Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Rivadavia is back: El petulante, falaz y creído en el Puerto (1821-1825)

“Nuestra conducta con Inglaterra y Portugal deve ser benefica: devemos proteger su comercio, aminorarles los derechos, tolerarlos, y preferirlos aunque estrannos, las quales extorciones devemos hazerles toda la carta de proposiciones beneficas, y admitir las que nos traigan: (…) se les debe dejar interrar (internar) en lo interior de las provincias pagando los derechos como nacionales despues de aquellos, que se graduaren mas comodos por la introduccion; últimamente haziendo sacrificios, devemos atraerlos, y ganar las voluntades de los ministros de las cortes estrangeras, y de los principales resortes de los gabinetes, aunque sêa á costa de oro, y plata, que es quien todo lo facilita”.

(plan de Operaciones. Mariano Moreno).

.

Rivadavia, ministro.

.

“La provincia de Buenos Aires debe plegarse sobre sí misma, mejorar su administración interior en todos los ramos; con su ejemplo llamar al orden los pueblos hermanos; y con los recursos que cuenta dentro de sus límites, darse aquella importancia con que deberá presentarse cuando llegue la oportunidad deseada de formar una nación”.

.

.

El aislamiento portuario provocó la desunión de provincias que ya arrastraban enconos perdurables, y la no finalización de la guerra emancipadora. Güemes, asesinado en Salta, era celebrada su muerte en pasquines porteños. Que los enemigos (por San Martín o España) sigan en Lima, se les escapa en la Legislatura. Que la Banda Oriental permanezca brasileña, pese a López o Rosas, pero en especial a los orientales. Aislamiento que se encanutó los recursos de la Aduana, única posibilidad de ingreso en esos tiempos magros, para embellecer una ciudad que lo necesitaba. Pero a costa de abandonar el camino sanmartiniano, al que se le hacía pagar, aquel golpe de octubre de 1812, y aquella negación a reprimir el levantamiento artiguista del año ’20.

.

San Martín exulta de enojo.

¿Ignora Ud por ventura que en el 23, cuando por ceder a las instancias de mi mujer de venir a Buenos Aires a darle el último adiós, resolví en mayo venir a Buenos Aires, se apostaron en le camino para prenderme como a un facineroso, lo que no realizaron por el piadoso aviso que se me dio por un individuo de la misma administración?.

O’Higgins, quien ha mantenido amistad con el Libertado, a la distancia, le escribe: ejerzan enhorabuena su rabia inquisitorial en nuestra comunicaciones privadas que ellos no encontrarán otra materia más que la misma firmeza y honradez que no han podido contradecir de nuestra vida pública. Hasta la evidencia se podría asegurar que las ocho o diez cartas que veo por su apreciable del 29 de septiembre del año pasado se han escamoteado como las que he escrito a Ud. paran en poder del hombre más criminal que ha producido el pueblo argentino. Un enemigo tan feroz de los patriotas como Don Bernardino Rivadavia estaba preparado por arcanos más oscuros que el carbón para humillarlos y para degradación que su desastrosa administración ha dejado a un pueblo generoso, que fue la admiración y baliza de las repúblicas de América Sudeste. Hombre despreciable que no solo ha ejercido su envidia y encono contra Ud. no queda satisfecha su rabia, y acudiendo a la guerra de zapa, quiso minarme en el retiro de este desierto, donde por huir de ingratos busco mi subsistencia y la de mi familia con el sudor de mi frente…” (Altamira, Luis Roberto. Ibidem) (JS.p.36)
http://www.lagazeta.com.ar/sanmartinyrivadavia.htm

Yo he mirado esta conducta con el desprecio que merecen sus autores….ya habrá sabido la renuncia de Rivadavia. Su administración ha sido desastrosa y solo ha contribuido a dividir los ánimos. Yo he rechazado tanto sus groseras imposturas como su innoble persona. Con un hombre como este al frente de la administración no creí necesario ofrecer mis servicios en la actual guerra con el Brasil por el convencimiento en que estaba, de que hubieran sido despreciados”. (San Martín a O’Higgins).

.

Estanislao López, un gaucho bruto, al decir de la historia oficial, quien ha acompañado a Remeditos en su paso de Mendoza a Buenos Aires, le escribe al chacarero de Mendoza:

Sé de una manera positiva por mis agentes en Buenos Aires que a la llegada de V.E. a aquella capital será mandado juzgar por le gobierno en un consejo de guerra de oficiales generales por haber desobedecido sus órdenes en 1817 y 1820, realizando en cambio las gloriosas campañas de Chile y Perú. Para evitar este escándalo inaudito y en manifestación de mi gratitud y del pueblo que presido, por haberse negado V.E. tan patrióticamente en 1820 a concurrir a derramar sangre de hermanos con los cuerpos del Ejército de los Andes que se hallaban en la provincia de Cuyo, siento el honor de asegurar a V.E. que a su solo aviso estaré en la provincia en masa a esperar a V.E. en El Desmochado para llevarlo en triunfo hasta la plaza de la Victoria.

.

Mas San Martín se niega: Y cruza a Buenos Aires, en donde fallece su mujer, “solo, como he cruzado el Pacífico”. López le espera en Desmochados, actual Casilda. Se abrazan y lo acompaña hasta la entrada bonaerense.

-Haremos una entrada triunfal a su sola solicitud,
-No, estimado compañero, mi sable no se desenvainará jamás para una guerra entre hermanos.

.

Asqueado de Rivadavia, dejándole el relicario de la Catedral de Lima, se va. Y se va, tal vez sabiendo, que jamás volverá a pisar suelo argentino.

Rivadavia, por sí las dudas, informó a Europa, que marchaba en exilio el general del opropio y el caos, si creen prenderle para evitar que haga allá de las suyas. No pudo pisar Francia, y se retiró unos años en Londres.

.

La corrupción de una anualidad.

.

Al testearse los bienes del finado obeso y mulato el 2 de septiembre de 1845, se encontró una deuda que jamás fue reclamada. 6.381.18.11 libras con la Casa Hullet de Londres. Alguien reclamó el pago a los herederos, pero estos se atajaron en Juicio: No era un “crédito”, era “otra cosa”, dice Pepe Rosa con malicia en su extraordinario “Rivadavia y el Imperialismo Financiero”, Peña Lillo Editor, tercera edición, 1974, página 180.

.

Era el “cohecho” por el famoso asunto de las minas de Famatina.

El recurso de las minas, tema que todavía hoy sigue vigente, era ‘propiedad’ de explotación por parte de las provincias, e inclusive se había acordado que eso iba a ser así. Todo la política pública de Rivadavia en sus años de ministro tendientes a reunir a las provincias bajo una égida central, pero respetuosa, iban en ese sentido. Ahora, tras dejar el gobierno y viajar a Londres, cambia abruptamente de parecer, y se mete de lleno a venderle las minas a una Sociedad que se forma allá con personeros acá. Y la Casa Hullet, interesada en el asunto, acepta pagarle una ‘cometa’ como quien dice, al mensajero, quien tiene todas las barajas en la mano para sostener que se las puede conceder. Eso iba contra todo lo escrito, todo lo conveniente, y todo lo pactado. No termina de asumir su seuda presidencia, que su primer mensaje es a la Casa Hullet de Londres: Las minas son ya, por ley, de propiedad nacional, y están exclusivamente bajo la administración del Presidente de la República”, es decir, Yo.

.

Facundo Quitoga, tan indómito como juicioso, se cagó de la risa al enterarse. Las minas nunca fueron explotadas por la Hullet, que jamás le reclamó por las vías correspondientes la guita girada a Rivadavia, un fangote para la época.

Los coimeros no se pisan las sábanas.

.

Siendo SeudoPresidente, se entera que sus propios han entregado Uruguay al Brasil. Enardece de furia patriótica el pueblo, y él al mando.

Lord Ponsoby, el diplomático británico en el Plata, escribe: Desde la propia Casa de Gobierno se han impreso unos panfletos culpando a García y a nosotros de la entrega, dejándonos como el culo con la gente. Ponsoby, un falaz para nosotros, un hombre de su Imperio, le acerca al diario de Dorrego, el más tenaz opositor de don Bernardino en Bs. As. unas cartas comprometedoras: Son las que atestiguan el negociado.

.

A los ‘liberales’ que acompañan al Presidente, les pasa lo que a Marianito Grondona con Pinochet: Lo que me decepcionó de él fueron sus cuentas bancarias secretas, que prueban su corrupción. Lo decepcionó que robara, Que fuera un desalmado, un dictador, un entreguista, un asesino, eso no. Y Rivadavia, como don Augusto, quedó flotando en el aire entre sus fieles. “Le he dado días de gloria al país”, y renunció.

Glorias de las que se cobró bastante, no?. Renunció porque lo descubrieron choreando. Todo un mensaje para la posteridad.

.

El negociado de la migración.

.

Este negociado es el menos conocido de todos, pero es el más indignante. Las plumas del Revisionismo la han aportado a la opinión, y la opinión merece leerlas. Pero todavía hoy la gran mayoría, no del pueblo, que a veces se pierde los detalles, la gran mayoría de los historiadores, no la cuenta.

.

Un británico, bueno el hombre, John Thomas Barber Beaumont, es convencido estando el muchachito en Londres, de las bondades de una empresa colonizadora en el Plata. Estamos hablando del año ’20, por ahí. Siendo ministro, Rivadavia insiste a Barber, que pide condiciones. Rivadavia se las da, pero Barber no ceja en su desconfianza. Rivadavia va a la Montaña, cual Mahoma.

En septiembre de 1824 arriba a Londres, con aplausos sostenidos de la prensa. Entrevista a Barber: Le garantiza las tierras del Convento de San Pedro, pcia. de Bs. As. Que les serán dadas “en perpetuidad”. Se forma una compañía, con aliento en la Bolsa de Londres, pero los argentinos enganchados en la “tramoya” (Sebastián Lezica y Félix Castro) venden sus acciones, sacando un fangote de guita, antes que la misma procediera a actuar. Los hermanos Robertson, que parecen no haber aprendido nada de sus viajes por la América, se mezclan también.

Barber recluta agricultores para la empresa, y los manda a la vela. Formará tres grupos colonizadores.

.

El primer grupo llega a la rada de Buenos Aires. Son sesenta escoceses. Con ellos viene Lezica.

Nadie sabe nada. Nadie. El encargado a cargo del grupo protesta al Gobierno. Manuel García, el ministro de gobierno, un rivadaviano de pura cepa, no sabe nada, lo consulta con Lezica. Lezica no le contesta con exactitud. Se les abandona a su suerte. Justo vino la guerra con el Brasil, y un irlandés, nada menos que William Brown, recluta bravos marinos para la contienda: La mayoría se le une: son los héroes marinos de la Guerra con el Imperio Brazuca.

.

Llega el segundo grupo. Lezica, apurado, les compra un campo en Entre Ríos a cuenta de la Compañía. Fue un despropósito.

El campo estaba más pelado que bolsillo de laburante a fin de mes. Y los gauchos entrerrianos les afanaron hasta las ganas de quedarse, por considerarlos intrusos. Se volvieron desalmados a Buenos Aires.

.

En el tercer grupo llega el propio hijo de Barber. Se entera de la estafa de primera mano. Estalla en improperios, indignado con justicia.

Pide audiencia con el Presidente. Rivadavia le hace una larga amansadora. Suena una campanita, lo hace pasar. Con gesto adusto y prócer le escucha sus quejas. De pronto, lo corta en seco. “He de tomar cartas en el asunto: Hablaré con mis ministros y mis ministros conmigo. Y entre todos solucionaremos esto”. Suena la campanilla, y Barber se retira azorado. Ha comprendido, que la estafa ha sido mayúscula. Y que el propio Presidente del país es el responsable.

.

Con rabia perdurable, escribirá en Londres sus desventuras, llenando de agresiva pluma adjetivaciones hacia los criollos, que en ésta, al menos en ésta, no tuvimos na’a que vé.

Todavía unos ingenuos, e incautos, british boy, llegaron a San Pedro. Los recibió el Juez de Paz: “Lo qué!”, se atraganta con el mate. “Las tierras del Convento de lo qué!”, volviendo a escupir yerba. “De la propiedad de who?!”. Pobres británicos, y eso que uno siempre disfruta cuando pierden en algo.

.

Les dije que no sabía con cual quedarme como el más pior de la historia. Ya lo sé, se los digo:

rivadavia_500(2)

.

Y todavía me falta su “presidencia”:

Continuará…

https://wordpress.com/post/carlospistelli.com/7492

3 comentarios

  1. Norberto Briggiler

    Felicitaciones por el hallazgo para describir al “más pior”: seudo-presidente. Es la primera vez que veo escrito un mentís de la falsa condición de presidente.

    • Carlos Pistelli

      Gracias Norberto. No debo ser el primero…

      • Carlos: Puede ser que no seas el primero, pero yo nunca lo vi y es un tema recurrente. Es un punto que siempre me rompió la paciencia, y en esos detalles me fijo más que vos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Rocker Judicial

Sol Rodriguez Garnica (@SolRGarnica)

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: