Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Historia de Santa Fe: Santa Fe, 19 de abril de 1816, la parada de Vera, situación nacional.

  Los santafesinos se han rebelado del yugo porteño impuesto por el general Viamont. Mariano Vera, cabeza de la Revolución, se hace un nombre, y pronto un gobierno, en las guerras del Litoral. A su mando, como “foquista”, el teniente de Añapiré, don Estanislao López. Vera castigas a unos convecinos aporteñizados, y se prepara para lo que viene. Ignacio Álvarez Thomas es mandatario, al menos en los papeles, del páis. El general Eustoquio Díaz Vélez, en el Rosario, con alredor de mil doscientos hombres, espera instrucciones. El general Belgrano, ha sido depuesto de su cargo cuando venía a someter a los insurrectos. El Congreso de Tucumán en funciones, y el gobernador cordobés, dícese artiguista, José Javier Díaz, busca mediar en el conflicto. Artigas, desde Purificación, le mete presión a los santafesinos.

Lopez y Vera

                 Estanislao López y Mariano Vera.

.

Hechos.

.

   Con desventaja numérica, pero coraje regional, Vera se ha impuesto a las facciones y derrotado, y expulsado, a Viamonte. Díaz Vélez, quien viene a auxiliar al viejo saavedrista, queda en Rosario. Precisas instrucciones ha recibido de Buenos Aires de acometer a los insurrectos. Y, guay que se mande alguna, le envían como Comandante en Jefe al recientemente llegado, Don Manuel Belgrano.

  Belgrano acaba de arribar de sus famosas misiones diplomáticas por Lauropa. Cuenta Vicente Fidel López, trayendo el recuerdo de su padre, Vicente López y Planes, que el candoroso héroe patrio, convencido de haber actuado patrióticamente, ha contado, al menos en chisme llegó a saberse, del tenor de las mismas, y que eso había generado un malestar en la sociedad porteña. A todo esto, Belgrano venía huyendo de una amante que se hizo del viejo mundo, que se ve que ya le hinchaba soberanamente las pelotas, y con tal de rajarse de ella, no dudó en aceptar las órdenes de su sobrino político, don Álvarez Thomas.

  Pero Díaz Vélez, que guardaba hondo rencor a Belgrano desde las campañas militares 1812-1813 en el norte, pues sintió que le birló el mando de las tropas, tomó una rebelada decisión. Pactó con Vera, pacto conocido como el “De Santo Tomé”, por el cual reconocíase la independencia (autonomía) santafesina, se relevaba del mando a Belgrano, y se exigía la dimisión de Álvarez. Éste, malquerido por todos, renunció el 16 de abril. Y Belgrano, según pepe Rosa, siguió de raje, dirigiéndose a Tucumán.

.

  La clase vecinal porteña se sacó de encima a Álvarez, y nombró en su reemplazo al general Antonio González Balcarce. Pero Balcarce se volcó, con acierto, a los enconados adversarios de sus electos: los ‘cívicos’ de Miguel Estanislao Soler y Manuel Dorrego. Todo hacía indicar un apretón de manos entre estos porteños, Díaz Vélez, Vera y Artigas, a la cual era imposible no sumar al cordobés Díaz. Apresurado, el Congreso de Tucumán designó a Miguel del Corro, cordobés, a fijar tratativas de paz.

  Asumido, Balcarse se notifica de secretos de estado. Se sabía que a su regreso a Madrid (1814), Fernando VII debió firmar unos papeles que le presentaban los ingleses, por el cual concedía al Portugal la Banda Oriental y otras posesiones suramericanas, que el Rey Felón, firmó sin tris. Como se sabía que Pito Grande no era de cumplir su palabra, en 1816 lo hicieron casarse con su sobrina, María Isabel de Braganza, para asegurar lo pautado. Balcarce, con toda esa información, y las complicidades diplomáticas porteñas en el entuerto, con tal de hacer desaparecer a Artigas de la faz, escribió al pecho frío de Manuel García “Si son practicables nuestros convenios, es oportuno que algunas tropas se acerquen a la frontera, para llamar la atención de los orientales e imponerles respeto”. Esta comunicación del 7 de mayo de 1816, ratifica continuar con el plan de interesar a Portugal para intervenir al vecino, “Peligroso, sin fe y sin más responsabilidad política, un bandolero”, además que por ser una provincia independiente, los lusitanos pueden “cascar al soberano Artigas… sin reñir por eso con el gobierno de Buenos Aires”. (blog www.revisionistas.com. ar ). Todos buenos muchachos.

.

  Encima, el Congreso de Tucumán, que veía que las guerras en el Litoral menguaban su poder, debía, a su vez, interceder en el conflicto entre el general Rondeau y el caudillo libertario Martín Miguel de Güemes, quiénes estaban desarrollando una guerra civil frente al enemigo, tras la derrota de Sipe-Sipe. San Martín, en Cuyo, se agarraba de las pelotas, por decirlo en perfecto castizo, porque “todo se lo lleva el diablo”. Las Provincias Unidas eran un quilombo de la san madre.

  Artigas en Purificación, amenazado por los portugueses, mandando sobre la Provincia Oriental, Corrientes, las Misiones y Entre Ríos; Gaspar de Francia separado con Paraguay; Rondeau vs Güemes y los españoles bajando. El Congreso tucumano, mediando en todo, y sin resolver entre José Moldes o Pueyrredón; San Martín en Cuyo; Díaz con Córdoba y La Rioja; Santa Fe dividida y en guerra; Buenos Aires sacudida.

.

Craso error de Artigas.

.

  La situación era desesperante y sin líder nacional, todo se iba al diablo, como dijo San Martín. Artigas contaba con las cartas como para jugarlas bien y constituir su anhelado Protectorado de los Pueblos Libres por los sinfines del Cono Sur. Artigas conocía de las tratativas para invadirle la Provincia Oriental, de la guerra que le venían haciendo los porteños, y que revoluciones populares se olían por todo el territorio. Debió tener el tino para ganar la partida.

  Pero en vez de eso, le reprochó a Vera su pacto de Santo Tomé. El 18 de abril, desde Purificación, le escribió un duro mensaje: Acabo de recibir el parte de haberse celebrado tratados entre el Coronel Diaz Velis (sic), y el Ciudadano Maciel. Penetro sus funestas consecuencias y no puedo autorizarlos sin ser responsable de las desgracias, de las víctimas, y de la sangre. Por consecuencia mando retirar todas las tropas de esta Banda dejando a V.S. en el libre ejercicio de sus derechos para deliberar lo convenido. Los santafesinos, que venían de rebelarse de los porteños, recostándose en Artigas, no lo hicieron para someterse al Patrón Oriental. No hay dudas que las miras futuras del Caudillo eran exactas, pero hay momentos donde se deben deponer arraigadas conviccciones, aprovechar la volteada, y hacerse con la conducción del movimiento. Un líder sabe muy bien cuando ceder para avanzar.

.

  El 19, Balcarce envía a Santa Fe una diputación a concertar la paz duradera, separarlos de Artigas, que duda cabe, y convencerlos de participar del Congreso de Tucumán. La integraban Francisco Escalada, tío de Remeditos, don Miguel Díaz Vélez, hermano de Eustoquio, Marcos Balcarce, hermano a su vez del Director interino, Manuel Vicente Maza y el presbítero Salcedo.

  El 20, una asonada ‘federal’ depone al gobernador riojano Brizuela, y se pliega a Díaz para fundirse en el artiguismo. Artigas se encontraba en el momento cumbre de su carrera política y revolucionaria. Cuatro días después, José Isasa, representante de Díaz ante Artigas, concerta una entrevista con el Caudillo Oriental. En ella le insiste de participar del Congreso de Tucumán, deponiendo las justas causas contra Buenos Aires, y, de paso, le endulza el ego: “(…) El Estado Anárquico en que nos hallamos (…) ¿Y cuál será la persona que pueda cortar de raíz, estos males tan destructores de la Nación?. Yo creo que V.S. es el destinado para esta tan grande empresa: el digno título de Protector de los Pueblos nunca más que ahora debe hacerlo valer. Declarada de este modo su protección, veremos legalizadas todas nuestras providencias, y emanando de un origen tan legítimo como el Congreso Nacional todas ellas recibirán la aceptación y homenaje de todos los pueblos”. Artigas desaprueba. Y, entrando en comunicación con la diputación porteña parada en Rosario, y con el mismo Antonio Barcarce, escribe el día 7 de mayo: “(…) Que antes de todo avenimiento las tropas del Rosario deben retirarse a San Nicolás, u otro término de su jurisdicción. Afianzado este paso, los señores Comisionados podrán pasar a esta Banda por mar, consultando de este modo la brevedad que es de desear. Entonces se ajustarán las ideas y serán recíprocas las satisfacciones. Interesado en la gloria de este gran día para las Provincias del Sud, felicito a V.E. desde ahora por el acierto de ver abrazadas íntimamemte la equidad y la justicia”. Ese mismo 7, los diputados informan a Vera que Díaz Vélez se dirigía a San Nicolás, tal lo convenido con Artigas. Barcarce pide reciprocidades del gobierno santafesino, y apura el tratado de unión. Estamos hablando del mismo 7 en que el Director interino escribía a García, como se describe más arriba.

.

  El 10 de mayo, Vera es electo Gobernador de Santa Fe. El 11, el cordobés Díaz le informa a Artigas, y con un dejo de reproche también, que el Congreso de Tucumán ha nombrado a Juan Martín de Pueyrredón como Director Supremo. “Yo estoy seguro, que si los Diputados Orientales compusieran parte de aquella corporación, no hubiera sucedido esto: pero por desgracia nuestra han preponderado los antiliberales capitalistas, y nuestros diputados y otros pocos los seguían han tenido que ceder a la pluralidad. Yo no veo el fin de nuestras desgracias”. Se prepara, entonces, la encerrona a Artigas y a sus bravos orientales.

continuará.

artigas

 

.

 

 

.

2 comentarios

    Trackbacks

    1. Estampas de Pueyrredón. | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?
    2. IV. Bicentenario de López al poder, Santa Fe a la invencibilidad. | Carlos Pistelli

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Rocker Judicial

    Sol Rodriguez Garnica (@SolRGarnica)

    Mis Mentiras Favoritas

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Una chica trotamundos

    CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

    Pájaro Rojo

    El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

    Ateneo del encuentro

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Proyecto Vertientes

    El Blog del Río Paraná

    HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    ESA VIEJA CULTURA FRITA

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    Jose Luis Muñoz Azpiri

    Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

    A %d blogueros les gusta esto: