigoyen’, que los franceses mudan de Hi a Y. Se aparta, se esconde. Amargamente su tío lo invoca: “Hipólito es rencoroso, no perdona”. Se aleja de los sitios clásicos donde se resuelve la política. No tranza, no comulga, se muestra intransigente a una época, que no quiere compartir.

.

    Las familias hacen la política argentina, como si fuéramos una República Nobiliaria. Don Bernardo es sobrino por parte paterna de Agustín Pinedo, el General que lidera la Revolución Restauradora. ¿Una recomendación del oficial de Rosas le valió un ascenso en su carrera?. Las familias se entremezclan y se van haciendo un porvenir. ¿Acaso el talento de Roca no recibió un empujoncito de su tío, vicepresidente asumido en 1862?. Los Sáenz Peña, los Alvear, los Varela, el propio don Adolfo, los López, los Saavedra, los Quintana Riglos, los Álzaga, Mansilla mismo, sobrino del Restaurador. Nuevas generaciones se van entremezclando. Un Alvear es General de la Independencia; sus hijos, uno será urquicista, el otro primer intendente porteño; sus nietos, uno Presidente, el otro Intendente de la Ciudad. Un apellido ilustre garpa. Usan al bajo pueblo en su provecho, y le permiten a alguno que otro llegar a alguna diputación, si sus méritos son suficientes: no hay a grandes rasgos discriminación. No hay rebelión a lo establecido, sino confrontaciones para ampliar el espectro del usufructo de la torta. Por eso el surgimiento de la UCR es un problema: Alem e Yrigoyen son la servidumbre redentora. 

   yrigoyen Mariano De María (1842) rodea a Bernardo. Está casado con la hija de Felipe Arana, “el canciller de Rosas”. Alfredo De Marchi, hombre de Hipólito, era nieto de Facundo Quiroga. Manucho Iriondo, gente de Bernardo, era bisnieto de Francisco Candioti, el Príncipe de los Gauchos, Por ahí anda cotejando futuro Eduardito Laurencena, el último jordanista. ¡Es un partido de familias federales!. En 1894, don Mariano gana las elecciones a Gobernador Bonaerense: A Pellegrini y al general mitrista Arias, un héroe de mil batallas. ¡Nada menos!. No le alcanzan los electores. Hay que negociar. Hipólito se opone. “Perderemos la Gobernación!”, alcanza a decirle don Mariano, su amigo personal. ‘No importa, no es la tarea del movimiento reparador’, puede responderle el Jefe. Pellegrini, con muñeca para resolver intríngulis, se les burla en son de sorna: Acuerda con el mitrismo, y les birla la gobernación. De María rompe estruendosamente con Yrigoyen, y se refugia en el Presidente del Comité Nacional.

.

   Don Bernardo es el Presidente nominal del Partido, Se maneja como tal. Consular, contenedor, dialoguista. Hipólito es un Jefe, y a los jefes se les obedece, sin más razón que la fe ciega en su jefatura. Aquel trató a Caudillos que sangraban el país para imponer un Sistema llamado Federal, que Rosas denominó ‘Americano’. Los ha muñequeado, son grandes nombres que hicieron Historia.

   Este compadrón de suburbios, caudillo de comités y pibes bien, no puede hacerle sombra. La política es diálogo, pegar para negociar en mejor posición. Seducir, ‘negar sin decir que no’, suavizar las pasiones para conducirlas a destino, alguna agachada que de frutos. Hipólito es la ruptura con el presente, camino hacia la incertidumbre. Un no rotundo a las propuestas del Régimen: Una abstención participativa porque no están dadas las condiciones. ¿Craso error?, Los lugares que no se ocupan, los ocupan otros, y no hay desde donde construir: Se construye, sí, con ladrillos de barro y bosta, sí, pero siempre y cuando, el que construya sea yo.

 .

      Un arquitecto necesita del albañil para hacer una casa. Idea y modela en sus planos, mientras el otro le indicará si eso es posible o realista. El arquitecto termina siendo un oficio ‘snob’, porque el que acarrea la ingrata tarea, es el que se ensucia en porland y cemento. ¿Pueden existir uno del otro?. Da que no. Cada uno tiene sus rebusques: Aquel formará un ‘Estudio’ de consulta, donde van los clientes a pedirle presupuesto; Éste tiene unas changas transitorias, sobrevaluando el precio inicial. Aquel se lleva los méritos, éste las puteadas. Don Bernardo tenía todo el perfil de un Arquitecto. El problema, para él, es que Hipólito terminó siendo un Maestro Mayor de Obras.

.

Las paralelas. 

     Llega así, el 1897. El presidente José Evaristo Uriburu, mitrista adocenado, pide licencias a fines de 1896 por enfermedad. Asume el presidente provisional del Senador: agréguenlen tres meses a sus doce años como Presidente. Yes, he is the Fox.

periodico-don-quijote-1898-caricatura-satira-periodismo-10407-MLA20028972034_012014-F

Roca y su gabinete, Caricatura de Don Quijote, 1898.

.

   Nadie gobernó tanto tiempo la República, salvando Rosas y Perón. Anoten los estudiantes de Historia: Les acabo de mencionar a los tres pilares de la política nacional.

  Unos guasos cordobeses van a verlos a Pellegrini a su domicilio, para ofrecerle la candidatura presidencial: “Muchachos, ustedes, terruño del General Roca, se han dejado ganar de mano, El candidato es él”. Van corriendo a la casa del Presidente Provisional, quien los recibe con los brazos extendidos, diciendo: “Llevo conmigo, la más maravillosa de las músicas, Que es, para mí… las palabras que salen de mi boca”.

.

        Se ha reavivado el conflicto con Chile, y Pellegrini, con achaques de salud, cierra filas en torno a Roca. Ya no es el generalucho que lleva de las narices a Avellaneda: Es el referente de una época que parece no tener final. Su solo nombre indigna a los viejos palaciegos que no comprenden el tiempo pasado desde entonces. Y creen que todo sigue siendo igual a 1880.

  Barroetaveña vuelve a escribir sus columnas llenas de diatribas. Una juventud se organiza, y sale en marcha por Buenos Aires. Al pasar por una casa donde vive un notable, se abren los pórticos de manera cinematográfica: Son Mitre, Vicente Fidel López y Bernardo de Irigoyen, aclamados hasta el delirio.

.

     Será el pacto de las paralelas, porque no se han puesto de acuerdo, pese a todo. Los radicales votarán a un mitrista a la Gobernación, estos a don Bernardo para presidente. Pellegrini, desde un teatro donde proclama a Roca, les enrostra: “Paralelas es deseo de acercarse e imposibilidad de unirse”. Es vitoreado largamente. No augura buen final lo que no tiene buen comienzo.

.

La ruptura. 

     Yrigoyen calla cuando le informan del acuerdo, que rompe con la tradición antiacuerdista del tío. Sus personeros llevan y traen.

  En los primeros días de Septiembre de 1897, el acuerdo llega a la Convención Nacional del Partido, Preside Garro: Gana la postura de don Bernardo por 65 votos a 22. La voz de la minoría la llevó Fernando Saguier, hipolitista. Se lee la durísima carta de De la Torre, que don Bernardo, eterno conciliador, busca atenuar. No hay peros: “Merecemos a Roca”.

.

     El Comité de la Provincia de Buenos Aires se reúne. Es el único organizado de la República. Yrigoyen ya le ha mandado sus padrinos a Lisandro. Se lee un documento que juran todos: (…) El poder, a pesar de ser uno de los medios más eficaces para llevar a cabo un programa, no es el fin; No es el fin al que pueda aspirar un partido de principios, ni el único resorte que pueda manejar para influir directamente en los destinos del país”.  Acto seguido, se disuelve tras rechazar el Acuerdo. Sin los votos que garantizaba la organización bonaerense, las ‘paralelas’ se derrumban…

 Y don Bernardo queda flotando en el aire, sin poder imponerse ante ese carrerito desagradecido. Los jóvenes alemnistas se rajan: Algunos se harán demócratas progresistas, otros volverán al seno mitrista, algunos se refugian con Pellegrini. Y otros se irán a la mierda, como dijo Alem: “Algunos radicales se harán conservadores con don Bernardo; otros se harán anarquistas; la turba multa que sigue a mi sobrino se arreglará con Roque Sáenz Peña; y los intransigentes, nos iremos a la mismísima…”. Exageró, pero la pegó, como el tiro que lo mató.

.

    Desahuciado y vencido, don Bernardo puso punto final a su carrera política.

 Roca gana las elecciones y asume la Presidencia. Falta resolver la Gobernación Bonaerense, que el General dejaba en manos de Pellegrini, sin meterse. Los mitristas que gobiernan con Guillermo Udaondo, han convencido a parte del partido vacuno que conduce el “Gringo”, e impondrán sucesor. Algunos hipolitistas se presentan a elecciones, para hacerse con alguna diputación, aún contrariando al ‘Jefe’. No hay electores que garanticen futuro gobierno.

.

     Pellegrini, ducho para los enjuagues electorales, afina el lápiz, e idea el porvenir.

Continuará…

Roca y Pellegrini

Pellegrini con Roca, en sus mocedades.

2 comentarios

    Trackbacks

    1. VI Don Bernardo de Irigoyen, el Gobernador, Roca, y sus últimos años. | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?
    2. El jaqueado gobierno de Irigoyen en Bs As, 1897-1902. Una ‘intransigencia’ rara. | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Rocker Judicial

    Sol Rodriguez Garnica (@SolRGarnica)

    Mis Mentiras Favoritas

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Una chica trotamundos

    CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

    Pájaro Rojo

    El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

    Ateneo del encuentro

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Proyecto Vertientes

    El Blog del Río Paraná

    HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    ESA VIEJA CULTURA FRITA

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Jose Luis Muñoz Azpiri

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    A %d blogueros les gusta esto: