Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Crónica del triunfo de “Las dos vidas”.

-Mire, Carlos – me dijo Federico señalando el recinto: Hemos prevalecido. “Estamos salvando las dos vidas”.

-Presidente –siempre le digo así: No creo que estén salvando a nadie.

-Carlos, que las tetas de la Donda no le hagan perder el juicio.

            Así empieza esta crónica que me tocó vivir en el plenario de debate, donde la posición contraria a la Legalización salió vencedora 38 votos contra 31.

fb_img_1449747433870.jpg

 El comienzo de esta crónica se remonta a aquella madrugada donde Diputados sacó la ley. No pasaron ni dos minutos que el celular sonaba:

-Carlos! Carlos!. Qué hemos hecho?! , Fue el inicio del Operativo “Métanse el proyecto en el upite, manga de zurdos”, que me tuvo como Presidente formal, cara visible de distintos colegas que no podían mostrarse como tales.

      Fueron reuniones con debates, cafés, porcelanas rodeando nuestro espacio, temiendo que una infidencia saliera de la sala. Cuando Albino dijo lo que dijo, un escalofrío surcó nuestros pechos ardientes en crucifijos santificados.

-Su Santidad, Carlos, es nuestro líder en las sombras.

     Así llegamos a los primeros días de agosto. El triunfo se hacía sentir, pero nuestros voceros mediáticos eran un pelotazo en contra: Obarrio, Amalia, algunos senadores.

-Carlos, el zurdaje ápatrido tiene mejores comunicadores. Necesitamos que Ud. invente algo porque si perdemos el debate en la opinión, estamos listos a futuro.

-Déjemelo a mí, Sr. Presidente. Sé lo que hay que hacer.

            El pestilente olor del Comunismo ha destrozado a nuestra querida y vieja Europa arrojándola al caos del aborto que mata nuestro futuro. Que Argentina, soberana e independiente, diga no al terror rojo. Todos con el pañuelo celeste y blanco contra la perfidia verde del comunismo reciclado.

-Maravilloso, Carlos, Maravilloso!!, me dijeron todos entre vítores. ¿No sería mejor dejar ‘la blanca’ para nuestras reuniones y que sea Celeste como el cielo que indica el porvenir? – Vítores, y quedó.

 La noche del 7 estaba en Liniers dando gracias a San Cayetano. Allí me habló Gabriela diciendo que no necesitaba de mis servicios porque ‘ella había conducido el debate al triunfo’.

-Déjela, Carlos, le hacemos creer que preside el Senado para no ponerla a dirigir cosas importantes.

  Ya era la mañana del 8. Federico y yo desayunamos en su despacho, por donde pasaban todos, esperando instrucciones. Con una medialuna en la comesura de los labios, me dijo:

-Los peronistas no son malos ni buenos, Carlos…
-Sí, ya sé, Sr. Presidente, son “incorregibles”.
-Nah, dijo limpiándose, son una manga de hijos de puta. Silencio sepulcral.

congreso

  Esta vez no hicieron falta mis servicios de sentarme como Senador Trucho. Los números estaban claros hacía semanas. Servicios de mucamas, dealers, obras públicas, parcelas en el paraíso conseguidas por Aguer, hasta lo teníamos al boludos de Grabois de nuestro lado.

-Y el Padre Pepe, Carlos, un luchador por esa gente que dice ser pobre, Un santo!

 Cada hora que pasaba me daba un poco de nauseas lo conseguido. Finalmente, como a las 3 de la madrugada, con el resultado ya resuelto, me senté en un asiento, creo que el de Pino Solanas. No sé porque se me dio por hablar,

-Señora Presidenta, Cristina, que no terminaba de irse porque la prensa le quería preguntar si Centeno verdaderamente la vio en piyamas, un escándalo para ella, me guiño como sabiendo, ‘Sabés que la única Presidenta soy yo, Vos sabés que sí, Vos sabés que sí”.
Señora Presidenta, nuevo guiño de Cristina.
Señora Presidenta, tercer guiño.
Compañeros de bancada, ahí pegó un bostezo y me dejó solo, y ya con la luz apagada en el recinto en donde mataron a Bordabehere.
Ustedes son una manga de cavernícolas incapaces de sostener con la mirada a la familia de una mujer que debió abortar. Como de pronto, las luces encendieronse. Cristina, que se iba, volvió a sentarse: Pino, justo llegó detrás.
En este recinto mataron a un Senador amigo de otro que criticaba al sr Pinedo, abuelo del actual.

-¡Carlos, hemos terminado!, Federico opinaba su sitial, y varios más con él.

 En este sitial arreglaron la caída y sucesión de Fernando, Raúl y Eduardo, Los radicales al oírme me arrojaban sus últimas cuotas de dignidad.
No me extraña el resultado de la votación. Me duele que no sepan lo que han hecho. Me indigna el desamparo al que dejan a la mujer que decida abortar, cuestión que Uds no pueden reglar ni aún imponiéndoles una pena, como la que ni siquiera entiende el viejo Código Penal reformado y sancionado por Yrigoyen en 1921.

-¡Ahora nombrás a Yrigoyen, atorrante!, me dijo un viejo correligionario.

  Señores, Señoras, la Historia ha pasado por las puertas de esta Casa Magna construida en un negociado de la época, y Uds no se han dignado abrile para que entre. Como siempre sucede, el tiempo pondrá las cosas en su lugar, y la Historia no los absolverá, Como tampoco lo hará cuando están entregando nuestras arcas al FMI, al país al descalabro, al Pueblo a la pobreza más atroz.

-¡Fuera de lugar!, hacía sonar la Vicepresidenta la campanita.

  Esa campanita la hacía sonar don Adolfo Alsina en las casas de las señoras, que también se veían en el deber de abortar para que ninguno de los diputados que le respondían al viejo Caudillo tuviera problemas en su “casa religiosa”. Eran todos mormones de puertas para adentro, masones de puerta para afuera, y todos putaneros donde arreglaban los asuntos públicos del páis. Digamos todo.
En esta noble casa discutían Sarmiento y Mitre, Del Valle y Pizarro, atronaba su voz Leandro Alem; Carlos Pellegrini y Julio Roca truqueaban como seguir haciendo de nuestro páis un “Régimen falaz y descreído”; En esta casa surgieron los primeros legisladores socialistas de toda América; En esta casa se aprobó una ley que llamó al Pueblo a votar; En esta casa uds, los peronistas, por cobardía o lo que fuera, perdieron el placer de presidir la Asamblea Evita.
Les estoy hablando de la Historia, y a algunos puede que les mortifique el recuerdo. A la mayoría mucho no les debe importar, porque de lo que hacen, y adonde van, no necesitan esta memoria. Y está bien que no les importe. Porque aún los que estuvieron de acuerdo con esta ley, demostraron no tener grandeza ética para votarla y hacerla ganar. Uds son unos tránfuga del primero al último, honrosa excepción el sr. Solanas más por su aporte como cineasta que por lo que ha hecho en política.
Dicen que los pueblos tienen los gobiernos que merecen, y no creo que sea así: Nuestro pueblo no merece la caradurez de su actual vicepresident…

-¡Cállese de una vez, pelotudo!

  … que ni siquiera sabe el reglamento del lugar en donde trabaja. Nuestro pueblo tiene defectos, indudables, pero uds los exponencian y manifiestan otros que nuestro pueblo, noble y solidario, no tiene. Tendrán responsabilidad por haberlos votado, responsabilidad de la cual tomo parte, y nada más.
Señora Presidenta, guiño de Cristina, dejo esta banca diciendo un puñado de verdades, ésas que a Ustedes no les entran ni como supositorio por el culo. Me voy al Pueblo, de donde vengo, a seguir laburando, a seguir luchando, porque sigo creyendo que somos un gran país, con méritos suficientes para ser una Gran Nación.
Y Uds, señores, no son más que una casta insufrible que todavía se da tupé de legislar, los asuntos argentinos.
Muchas gracias, Dios se las de por el culo.

   Salí en sepulcral silencio, con algún farfullo de alguno que otro. Pino se reía, y me pegó un manotazo en la espalda, ‘Bien pibe, tenés que volver acá a pelear por eso que has expresado’. Y me fui, como quien no quiere la cosa, a la calle, donde ya no quedaban ni pañuelos de un color ni del otro, al frío, a la lluvia, y a seguir predicando el respeto por la decisión de la mujer, y que el Estado se deje de hacer el boludo de una puta vez por todas.

00293395321859969244.jpg

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: