Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

#Facundo. Vida del General.-

 – ¡Quién manda esta partida!, gritó antes que un disparo le reventara el ojo, y lo matara, en Barranca Yaco, pcia. de Córdoba. Mandaba la partida asesina, Santos Pérez, hombre contratado por los Reinafé, dueños de la Docta. Los Reinafé, gente de Estanislao López: Nada hacen sin consultarle.  Las cartas están en la mesa.

facu2

https://carlospistelli.com/2017/11/27/facundo-sombra-terrible-vengo-a-evocarte/

.

VIDA DEL GENERAL.

.

 El 27 de noviembre de 1788, en San Antonio, La Rioja, hijo de “un estanciero” de la época que formó una mediana fortuna con la hacienda.

 Desde pequeño ayudó al padre con el ganado, conoció las costumbres de sus peones, y se adaptó fácilmente a ellos, mientras desarrollaba una vocación religiosa y el conocimiento de la Biblia. El primer libro de importancia sobre él, lo escribe el historiador David Peña, un libro de finales del Siglo XIX, con una mirada interesante, que rompe con la doctrina mitrista sin sacar los pies del plato, y que responsabiliza a Rosas de su muerte.

 “El moro es veloz como el corcel de Philotas, inteligente como el de César, sagrado como el de Calígula ¿De dónde ha tomado Facundo el modelo de amor que Alejandro profesaba a su Bucéfalo? (…) más de un honor desdeña en la ciudad por quedar en el campo acompañando a su cabalgadura. Un caballo es un tesoro y hay tesoros que no valen un caballo. Si Ricardo III halla el moro de Facundo, por dos veces da su reino”. David Peña, Juan Facundo Quiroga. De http://www.elortiba.com

.

 Con la irrupción de la Revolución y la Guerra Emancipadora, cumple un rol importante dentro de su provincia. Pueyrredón le nombra “benemérito de la Patria” y auxilia a las tropas que pasan por La Rioja al cruce de Los Andes. La política riojana se dividía entre las familias aristócratas, llamemoslán, los Brizuela-Dávila, los Ocampo, los Villafañe, con los cuáles los Quiroga tienen relaciones. En el otoño de 1816 una revolucioncita artiguista toma el mando de la ciudad. Desconocemos la participación, o no, de los Quiroga en ella.

Facu.El ortiba

Quiroga. El ortiba.com

.

  La caída del poder central en 1820, le abre una oportunidad al Capitán de milicias.

  Ha cumplido un rol estelar en la sublevación de los oficiales realistas, en San Luis, en 1819. Alentados por la eterna llegada de la flota española al Plata, los oficiales presos tras Maipú intentaron prender al teniente de gobernador, Vicente Dupuy. Éste escapó de milagro, y organizó la represión de la revuelta, que contó con la invaluable colaboración del puntano Pringles y el riojano Quiroga. Todos los oficiales en importancia, partícipes de la conjura, fueron muertos a degüello. Y luego, don Bernardito Monteagudo, confinado en San Luís, terminó la faena, como fiscal de la Causa a los sublevados, ejecutándose a los ocho restantes partícipes. Solamente Marcó de Pont, ajeno a la misma, salvó la vida.

.

  El Capitán de Milicias de Los Llanos, una región montañosa, no confundirse, se convierte en el dueño político de La Rioja, deponiendo malos gobernantes, apenas ocupando el cargo tres meses, y luego ya sí todos le rinden pleistesía. Influye en San Luís, aunque Bustos le marca la huella, siempre La Rioja influenciada políticamente por la provincia vecina.

 Se dedicó a hacer negocios personales, aprovechando su posición política, y amasó una considerable fortuna, con la cual financió muchos de sus planes. Las minas riojanas daban frutos, y el hombre no desaprovechó la ocasión.

.

 La imagen terrible sobre Quiroga, acompañada del mito de la muerte del tigre, que él mismo potenciaba para generar el terror entre sus enemigos, y aún entre sus parciales, fue creada por los unitarios porteñistas. Esa imagen del gaucho bruto e ignorante de toda ley, bárbaro y criminal, sediento de sangre derramada. Pero Quiroga no le hacía asco a los epítetos, y se comportaba como tal.

 Quienes le trataban debían congeniar con él. De hacerlo, de caerles agradables, era un Señor. Amable, ceremonioso, un grado afable en el trato que hace caer de bruces su imagen de Terrible. Peeero: Los que se indisponían con él… Mamita.

  Era adicto al juego. Y con ese tipo de personas, siempre se corre un peligro tenerlos cerca. Porque son capaces de la cualquier cosa, o para no pagar la deuda, o para lograr los medios para saldarla. Y Quiroga no es la excepción del caso.

 .

 Ud. me dirá que les estoy pintando un cuadro negativo de su personalidad. Y sí. No es un personaje que me agrade. Su coraje a prueba de balas agigantó su figura, mayúscula, indudablemente, y su muerte violenta le dio caracteres eternos a su importancia histórica. Ha sido difícil emprender estas notas porque el carácter legendario de su personalidad descuidó su importancia política en su época. Era un hombre que comprendía cabalmente a su pueblo, en su tiempo, y las problemáticas de la Nación. Es posible, que tentado por cumplir el rol del personaje que se había asignado, dejara de lados responsabilidades más importantes. Eso no le quita brillo al bronce, hasta lo torna oro.

 Quiroga domó un caballo agreste, a lo Alejandro el Macedonio y su relación con el ‘equino’ es tan mitológica como la que se tuvo con Bucéfalo. Negro como la noche, ‘moro’, la relación del jinete con su montado, reviste caracteres literarios, pero que tuvo influencia notable en la carrera militar de Facundo. Se creó una aureola alredor de esa relación, que las propias gentes creían, y el Caudillo alimentaba, difícil de explicar si uno no entendiera el amor que tenemos los hombres hacia nuestros animales, el perro, claro ejemplo. Y esa relación, además, explicaría una ruptura absoluta con el Caudillo que hacía las veces del opuesto total a Quiroga. Eso será materia de estudio en la próxima nota. Por el momento, sigamos con:

.

Quiroga en la escena nacional.

.

 Bernardino Rivadavia manda en el páis, al menos en Buenos Aires, desde la óptica del Puerto. Bustos, en Córdoba, es su principal adversario. Aunque Facundo admira a don Bernardino, y era unitario por convicción; Arrastra a su gente por Bustos, y se deja arrastrar por el federalismo de su Pueblo.

  Bustos lo lisonja: “Es necesario hacer ver a estos serviles que no somos caciques, sino unos amantes de la libertad de nuestra patria y nuestros pueblos”. Y Quiroga se pliega al cordobés.

 Una pequeña tropa que Rivadavia envía al interior para unir voluntades y formar contingentes para la Guerra del Brasil. El enviado, brazo armado del ‘presidente’, depone al gobierno de Tucumán, donde había gente que había perseguido a su familia. Estamos hablando de Gregorio de Aráoz de Lamadrid. Y organiza con distintos referentes unitarios, un inicio de guerra civil, en plena guerra internacional, para derrocar gobiernos federales. En Catamarca se inicia la lucha con un gobernador de apellido Gutiérrez, quien traicionando la confianza depositada por Quiroga, se había pasado al unitarismo. Éste depuso a Gutiérrez y marchó sobre Lamadrid.

.

 Era el 27 de octubre de 1826. Lamadrid impuso hábilmente su relativa superioridad en número. Quiroga retiró del campo, en un amague en el cual Lamadrid cayó como un carlitos, y lo descalabró. No solo eso. El propio Lamadrid fue herido gravemente, dado por muerto, y robado hasta sus ropas. Quiroga, lo buscó en el campo para enterrarlo con todos los honores, por su coraje. Pero no lo encontró. Lamadrid pudo arrastrarse entre el descuido de los vencedores, y volver a Tucumán. Allí llegó todo herido en su cuerpo, cara, y media oreja dejada en Tala. El ‘cantor de vidalitas’, con las que arengaba la tropa, salvó la vida de milagro.

 Quiroga, dándolo por muerto, volvió grupas, y aseguró los gobiernos de Cuyo, imponiendo su influencia. En ese preciso momento de duras rivalidades entre federales con los unitarios, Bustos pierde su importancia capital en las provincias, Importancia que deviene en Facundo. No hubo un enfrentamiento entre ambos, pero no se ha contado, en detalle, Qué pasó en esos meses del verano del ’27 donde la decisiva influencia de Quiroga se extiende por el páis, y declina la de Bustos. Declinación que podrá explicar sus años finales.

.

 Mientra esto pasa, y la capacidad militar, y política, de Facundo rebela a medio páis, se da una anécdota de caracteres inverosímiles, como todas las que le rodean.

 Rivadavia ha cedido, como accionista, y cometeado, las minas riojanas a una firma inglesa. El representante de la misma, alemán de origen, se presenta en La Rioja para hacerse cargo de la explotación minera. Quien lo recibe, queda sorprendido, no solo de las dificultades para entenderle el castellano, fundamentalmente de lo que viene su encargo. Hay que avisarle a Facundo, que está en plena partida de juegos de apuestas. Y nadie lo molesta a Quiroga, con política y menesteres pavos, cuando Quiroga juega. Peeero: esto es significativo.

 Quiroga, enfadado hasta la enervación, lo manda a llamar. Es grotesco el recibimiento. Hay risas burlonas entre los hombres que rodean al Caudillo. El señorito alemán no sabe en la que se metió. Y Quiroga, que amenaza con fusilarlo, termina de plano con el encargo del alemán. Epítetos en la prensa porteña al destrato, al incumplimiento del mandato presidencial. Del alemán ya no se sabe más. Hay quien dice que termina sirviendo al Caudillo, y esos que lo dicen, dan fe que fue así.

.

 “Religión o Muerte”, y una calavera negra con sus huesos, la bandera legendaria con la cual derrota a las huestes de Lamadrid. Quien se ha recompuesto. Y surge un nuevo episodio más que significativo en la historia, y para la historia: “Los colombianos de Matute”.

 Desertores del Ejército Bolivariano, habían encontrado acogida en Salta. El General, y gobernador, Arenales, de malas relaciones con Sucre, presidente ‘boliviano’, los recibe en entusiasmo. Los suma a una tropa de su segundo, Bedoya, quien parte en auxilio de Lamadrid. El repuesto jefe tucumano, la sigue en su hostigamiento a Santiago, tierra de Ibarra, más propia de las reyertas provinciales históricas de ambas, que a un plan que liquide al Jefe de la revuelta, el propio Facundo. Bedoya penetra entre tierra arrasada. Y lo que no arrasó Ibarra, en su plan ruso para entrecerrarlo, lo hacen los colombianos de Matute. Anécdotas de todo tipo pintan episodios de un salvajismo desmedido, y desconocido, aún en lo que han sido las guerras de nuestra historia. “Salvajes”, se les dirá: Salvajes serán para siempre.

 Los episodios salvajes se reproducen en Santiago, en Tucumán. Matute alcanza a fusilar a algunos de ellos como escarmiento, y recuperarse del sosiego, los pueblos. Pero ya es tarde. Y aunque Lamadrid logra vencer, esporádicamente a Ibarra, pierde tiempo y prestigio por los colombianos. Ahora la iniciativa la retoma Quiroga, escribiéndole a Bustos: corro a dar alcance a esa tropa de bandidos que no han dispensado crimen por cometer; que no sólo han incendiado las poblaciones y degollado los vecinos pacíficos, sino que, atropellando lo más sagrado, han violado jóvenes delicadas. Tengo, pues, jurado, dejar yo de existir o castigarlos de un modo ejemplar y raro, muy particularmente a esa horda de bandidos titulados colombianos ‘que, con sus hechos escandalosos, han manchado la tierra con sangre de inocentes. Si ellos, en Bolivia, han sido elejemplo de la insubordinación, si en Chicoana lo han sido de la barbarie, y en todo lo que han pisado aquí, un motivo de horror y de espanto, muy en breve sabrá vuestra excelencia, o que he perecido al frente de mis fuerzas en el campo de batalla, o que uno solo de ellos no existe ya sobre la tierra.
http://www.lagazeta.com.ar/rincon_de_valladares.htm

.

 ¿Pero por qué Bustos no encabeza la revuelta?. ¿Por qué el Mayor General, jefe inclusive de los oficiales de la guerra de la Independencia, no hace valer sus galones?. ¿Por qué el “Jefe del Federalismo” no asume su rol?. ¡Y, encima, con el valor capital de la provincia de Córdoba y sus recursos para hacerlo!.

 A Quiroga eso no le importa. Él marcha. Él conduce. Él manda, hace y deshace. Él triunfa. Y las huestes que le siguen, se maravillan de seguirlo, y su fortuna en las batallas engrandece su figura. Ya se habla de él, como a un ser más allá del entendimiento humano. Unido con sus pocas tropas a Ibarra, parten juntos sobre Tucumán. Y en las puertas de la ciudad de la Independencia, Rincón de Valladares, destroza por segunda vez a Lamadrid, esta vez, definitivamente. Espera, ceremonioso al fin, que la Legislatura tucumana pague los costos de la guerra, y le permita entrar en la ciudad. A los legisladores les dio un arrojo de soberbia: “Si no se me satisface antes de las dos horas de este día, me haré pagar, no la suma de 24.000 pesos, sino todos los gastos que he hecho, y todas las pérdidas que he sufrido en mis negocios. Cuidado, pues, no haya equivocación. Las generosidades tienen sus límites… pasada la hora mencionada, sin haber recibido la pequeña suma que pido, empezaré a hacer sentir inmediatamente los estragos de la guerra“. La legislatura, aventó sus sueños de grandeza, se asieron al reclamo, y Tucumán pasó a formar parte de la Federación Quiroguiana.

.

  La noticia no tardó en llegar a Buenos Aires, como una bomba. Hasta la indolente actitud de Estanislao López, hasta entonces, pasó a ser franca oposición a Rivadavia. Y, encima, García ha entregado en tratado la Banda Oriental ganada por las armas.

 Renuncia, Bernardino Rivadavia, Y con él, el unitarismo. Bustos queda parado como la cabeza del Federalismo. Pero ya no, por méritos propios. Facundo Quiroga le delega la representación de su Federación. Se vuelve a La Rioja. Cuestiones de la política “nacional”, le saben mundanas, y, todavía, no es su tiempo. Dorrego asumirá en Buenos Aires. Llega al gobierno, casi de prestado por el propio Bustos, al que le debe parte de su capital político. Pero, libres de unitarios, los federales no se ponen de acuerdo, aún con la mediación de López. Empezarán nuevos tiempos. Quiénes no lo comprendan, serán hechos a un lado.

.

 Pero hay dos que lo han comprendido. Los dos se llaman Juan. Uno, es Quiroga. El otro, don Juan Manuel de Rosas. Correrán tiempos, con sangre, pero la hora de los dos, está llegando.-

Continuará..

Le va a interesar:

http://www.elortiba.org/old/facundo.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: