Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

¿La traición de Artigas?. Septiembre de 1814. Misión Redruello-Caravaca.

MISIÓN JOSÉ BONIFACIO REDRUELLO Y JOSÉ MARÍA CARAVACA.

LA PRINCESA CARLOTA JOAQUINA DE BORBÓN Y LA REVOLUCIÓN DE LA PROVINCIA ORIENTAL.

1814 – 1815.

.

artigas

.

  En los casi 37 tomos del Archivo Artigas que constituyen casi 20 mil folios de documentación sobre la vida del Caudillo, en el Tomo XVIII, doscientos y un poco más, se encargan de estudiar la Misión Redruello-Caravaca, que va de Septiembre de 1814 hasta mediados de 1815. Esa misión que conduce política y diplomáticamente Fernando Ortogués, primo y segundo de Artigas, se produce en momentos álgidos de la guerra oriental con Buenos Aires (el 14 de octubre Dorrego lo derrota en Marmarajá). A su vez, han llegado las noticias que Fernando VII ha regresado a su trono en Madrid, por lo que cabe preguntarse, entre los revolucionarios de América, si las pasiones debían enfriarse, para finalmente aceptar el regreso del “Deseado”, y someterse nuevamente a su reinado. Corrientes, en donde el joven gobernante Genaro Perrugorria manda, se ha rebelado a Artigas y abre comunicaciones con la ciudad Puerto. Ciudad Puerto donde manda la Logia Lautaro por instrumento de Gervasio Posadas, Director de Estado, y en la cual su sobrino Carlos Alvear, es alma y espíritu. Adentrémosnon, entonces, en unos episodios poco conocidos de la biografía del Caudillo Heroico, cuyo título grandilocuente de la nota, busca atraer lectores.

.

También les puede interesar: https://carlospistelli.wordpress.com/2014/09/30/mision-redruello-caravaca-y-bueh-alguna-artigas-se-tenia-que-mandar/

.

Actores.

  • Redruello y Caravaca, enviados a la corte de Río en nombre de Artigas y el Pueblo Oriental a conferenciar.
  • Ortigués, jefe oriental, segundo al mando del Ejército.
  • Andrés Villalba, Embajador español ante la Corte de Río.
  • Lord Strangford, embajador británico ante la Corte de Río.
  • Carlota Joaquina, princesa consorte de Portugal, hermana de Fernando VII.

.

Hechos.

.

   El 13 de septiembre de 1814, en Casupá, campamento volante de Fernando Otorgués, “Jefe de la Vanguardia del Ejército Oriental y segundo General de él, confiero al Sr. Don Bonificacio Redruello, Cura y Vicario propietario de la Villa de Concepción del Uruguay, y al Ayudante Mayor de Artillería Don José de Caravaca el pleno poder que necesitan para arreglándose a las instrucciones que les he dado procedan en mi nombre, y en el de esta Provincia a realizar la importante negociación del que con esta fecha los he encargado, a cerca del Ilustrísimo y Excelentísimo Capitán General y Gobernador de Río Grande, si se hallase autorizado para tratarla, o bien ante S.A.R el Serenísimo Señor Príncipe Regente de Portugal, y aún con el Excelentísimo Señor Embajador de S.M.B  en el Brasil. Y para que así puedan acreditarlo en la debida forma les doy el presente firmándolo…“. Les da carta para Andrés Villalba, el embajador español en Río, donde dice “La cautividad de el Monarca a quien pertenecen estos dominios era un torrente que en su tránsito no dejaba sino los vestigios de el desorden (…) Pero todo desapareció a la presencia de la alhagüeña noticia de el regreso de el Señor Don Fernando 7° a su trono“. Al gobernardo de Río Grande le dice también “Yo, autorizado por mi General Don José Artigas en su Vanguardia, y Coronel del Regimiento de dragones del mismo, he nombrado con esta firma, para mis diputados (…) con plenos poderes para manifestar las angustias de esta Provincia, como parte de la Corona Española, a una Nación generosa cual es la Portuguesa, estrechamente aliada con aquella“. ¿Qué se proponía Ortigués, con el aval de Artigas, según queda manifestado?.

Instrucciones q a los Diputados tomarán por norma p desempeño de su comision.

1) Acreditar las sanas intenciones con que la Banda Oriental se há sostenido durante la revolucio impulsada por conservár la tranquilidad de los Pueblos, que debían volver a su Soberan cuando regresase a su Trono.
2) Que observando la perfidia e intriga que observó el Gobierno de Buenos Aires durante los años de su separación de España, jamás adhirió a sus ideas, que fueron rebatidas con tesón hasta tomar las armas en la mano y destruirlos en varios puntos.
3) Que durante este tiempo se entablaron relaciones con la Plaza de Montevideo y aunque sus propuestas de conciliación fueron rebatidas por exigir el juramento de la constitución Española no formada competentemente por los Dipùtados Americanos, sin embargo mas bien se porto con ellos como un amigo y aliado que como enemigo.
4) Probarán ser esto efectivo con los frecuentes auxilios de viveres que ha recibido por las costas del Río Negro y del Uruguay, el Capitán de Navío don Jacinto Romarate en un tiempo en que su Escuadra batida por los de Buenos Aires marchaba al Arroyo de la China a implorar el auxilio opara su indigente Tripulación: que allí recibieron fuera de un obsequio singular, víveres y hospitalidades para los heridos del combate que nuevamebte tuvo que sufrir el mismo Comandante Romarate por la Escuadra de Buenos Aires.
5) Que en aquel destino se entabló un plano por el Comandante General de Entre Ríos y Jefe de la Vanguardia, don Fernando Otorgué (sic) para atacar a los de Buenos Aires que se hallaban sitiando a Montevideo, el que fue admitido por el General Vigodet: Aquí se referirán todos los sucesos que mediaron hasta marchar la tropa a auxliar la española, y la infidencia del Coronel Gallo y el peligro en que se vio aquella.
6) Manifestadas estas pruebas será su obligación el decir al Gobernador o Capitán General de Río Grande que respecto a que el Monarca Español existe en su Trono viene a solicitar se le socorra a la mayor brevedad para la conservación de esta Provincia como parte que es de la Monarquía Española con tropas Portuguesas, armas y municiones para las suyas, cuyos importes o costyos, previa la debida cuente, deberán ser naturalmente satisfechos por la Corona a quien corresponde esta Provincia como rpincipal interesada en su recaudación y conservación, y en el caso de no poder por si solo el Sr. General Portugués, deliberar a cerca del pronto auxilio indicado, y tengo que dar cuenta de ello a su Corte, insistirñan los Diputados en que el Sr. General imparta al momento sus órdenes a los Comandantes particulares de la frontera para que si algunas tropas orientales y quwe militen bajo la dirección del Jefe de la Vanguardia don Fernando Ortogué (sic) y del General don José Artigas, perseguidas por las de Buenos Aires se refugiasen al territorio portugués, se les admita, proteja y auxilie en él, considerándolas como aliadas y pertenecientes a la Corona Española, hasta la resolución del Señor Don Fernando Séptimo, o bien hasta el arribo de alguno de sus Generales a estas Costas.

             Dadas en mi campo volante sobre Casupá, a trece de Septiembre de mil ochocientos catorce, Fernando Otorgués.

            Es copia de las instrucciones originales de su contexto que paran en nuestro poder: Lo que certificamos,

            Dr. José Bonifacio Redruello-José María Caravaca.

(Archivo artigas, Tomo 18, Página 178)

.

  El 14 de octubre Dorrego, con fuerzas porteñas, derrota a Otorgués en Marmarajá, y pone en apuros la situación oriental. El segundo jefe artiguista, insiste en carta a Diego Souza, pidiéndole auxilios y pertrechos militares, recordandole, además “(…) el Señor Don Fernando Séptimo, nuestro Rey a cuya corona pertenecen nuestras fuerzas armadas“, hablando pestes de los porteños. El 11 de noviembre, Villalba se dirige al peruano Duque de San Carlos, José Miguel de Carvajal, secretario de Estado de don Fernando: “Lord Strangford me acaba de leer una carta que ha recibido de Buenos Aires en la cual le dicen que aquel Gobierno Revolucionario se conviene a hacer cuanto él les expresó y aconsejó en su carta respecto a la España, y que ya han nombrado los diputados Belgrano y Medrano para ir a la Corte de Madrid (…) Cada vez hay más motivos para dudar de la buena fe de estas gentes (…) En la misma carta se le dice que Artigas había sido batido por ellos y que confiaban en acabarlo de destruir (…) “el segundo de Artigas, llamado Otorgués, ha escrito una carta a esta Legación de S.M. (…) Sé que pide socorros, que ha enarbolado la bandera Española, que dice reconocer a nuestro Rey el Señor Don Fernando 7° y que ya se le han pasado muchos españoles (…) Gran partido pudiera sacarse ahora si llegase la expedición“. La posibilidad que una expedición española cayera sobre el Río de la Plata era la gran amenaza que pendía sobre los pueblos americanos del Sud. Y a esa carta jugarán los españoles para jugarle a los embusteros rioplatenses.

  El 27 de noviembre, Villalba informa a Carvajal, que ha recibido a Caravaca y a Redruello, le han presentado la carta de Otorgués, pero sospecha. No de Redruello “quien lleva la voz, tiene bastante motivos, a pesar de cuanto éste se empeña en sostener ahora las rectas intenciones de Artigas, que este se base acaso de la honradez y buena fe de dicho Redruello para engañar nuevamente como lo ha hecho hasta aquí a las Autorirades Españolas”. Da una definición de Artigas, a quien ve estrechamente relacionado con los portugueses, “que ha dado ya todas las pruebas de ser el más malo del Mundo”. El Príncipe Regente, con quien se reúne para sacarle algo del buche, se excusa de decirle algo mas que formalidades. Villalba sospecha que portugueses y artiguistas puedan llegar a entenderse en contra de Buenos Aires, y de la propia España.

.

  El “más malo del mundo”, juega las cartas que tiene a mano. Como bien dice Arturo Jauretche, el Caudillo es el sindicato del gaucho. A pesar que Artigas no menciona una sola vez la palabra gaucho, debido a que era de mal uso, y utiliza ‘paisanos’, en muchas ocasiones, la caracterización de Jauretche le cabe de perlas. Un jefe sindical, a diferencias de uno ‘político’, es aquel que destaca, al menos en la buena fe del enunciado, en defender los derechos de sus sindicados, y debe tener la cintura ancha pa’ negociar con quien venga. Con el que esté a cargo del Estado en ese momento, y con el empresariado que emplea a sus representados. Aunque tenga principios políticos, debe obviarlos, porque prima una razón mayor, que es la necesidad de los laburantes. Es otro liderazgo, el que formula. No es un jefe partidario, que surge del ideario de su partido. No es Cosme Fulanito, en idealización de la definición, es el Jefe Sindical del Gremio que lo elige como tal. Y Artigas, aunque es Artigas, no deja nunca de ser el Protector de los Pueblos Libres. Toda tranza, negociación, alguna jugarrera o trapizonda que acepte, no la hace en función de lo que él dispone, Es realmente el interlocutor de su Pueblo, al que se somete no una vez, si no mil veces. Es un Jefe que no traiciona a su Pueblo, que le exige, una y otra vez, cumplir lo que declama. Entonces, su intransigencia pa’ acordar términos medios, siempre será la necesidad de su gente. Queda entrampado, en su honradez, de su valía como Líder Democrático, cosa que otros caudillo pueden pasar por alto, alguna que otra vez. Juega sus cartas, con y sin disimulo. Tiene largas miras, sabe con los bueyes que ara. Dice Pepe Rosa, solamente Artigas y Rosas conocen el juego que se les presenta, y lo juegan como corresponde, dándole caracterización ingenua a los otros caudillos, definición que compartimos. La guerra que Artigas sabe es el final del camino, ante los agentes externos e internos que buscan sojuzgar a su Pueblo, es un último recurso, como se sabe, la prolongacion de la política. Siempre busca negociar sin tranzar. El problema, para Artigas y el Pueblo que lo ha elegido, es que la única transacción posible para sus enemigos, era su eliminación del campo político. Y sabedor que ese futuro le espera, juega, truquea, ante poderes superiores, buscándoles ganar la partida por separado, ganar tiempo, y dotar a sus hombres de las armas suficientes para finalmente prevalecer. Esta es la historia de un episodio poco conocido de Artigas, en donde mostró todos sus talentos, toda su capacidad, toda su representatividad. Y en donde puso en juego su patriotismo mismo, para ver de qué manera sobrevivía el sistema que acababa de fundarse en el Plata: El de la Independencia Democrática de los Pueblos del Litoral. En las próximas notas, narraremos en detalle, cómo le fue.

Continuará…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: