Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Pepe Rosa, aniversario de su natalicio.

  José María Rosa integra, para quien esto escribe, la triada de los historiadores argentinos por excelencia. Pepe, Mitre y Jauretche son los tres mosqueteros. Ud. me dirá, ¿Mitre, Carlos, has bebido de la mala?. Pues, no, hay que reconocerse méritos al Divus Bartolus, señores, alguna buena debió mandarse.

 Y si ellos son los mosqueteros, inclúyame como el D’artagnan. (guiño, guiño).

.

Vida de Pepe. 

.

  Pepe Rosa nace el 20 de agosto de 1906. Su abuelo es un economista del carajo vinculado como ministro a Roca y a don Roque Sáenz Peña. Su papá, un político de valía, ‘nacionalista’. ¿Le sirvieron esos vínculos para hacerse un camino?. Parece que no, y que Pepe la hizo por su lado.

  A los veinte años se recibe de abogado, y empieza sus estudios históricos. Ejerce como juez y como profesor universitario. Se maravilla con Lisandro De la Torre, ¡Quién no!, y cuando la Democracia Progresista se hace con el gobierno santafesino en 1931, allá viaja Pepe a convertirse en Juez. En 1933 publica su primer libro donde cuenta su etapa como Juez de Instrucción Santafesino, dice entonces: “dar a cada uno lo suyo, según su ciencia y su conciencia (que) es cosa de dioses”. Pero la Democracia Progresista en el gobierno, es el partido minoritario que tiene unos quilombos internos de la san madre. En medio de esos líos, un ministro cachetea al otro en plena Legislatura, y Lisandro, que era más personalista que Hipólito, exige la renuncia del ‘golpeador’, quien así hace. Se le hace un acto de desagravio, del cual Pepe participa, y Lisandro se toma las cosas a la tremenda, y pide la dimisión de todos los que fueron, porque lo ve como un enfrentamiento a su persona. A la mierda Pepe. Tuvo que renunciar también.

.

  Pepe se desilusiona de la política, y de Lisandro. Y eso que dijo aquella vez cuando Uriburu lo quiso hacer presidente al rosarino:

“(…) Sólo puedo decirle que Uriburu con su ministro (Matías) Sánchez Sorondo había desmontado la Federación Nacional Democrática de conservadores, antipersonalistas y socialistas independientes para beneficiar, ingenuamente tal vez, la candidatura presidencial de de la Torre que sería sostenida por los demócratas progresistas; en Santa Fe y la Capital, y un nuevo partido nacional depurado de políticos del tipo Rodolfo Moreno, (Antonio) de Tomaso, (Federico) Pinedo. Así se planeó la elección piloto de gobernador en Buenos Aires el 5 de Abril: los candidatos serían dos estancieros, Antonio Santamarina y Celedonio Pereda. (…) Uriburu tenía fe que los gobiernos así elegidos le responderían, para su proyecto de suprimir el sufragio popular y establecer el sistema corporativo, y Lisandro de la Torre sería presidente constitucional en 1932. Visitó Rosario en el mes de marzo y acompañado por de la Torre asistió a todas las demostraciones. Hizo en Rosario la pública proclamación de de la Torre. No digo que le gustaba mucho a los conservadores pero tenían que resignarse. El presidente ordenaba, y a ellos les tocaba obedecer. (…) Claro, nosotros los demócratas progresistas estábamos en la gloria. ¡Don Lisandro, presidente! Nuestro sueño dorado. Las cosas llegaron a tanto que allá por febrero Mario Antelo y Enzo Bordabehere se fueron a quejar que el interventor Rothe era contrario a llamar a elecciones en Santa Fe, porque este viejo zorro político tenía olfato, y se daba cuenta que los demoprogresistas eran una minoría en Santa Fe y ni aun con el fraude mejor preparado podrían ganar. Uriburu les dijo que la elección en Santa Fe estaba asegurada, y cuando llegase el momento yo saldré a este balcón -señaló el de la Casa de Gobierno- para decir que Lisandro de la Torre es mi candidato, y al que no le guste que se vaya a su casa. Y verán ustedes como ningún conservador chistará, y todas las provincias votarán a de la Torre. Esta es la versión que oí a Antelo y Bordabehere.”

.

   Se vuelca a la historia. En aquellos tiempos su fe religiosa lo llevan a escribir: “Interpretación religiosa de la Historia”, que he tenido el gusto de leer. Y disentir. No era el Pepe posterior. Los demócratas progresistas caen en desgracia cuando el debate de las carnes y les intervienen la provincia. El hijo de un caudillo santafesino, antiguo colaborador en su juventud de don Bernardo de Irigoyen, asume la provincia. Y lo nombra a Pepe en un cargo.

  Otra vez en Santa Fe. Con la venia del Gobernador, forma con amigos y compañeros de causa, el Instituto Estanislao López, o como se llame, porque estoy escribiendo de memoria. Es el primer esbozo institucional del Revisionismo  Histórico. Allí empieza a tallar el historiador. Son los tiempos infames de las consecuencias del pacto Roca-Runcimann, y hay que revisar la historia. Palacio, los Irazusta, Ibarguren, Gálvez; El grupito nacional yrigoyenista de FORJA, en donde Pepe da unas charlas en sus sótanos. Se hace amigo de Jauretche, pero difieren en un punto sustancial. Como buen conservador encarrilado en el yrigoyenismo, don Arturo lanza diatribas contra Mitre; En Pepe, en cambio, yo observo más inquina hacia Roca. Siguen juntos, pero por caminos paralelos. Lo dice Jauretche, “ellos (por Pepe), son nacionalistas, rinden culto en la tumba del padre: Nosotros somos nacionales, y buscamos criar a nuestros hijos”. Al finalizar ese crucial 1938, se forma el Instituto Juan Manuel de Rosas. Ahora tenemos con que darle la viava a los conchabados de la Academia Nacional.
  Se tiene que ir de Santa Fe. Estaba dando charlas pro López, y pro Rosas, y un ministro, descendiente del ‘gallego’ Cullen ,hace celebrar en conmemoración al canario al cumplirse el centenario de Posta de Vergara. ‘Me tengo que ir, porque no puedo convalidar con mi presencia tal acto, ¿Qué dirían de mí mis amigos nacionalistas?’. Y se va, con una mano adelante y otra atrás, a La Plata, en donde ejerce de profesor.
  Un viejito esperaba audiencia con el Gobernador y le pregunté quien era: Era Leiva!, viejo gobernador liberal de Santa Fe. Me contó la Revolución del 78 contra Iriondo, justo el papá del Gobernador. Tuvieron que salir de raje y los hospedó, por hospitalidad criolla, Marcos Juárez. ‘Esta casa es de ustedes, y de todo pueden servirse’. De todo, le preguntamos, ¿Y de las chinas?, ‘De todas menos de ésa, que es la mía, señores’, les contestó el hermano de Juárez Celman. Historias argentinas.

.

jauretche y pepe rosa

.

El peronismo.

.

   “Mi gente (la que) sentía la vida como yo, tenía mis valores, no se manejaba por palabras sino por realidades: era el pueblo, era mi pueblo, era el pueblo argentino… tantas veces mencionado en los programas de los partidos políticos y en los editoriales de los diarios… No era una entelequia: era algo real y vivo. Comprendí dónde estaba el nacionalismo. Me vi multiplicado en mil caras, sentí la inmensa alegría de saber que no estaba sólo, que éramos muchos“. Ahí está él, mezclado con el Pueblo que brama por la liberación de su Líder. Se cruza con Jauretche, hablan un rato. Uno queda bajo las arcadas del Cabildo, como equidistante,el otro se vuelve a mezclar con la multitud.

  Tiene una última reunión con el coronel Perón, donde le recomienda no aceptar el generalato. Coroneles del Pueblo, hubo uno, Dorrego, generales hubo muchos. Perón no le hace caso, y lo bien que hace: A partir de entonces General, lo que se dice General, no hubo más que uno. No la pasa tan bien en el peronismo, su grandeza nace con la caída.

.

  Lo meten preso, lo interroga un tal ‘capitán Gandhi’, al cual con una filosa ironía deja en ridículo. Tiene debates impresionantes con un historiador uruguayo. Éste le reprocha que diga que Uruguay es Argentina. Se la deja picando: Se equivoca, lo que digo es que las provincias occidentales debemos unirnos a la oriental. El anfiteatro donde se realiza la televisación se viene abajo, y su nombre es coreado. Se tiene que ir del país: sus libros se venden como pizza de la cancha, sus libros forman a una generación revolucionaria. Realiza una obra prolífica, es el primero que integra a Artigas a la argentinidad, por más que alguno lo haya escrito antes. Es el historiador que pone al Pueblo en el centro de la realización nacional. Sus investigaciones sobre la Guerra del Paraguay y la caída de Rosas, son extraordinarios. Se le escapa alguna que otra sobre las montoneras que Galasso le reprocha. Pero éste dice que se juntan a posteriori, y no le dice nada, hablando como cualquier cosa. Tenía ese don de gentes que tanta falta le hace a la Argentina presente.

  Y Perón vuelve. Y él vuelve en el famoso avión. Habla como nunca con el General, que lo hace nombrar Embajador en Asunción, donde departe con Stroessner. Fue candidato suplente a senador por la Capital, y pierden con De La Rúa. “Dan ganas de balearse en un rincón”. Denuncia corrupción en Yaciretá y lo fletan a Grecia, donde se embebe de la cultura griega. La política no está hecha para mí, dirá, demasiados codazos que a mi edad no tengo ganas de devolver. Un día sus amigos revisionistas lo reciben entre aplausos: “Qué les pasa a estos locos”. Ha corrido el rumor que se encama a Beatriz Guido, furibunda escritora, exitosa, y antiperonista. Pueblo 1, AntiPueblo 0, lo cargan. Bueno, discúlpeme el lector esta chanza machista. Al fin y al cabo, criollos somos los hombres del páis.

.

  Con la Dictadura escribe y funda la Revista Línea, la voz de los que no tienen voz. Sus libros son quemados, y el viejo luchador se multiplica. La Editorial Oriente le edita sus trece tomos de Historia Argentina, invaluable obra. Ya viejo, y cansado, participa de una epopeya personal: El 20 de noviembre será recordado como el día de la Soberanía, y el viejo solloza viendo los restos del Restaurador volviendo a la tierra que defendió como ninguno. Mármol pide pasaporte al Averno.

  Y un 2 de julio de 1991 se nos fue. Queda su obra, sus libros, esa genialidad que tenía. Describió en tres líneas a Yrigoyen, como ningún radical supo hacer. Este columnista entiende su pasión por el Movimiento Nacional conducido por cierto Tirano Prófugo. Hay cosas piores, muchachos, hay gente que es de Ñuls, ejemplo.

.

  Bregó como ninguno por establecer una Historia Nacional y Popular. Insiste que los males argentinos son producto del desconocimiento de nuestro pasado. Su lucha, como la de tantos otros, de la cual es símbolo, emparejó el desnivel existente en el estudio historiográfico desde Mitre. Hoy, es posible que sus investigaciones queden algo barrocas, Pero deben ser tomadas como disparador necesario. Sigue estando en las bibliotecas personales su lucha, pero en las universidades se sigue dando la historia como si Pepe no hubiera existido. Anótenme, entre los males del páis, esa desidia.

   Se le achacó exceso de rosismo. Está bien. Pero a este ignorante columnista, déjenme con Pepe. Mientras abro páginas de sus libros tapa dura y roja, donde escondemos los pocos dólares que tenemos con Dana y los chicos, porque en esos libros, se vuelve argentino, hasta el puto de Franklin.

 ¡Viva Pepe Rosa, carajo!. Un vino tinto, mozo, que tengo que levantar mi copa por un Grande de Veras.

 

http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com.ar/2015/03/jose-maria-pepe-rosa.html

http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com.ar/2015/06/recordando-al-pepe-rosa.html

 

3 comentarios

  1. jBISMARCK

    EXCELENTE NOTA PIPO….FELICITACIONES

  2. santafemipais

    Lo importante:
    Excelente idea es este homenaje; instructivo y merecidamente emotivo. Algún eco del pasado reciente me viene la idea de que Luciano Molinas requiere un post de Pipo Pistelli (más adelante escribo mis razones)

    Lo secundario:
    Tengo un par de dudas, posiblemente son deformación profesional.
    Una inquietud es que siento demasiado olor a copiar y pegar. Es un procedimiento legitimo, pero considero que es más apropiado hacerlo explícito, entrecomillado y cita de fuente clara; así se muestra rigor científico.
    Otra inquietud es la oscuridad en algunos dichos, como ese de que “Se le escapa alguna que otra sobre las montoneras que Galasso le reprocha.” Esto tiene su lado bueno en lo personal, ya que, junto con la mención a Luciano Molina,me exigen ponerme las pilas para estar en condiciones de viajar a Santa Fe y consultar la hemeroteca que debe guardar artículos en El Litoral de Lázaro Flury. Susana Simián y otros. Susana Simián fue una de las dos profesoras que tuve que me abrieron los ojos sobre la existencia de ojos santafesinos sobre la historia, Fue la nuera de Luciano Molinas, casada con Ricardo Molinas (Defensor del Pueblo nombrado por Alfonsín) a quien tuve el honor de conocer, La lista sigue con Lucho Molinas, nieto de de Luciano, condiscípulo en la Facultad que me explicó que leer a su abuelo lo introdujo en el antiimperialismo. Tanto él como yo, teníamos excelentes relaciones con otro condiscípulo de la Facultad: el Turco Obeid, peronista de apasionada cepa, Aprecio que sentíamos desde distintas visiones políticas. Y esta lista termina con alguien que supongo que Pipo Pistelli conoce. La esposa de Lucho, Berta Wexler, es considerada la mayor autoridad sobre la vida de Juana Azurduy de Padilla, no solamente en círculos de nuestro país sino también en Bolivia con invitaciones de Evo Morales y alguna cosa más. Berta actualmente vive en Rosario. Sería lindo que Pipo Pistelli publique un post sobre Luciano Molinas ¿no?.
    Disculpa la emotividad, pero a en un post emotivo vale un comentario también emotivo

  3. Norberto Briggiler

    Fracasé en el primer intento. Si puedes, por favor una corta respuesta por que tengo dudas de mi ecuanimidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: